Música

Somos Revolution Radio

Por Mauri Llaver

Green Day está best price microsoft office excel 2010 más vigente que nunca.

Cuatro años tuvieron que pasar desde la triple aventura de Uno! Dos! Y Tré! hasta Revolution Radio. Cuatro años agitados para buy dianabol with debit card Green Day: desintoxicación, cánceres, casamientos, hall de la fama, películas e incertidumbre. Cuatro años que terminaron el anavar for women for weight loss 7 de octubre pasado.

Aparentemente la búsqueda del concepto y de la exacerbación musical ha dejado de ser, al menos temporalmente, el objetivo de la banda. Ya en la –flagrantemente subestimada– trilogía, la idea era otra: el intento de volver parcialmente a las download Autodesk Autocad Raster Design 2015 raíces y despojar la música de los elementos de grandeur que caracterizaron a http://www.nursesnow.com.au/oem/buy-macpaw-cleanmymac-3.html buy Macpaw Cleanmymac 3 American Idiot y a synthol injections 21st Century Breakdown. Aunque el foco se perdió un poco entre tantas canciones, la semilla quedó sembrada.

 

 

buy dianabol using credit card Revolution Radio se levanta desde lo que dejó la trilogía pero le agrega un sentido y dirección claros. Todo lo que se comentó en la previa sobre un disco que refleja el estado actual del mundo –un mundo centrado en los Estados Unidos, claro, hacía pensar en “otro American Idiot” (notar las comillas), y en la para nada despreciable posibilidad de fallar horriblemente. Pero no, Green Day no intentó hacer su segundo American Idiot, aunque sí se volvió a encontrar con esa http://narissadoumani.com/oem/buy-online-luxion-keyshot-6.html buy online luxion keyshot 6 fuerza y purchase Vmware Fusion 3 energía tan característica.

 

Bang Bang, Revolution Radio y Still Breathing precedieron al disco bajo el nuevo formato de single desnudo, sin edición física ni video (Bang Bang lo tuvo luego), únicamente con sus lyric videos y la bandera verde para empezar a sumar minutos de aire radial. Las primeras dos son, sin lugar a dudas, las canciones http://www.flexmail.eu/steroid/2/methandienone-bestellen.html methandienone bestellen más explosivas del disco. Ambos bombardeos de power chords resumen en sus letras las ideas que predominan en el álbum. La primera, escrita desde la perspectiva de un mass shooter (por suerte no tenemos necesidad de una traducción directa todavía) y la segunda el arquetipo de una canción de protesta. cheap abbyy finereader 10 professional edition Still Breathing baja un par de cambios y sabe un poco más a gancho comercial.

revolutionradio

deca durabolin price Billie Joe se despacha con algunas de las mejores letras desde American Idiot en RevRad. Somewhere Now y Forever Now (hola, The Who) son pruebas de esto y de que a la banda no le incomoda para nada incursionar en estructuras musicales más complejas en relación con el Green Day “típico”. Si bien de vez en cuando aparecen líneas algo… cuestionables, que parecen estar ahí únicamente para cumplir con el patrón rítmico (looking for a cause, all I got was Santa Claus?), en general la birome de Billie Joe está sólida y filosa.

 

 

A esta altura Green Day ya no tiene miedo a transitar tramos en marchas bajas. A ninguno se le mueve un (espectacular) pelo si hay que ponerse pacífico y hasta meloso, como en Outlaws. Obviamente tampoco tienen drama con saltar sobre el tren del agite y salir con un tema como Bouncing off the wall o Youngblood, con los que cuesta acordarse de que Billie Joe tiene 44 años. Creo que merece una mención especial la guitarra rítmica y los delicados arreglos que plagan el disco. Vale la pena escucharlo buscando el tesoro por debajo de la guitarra principal, que encierra un paso más en la evolución del líder como guitarrista. La solidez del álbum no hace más que remarcar el hecho de que la sinergia musical de la banda está lejos de agotarse. Mike Dirnt y Tré Cool siguen siendo uno de los dúos rítmicos más sólidos del rock contemporáneo y pavimentan el camino que Billie Joe navega de la mano de esa distorsión mediana que es ya prácticamente una marca registrada.

Una recomendación personal: escuchar, disfrutar, repetir. El disco crece mucho con el rodaje, no se queden con la primera impresión porque hay muchísimo más por debajo. #GreeDayIsBack, amigos y en forma óptima; no se lo pierdan.

I’m running late to somewhere now, that I don’t want to be.

 

 

 

Mauri Llaver

Estudiante de Doctorado en Química pero amante de la escritura. Lleva el periodismo en la sangre y los pelos al ritmo de su playlist rockero.