Música

Slim Dee y Jebus, identidad propia y duelo de estilos

Por Franca Garat

Dentro del lo que es el rap, es posible encontrar distintos estilos o perfiles. Existen los comerciales, los protestantes, los biográficos, y los que prefieren hacer la suya. Slim Dee y Jebus son dos raperos cordobeses, cada uno con su propio proyecto musical, que deciden ir por caminos propios pero haciendo pie tanto en Brasil como en Estados Unidos. “Yo no hago rap a los raperos, hago rap a quienes tienen ganas de escuchar algo nuevo, simplemente eso” dice Slim. En cambio Jebus siente ser el “bicho raro” de acá.

Slim comenzó con a relacionarse con el rap a los 16 años, aquella etapa donde comienza la búsqueda de una identidad propia. Este género musical vino a él mediante sus amigos que andaban en skate y al ver los videos que le mostraban, la música que sonaba de fondo le llamo la atención. Era rap, eran Cypress Hill, Public Enemy, entre otros. A partir de ahí logró enamorarse y no cambio de estilo.

Este rapero ya cuenta con tres mixtapes, siendo el primero One Soul, seguido por Rap&Blunts y Chocolate. Con este último, al escucharlo se explora una fusión entre el rap y el funk, jugando con distintos idiomas y la rima. Samples de canciones en portugués, de salsa o de nuestro género local, el cuarteto, hacen que sus canciones tengan otro sabor, otro flow que se distingue entre el montón.

Este cordobés cuenta que al momento de hablar de sus influencias, el Sindicato Argentino del Hip Hop ocupa un lugar muy especial. “Escuche un disco de ellos que se llamaba Un Paso a La Eternidad y no podía creer que había gente en Argentina que rapeara. Escuchaba muchas bandas de afuera, de Estados Unidos, de México, de Chile, pero de Argentina no había escuchado nada”. También destaca al dúo de Illya Kuryaki que no era difícil de encontrar, era muy accesible. El hecho de que pudo darse cuenta que él escuchaba y podía hacer rap acá, permitió que pudiera animarse y comenzar su propio camino, su propio proyecto. Además destaca su pasión por la música brasilera, destacando al rapero Filipe Ret como un maestro del 2013. “Los locos están muy avanzados en el rap, escucho mucho rap carioca.” cuenta.

Tu mixtape anterior Rap&Blunts fue producido por Gas Pérez Rivera, ¿cómo fue trabajar con él?

Yo a Gas lo conozco de hará unos 5 años. El es de Villa María y le gustaba la música negra como el funk y el rap. Entramos en contacto, conectamos muy buena onda y de hecho empezamos a grabar un disco que se iba a llamar Toucher (tocado en francés), grabamos un par de temas pero quedaron para nosotros, están muy buenos. Yo siempre los quiero sacar pero él se niega. Al momento de grabar este segundo mixtape, él se propuso que me lo podía grabar con sus cosas, su micrófono, su placa en un estudio, así que accedí. Nos juntamos una tarde y lo grabamos. Gastón es una persona muy buena onda, responsable y profesional.

¿Cómo es tu relación con Río de Janeiro – Brasil?

Hace tres años vivo allá, en el verano vivo en Rio de Janeiro y en el invierno en Córdoba. Cuando estoy allá escribo y cuando vuelvo a la Argentina, grabo. Por eso hay muchos temas que hablo de las palmeras, la arena y cosas así porque es lo que estoy viendo cuando estoy ahí. En este último disco, Chocolate, hay una producción de un gallego que conocí en Río de Janeiro, se llama Angel Lamas. Él es productor de SFDK, produjo dos clásicos: Fumar Cagando y El Liricista en el Tejado. Para mí esos son los dos mejores temas de SFDK. El loco flashio conmigo, me paso un set de bases de las cuales use dos para este disco en las canciones Na de Na y Muchacho de Barrio que es una versión de la Mona Jiménez que la hago con Cehache Respira. Esos dos temas los produjo él. También a veces rapeo en portugués como lo es en la última producción de Jay P.

Con respecto a Jebus, él comenzó a escuchar rap cuando iba a cuarto/quinto grado del colegio primario. En aquel momento, el hermano de uno de sus amigos comenzaba a tener una radio donde pasaban rap, Radio La Crema. Gracias a él escuchaban rap, les pasaba información y los culturizaba en el género. El beatbox fue lo primero que le llamo la atención, de esa forma le comenzó a surgir la curiosidad por lo que era rapear. Lo que recuerda haber escuchado por primera vez fue Limp Bizkit, y quedó encantado con el rap. Entre risas, recuerda: “en esa época era re chico y estaba 50 Cent al palo, me sentía el más gangster del barrio.”

