Música

Sir Hope te transporta con Soltar para Amar

Por Romi Bonetto

Fotos por Guido Lois

Deja mi amor, no lo toques, quiero poder soltarme, ni lo pensés, ni lo busqués, ya no quiero ser parte. Todo lugar donde estás dejará de importarme, todo dolor se hará canción y así podré escucharte.” Reza Deja Soltarme, solo una de las canciones que no por nada calzan justo a Soltar para Amar, uno de los discos de Sir Hope.

La banda cordobesa está compuesta por Germán Reccitelli (voz y guitarra), Santiago Lanfri (guitarra), Alan Giralda (batería) y Rubén Mendiolaza (bajo) y con su música nos invitan a viajar por este nuevo camino que están emprendiendo. Conversamos con Ger, quién inició este proyecto de @SIR_HOPE.

¿Cómo surge Sir Hope?

Sir Hope se forma en La Colmena cuando estaba estudiando trompeta. A partir del segundo/tercer año (2007) empecé a componer canciones que tenían que ver entre sí. Ya no eran esas aisladas como las que componía en mi adolescencia. Empecé a tocar esas canciones con David, uno de mis mejores amigos y el primer bajista de Sir Hope. Así surgió la banda, no en formato de grupo, sino como un proyecto de canciones. En el 2008 ya armamos una banda porque teníamos unos 10 temas grabados y queríamos salir a tocar.

¿Cuándo te diste cuenta o sentiste que podías llegar a hacer de la música tu forma de vida?

Desde chico. Desde el momento en que empecé a hacer música, como a los 7 años, nunca barajé la posibilidad de hacer otra cosa. A los 19 me di cuenta que quería tocar la guitarra, componer, producir y tener una banda. Pero sí, nunca dudé de que me iba a dedicar a la música toda mi vida.

null

¿Qué es lo que más te gusta de ser músico?

Lo que más me gusta es que es un buen lugar donde uno puede ser auténtico, donde vos podés ser vos y va a ser bien recibido porque el arte es súper libre. En ese sentido creo que lo mejor de ser músico es que poder mostrarte de otra forma.

¿Consideras que, al ser compositor, escribir letras es una forma de comunicar?

Sí, totalmente. Hacer música también es una forma de comunicar, la música es un lenguaje. Si a través de las letras no estás comunicando algo, no estás transmitiendo un mensaje. Es una forma de comunicar sensaciones también, no solo un concepto.

Entre “Las Flores del Sol”, el primer disco de Sir Hope, y “Soltar para Amar”, hay un cambio notable de estilo. ¿Qué inspiró ir esta vez por ese otro camino? ¿Este cambio fue inspirado por algo/alguien? Y ¿a qué bandas o músicos acudís para inspirarte?

Para el disco nuevo nos inspiramos mucho en Tom Petty, Jeff Lynne, en “Fuerza Natural” y “Ahí Vamos” de Cerati, en The Perishers y en Estelares. Creo que lo que llevó al disco nuevo a tener este sonido diferente al del anterior fueron 2 cosas, una como consecuencia de la otra. Una es las cosas que vivimos, que nos pasan a los chicos de la banda y cómo nos estamos sintiendo. También creo que en estos años quisimos ser más simples. Y a raíz de que uno empieza a sentirse así más simple, querer ser más simple o buscar la simpleza, queríamos poder dar un mensaje claro y conciso con la música, y eso decanta en escuchar otra música.

¿Qué canción de Sir Hope es la que más te marcó y por qué?

Varias. Pero creo que hasta el momento la que más me marcó es Campos de Francia porque fue la canción que le puso la firma a un montón de cosas en las que yo venía creyendo. Fue como el “Che, te damos el OK” de la gente. Eso te da bocha de fuerza para decir: “Esta canción está resultando, bueno, entonces está bien lo que estamos haciendo.” Así como yo creo en la música, hay gente que puede creer en nuestra música. A veces pasa con un tema, a veces pasa con un montón. Una vez que la gente ya te conoce es mucho más fácil que crean en vos porque toman lo que vos decís de diferente manera. Pero cuando todavía nadie te conoce, un primer reconocimiento grande te carga de pilas.

¿Podrías decir que todas las letras surgieron por vivencia personales o también hay una faceta de creador de historias?

Generalmente son cosas que vivimos y estamos atravesando con los chicos, o bien son cosas que estamos pensando. Cosas que estamos resolviendo en nuestro interior que no necesariamente son situaciones que nos pasaron ¿no? Sino que tienen más que ver con una filosofía de cómo encaramos las cosas o cómo queremos encarar el futuro. Pero en ese acto por lo menos yo recurro un montón al hecho de contador de historias para que tenga un contexto. Está bueno también jugar con eso.

¿Cómo surge la idea de “Soltar para Amar”?

El título “Soltar para Amar” surgió un día X, así como se me ocurren frases o como la de la remera que uso en el laburo que dice: “Es el momento ideal para que suceda algo mejor” y ahora está en el disco. Son frases que de un momento a otro me aparecen en la cabeza. O sea, “Soltar para Amar” aparece como consecuencia de los temas que veníamos haciendo. Esa frase encerraba perfecto las canciones que estábamos haciendo y la idea de lo que queríamos transmitir con la banda.

Imagínense en movimiento sobre una ruta y lo único que los rodea es algún que otro paisaje campestre, «canciones for the road», como supe escuchar decir a Germán en una ocasión, es cómo describiría «Soltar Para Amar». Mucha guitarra acústica, siempre una favorita que se destaca en este tipo de género, considerémoslo como tal; letras que se quedan rondando por tu cabeza y que junto con las vocales te transmiten esa tranquilidad que muchos solemos disfrutar durante un viaje. «A la distancia», «Campos de Francia», «Ahora», «Dolores», «Deja Soltarme» y «Ahora», son sólo algunas de las canciones que resumen lo dicho anteriormente. Este disco nos invita a soltar, nos invita a amar.

La selección de los temas y cómo están ordenados en el disco ¿es por alguna razón en particular? ¿Por qué empezar con “Las partes de ti” y cerrar con “Viajar”?

Sí, siempre. En todos los discos el orden de los temas es fundamental. Como es fundamental en los shows también y se ordenan de forma diferente. Por ejemplo, el disco empieza con “Las partes de ti” y el show del jueves termina con “Las partes de ti”. Todos los temas tienen un por qué, lo podés trabajar de diferentes formas. Yo pienso mucho en los cursos de las canciones, en las velocidades, o sea, que no haya tres temas seguidos que tengan la misma velocidad. Después trato de que sea como un viaje, como una sensación. Le doy play al disco y pienso: “Cuál es la primera impresión que quiero causar?” “Quiero causar la impresión que te da “Las partes de ti”, que es…una patada” ¿entendés? Chabón…llegamos. Somos Sir Hope.

En el medio quería que hubiera muchos momentos para reflexionar, para estar tranquilo y digerir la poesía. El disco termina con “Viajar”, que está grabado de una forma más extraña para que tenga un sonido más raro, más hogareño. Queríamos causar la sensación de que había que estar en calma. “Ya está, todo lo que pudiste hacer en ese proceso, perfecto. Ahora sentate y relájate”.
Considero que las canciones despiertan un montón de preguntas y bueno, con “Viajar” olvidate de todo. La letra inclusive habla un poco de eso. Cuando dice: “¿Por qué elijo dejar todo flotando aquí si cada instante estarás más y más?”

¿Quiénes son las personas que más te acompañaron en este nuevo proyecto?

¡Son un montón! Javier Ricca, que fue el productor; Sofi Marioli que es nuestra manager; Ceci Salguero que nos asiste de producción; Hebe Sosa en prensa; los chicos ni hablar, Santi, Rubén y Alan, indiscutibles; mi familia que me banca a full y escucha mis locuras, Maru Aparicio acompañó mucho este proyecto; Guido Lois también, los equipos de cine Viento Sur, No hay Perro, Crixtal, que es Guido; gonza Batule, me acompañó un montón y me escucha todos los días. Mucha gente.

Y ya que hablamos de los chicos de la banda ¿Cómo se conocieron?

A Alan lo conocí antes de venirme a estudiar a Córdoba, en Río Cuarto, de donde es él, cuando coincidimos en unos shows. Yo soy de La Carlota. Nos hicimos súper amigos pero Alan no empezó a tocar con nosotros hasta 3 o 4 años después. A Rubén lo conozco de La Colmena y fue un recomendado por David cuándo él se fue a Buenos Aires. Y a Santi lo conozco porque soy amigo del tío, Marce. En un par de shows que yo toqué con Marce, coincidimos con Santi. Él tocaba ahí, lo escuché tocar y dije “Wow! Quiero que este chabón toque con nosotros.” Y bueno, pudo ser.