A Jebus lo que más le llamó atención, eran aquellos raperos a quienes no les importaba lo que era el rap en general sino aquellos que optaban por ser originales y “hacer la suya”. Proclamándose como fan de Wiz Khalifa por usar su remera y coleccionar sus albums, lo que él advierte es que Wiz supo crear su propio estilo musical y estético sin importarle la opinión de los demás al ser categorizado como hacer rap comercial. Tupac también es otro que lo marcó del old school seguido por Eminem. “Me gusta lo propio. No es solo hacer rap, es crear lo propio.”

Vos tenes una conexión fuerte con Estados Unidos, ¿a qué se debe?

En realidad también esta esa conexión con España. Al principio, cuando me decidí por sacar material propio en Córdoba justo se dio que me iba a España a trabajar y me pareció que estaría bueno tener algún tipo de material para llevarlo ya que hay una movida muy importante y grande del rap. Tuve una semana para armar un mixtape con todas las letras, todas las bases y grabarlo. Se llamo Variaciones en el Cielo, ahora lo escucho y digo WTF pero bueno, en vivo suena mortal. Lo repartí por muchos lugares y tuve la suerte de grabar un tema en el Lebuque Studio, lugar donde graba Nach, Porta, entre otros exponentes españoles. Zpu y Soma fueron mis productores para la canción Sueños.

Con respecto a Estados Unidos, tuve varios viajes y creo que hay bastante conexión porque siento que les re gusta la onda de acá al ser algo nuevo, algo que sale de lo habitual de ellos y más lo que hacemos con Slim, que es meter tus propias letras, mezcladas con lo que es el estilo del hip hop americano o con cosas del funk. Les causa curiosidad, y pasa a hacer un rap alternativo. Está bueno tratar de hacer otra cosa que es fuera de lo habitual.

¿Cómo fue el proceso de elaboración de tu álbum Good Life?

Después de haber grabado en España, tenía ganas de que las cosas sonaran bien. Asique cuando llegue, me contacte con Jay P. Entre en contacto con la discográfica de rap CBArte de Biblio Nahual, que pasa a ser mi productor y le comenté que mi onda que era más Young, Wild and Free. No quería hablar de política ni de problemas, sino de pasarla bien y hacer la tuya. Grabamos un tema, Bien Fresh. Pegamos muy buena onda asique grabamos tres temas más y salió el álbum Good Life. Lo llame así porque quiero decir que el rap no es solo protesta, sino que la podes pasar mortal de muchas formas.

Good Life cuenta con 10 canciones y distintas colaboraciones. Al darle play uno puede ir viendo los distintos perfiles que Jebus proyecta simpre con su buena energía. Va desde los más alegres con Bien Fresh a otros temas más reflexivos como Navegando, donde colabora Kili o Fuera de Foco junto a Biblio Nahual y Sez One, hasta recordando el amor en Con Vos.

Jay Carreras a.k.a Jay P, trabajo con ambos raperos y destaca que “trabajar con dos personas tan nuevas y frescas como Jebus y Slim Dee en su parte musical me alimentó y me ayuda a mantenerme bien, con lo nuevo y haciéndolo con buena calidad”. Su última producción se titula Showtime donde se escucha una base increíble mezclada con distintos idiomas por parte de Slim Dee, Shakespare y Starboy. Pronto va a estar sacando un nuevo EP que cuenta con 7 bases producidas por él.

Para el futuro, Slim Dee quiere seguir grabando música, seguir rapeando hasta el último día y viajar mucho. Por otro lado, Jebus ya está grabando un nuevo álbum y planea pasarla bien y tener muchos shows en vivo. Ambos, ambiciosos en el rap, jóvenes y con ganas de seguir creciendo comienzan a dar ganas de seguirlos escuchando. De seguro, habrá más rap por sus partes.

[soundcloud url=”https://api.soundcloud.com/playlists/9684073″ params=”color=ff6600&auto_play=false&show_artwork=true” width=”100%” height=”450″ iframe=”true” /]

Franca Garat

Es curiosa por la música, divertida y se deja llevar por lo que le gusta para escribir. Estudia periodismo y tiene un amor platónico con varios raperos.