Además de tener tu propia banda, sabemos que venís desde hace rato tocando con otros músicos, como es el caso de Los Cocineros. ¿qué aprendiste en ese tiempo con ellos?

¡Un montonazo de cosas! Yo creo que para ser un artista hay que curtirse mucho, con una mirada humilde y con ganas de hacer cosas. Cuando digo curtirse es shows, shows, y shows, cargar los equipos, esperar horas para una prueba de sonido, tocar y que suene mal ¿entendés? Todas esas cosas hacen que vos cada vez sepas cómo hacerlas y la pases mejor. En todos los proyectos se aprenden muchas cosas porque todos los artistas son diferentes porque las personas son diferentes, diferentes egos y todos esperan diferentes cosas. En ese sentido, con cuantos más artistas te rodees, va a ser mejor, vas a aprender mucho más.

¿Cuáles son los planes de Sir Hope para el 2014? ¿Alguna posibilidad de gira para promocionar el disco nuevo?

Los planes para el año que viene son tocar en Buenos Aires y Córdoba. El tema de las giras me interesa hacerlo afuera, en México o acá en Argentina si se da una gira, ¡mortal! Pero bueno, por lo pronto me interesa explotar Buenos Aires y Córdoba.


Unos meses atrás, Sir Hope lanzó un proyecto por medio de IDEAME, para poder terminar de grabar Solta Para Amar. Fue todo un éxito.

«Estoy muy contento por haber terminado el disco que si no hubiese sido por esta recaudación Crowdfunding con IDEAME, sería un disco que hubiese llevado mucho más tiempo. Con IDEAME juntamos unos veintitrés mil pesos, un poco más de lo que necesitábamos. En ese sentido creo que con los chicos no caemos todavía. Estamos re contentos y agradecidos.»

Tu sueño de hacer música y que sea escuchada ya está cumplido, digamos. ¿tenés algún otro sueño que te gustaría cumplir?

Sí, ¡un millón! Y se me van acabando, entonces hago sueños nuevos. Quiero hacer discos de otra música. Gran parte de los sueños de mi vida tienen que ver con la banda. Llenar un Luna Park sería como un buen OK ¿no? Hacer giras internacionales también.

Y ¿con qué artista consagrado te gustaría compartir el escenario algún día?

Si te tengo que decir uno…Mmmmmm…

Los 3 primeros que se te ocurran

U2. Con los Rolling Stones me encantaría tocar, aunque no tengamos nada que ver ¡me encantaría! Y un argentino… me encantaría tocar con Fito Páez.

Este disco, como ya dijiste, fue realizado junto a un productor. ¿Por qué tomaron esta decisión?

En este disco sí o sí quería tener un productor, porque si bien con los chicos producimos todo, quería contar con la sabiduría de alguien que no tenga que ver con el proyecto y alguien en quien yo confíe. En ese sentido trabajar con Javier fue buenísimo porque te da la posibilidad de poder delegar muchas decisiones y abrir la cabeza para aprender cosas nuevas. A veces venís muy entusiasmado con lo que estás haciendo, querés meter un montón de cosas o te encaprichas con que querés que empezar el disco gritando, y después lo probás y te das cuenta que no. Entonces está bueno que un productor te diga: “No, no queda loco.” Javier tomó muchas decisiones muy importantes del disco de las cuales yo estoy re contento. Él nos hizo sonar de una forma que hasta ahora nadie nos hizo sonar. Es re importante tener un productor.

Para cerrar, ¿Cuál sería tu momento para componer?

En realidad el momento en mi caso no tiene un patrón estable a través del cual suceda o se refleje sino que cuando siento el momento y las ganas de componer, dejo lo que sea y me pongo a componer. Eso es muy loco. Siento que componer y producir es mi zona. Es el momento en que más contento estoy en mi vida.

Romi Bonetto

Soñadora, cool y espectadora sensorial ya sea de la música o el cine. Amante de NYC y de la fotografía, de los buenos recitales, las sagas y los viajes. Misteriosa, Romina te va a atrapar en la primera línea.