Sports

Tecnologías en el fútbol: ¿Complemento o enfrentamiento?

Por Fabricio Cimatoribus

¿Qué tiene de especial el fútbol para evitar la tecnología? Para comprender mejor esto, es factible entender ambas visiones.

Desde 2009 en las copas europeas (Champion League y Europa League) se utiliza un 5to árbitro a raíz de varios partidos que se definieron con fallos erróneos por parte de los “colegiados”, incluso instancias de semifinales o finales. La FIFA (Federación Internacional de Futbol Asociado) a través de la subcomisión técnica de junta internacional la inclusión de 5 árbitros para un partido reglamentario a fin de proveer una “alternativa humana” en vez del apoyo tecnológico, argumentó Michel Platini (Presidente de la UEFA), básicamente consta de la terna arbitral clásica sumando 2 réferis a cada extremo de la cancha, detrás de los arcos.

A raíz de esta decisión, más la aceptación de la FIFA, se archivó el proyecto de tecnologización del fútbol, durante el periodo 2009-2010 fue relativamente exitoso, reduciendo los fallos arbitrales en un 5% (según informaron la FIFA y la UEFA). La problemática surgió a partir del mundial 2010, donde tras 2 fallos groseros en el partido de Inglaterra vs Alemania y en de Argentina vs México por 8vos de final.

A partir de ello el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, manifestó la reapertura del tema tecnología. A finales de 2010 se pudo reunir el comité de la FIFA decidiendo evitar la utilización de la tecnología en el futbol, argumentando que la esencia del deporte se basa en el error humano, eso diferencia al fútbol de otros deportes, si se incluye la tecnología desaparecerá la raíz del mismo. Destaquemos que según BlatterEl único principio sobre el que vamos a reabrir las discusiones es el de la tecnología sobre la línea de gol”.

Por otra parte en otros deportes como el fútbol americano, el rugby, el tenis, el basquetbol, solo por citar algunos la inclusión del “video ref” ha sido una bendición, volviendo casi nulos los fallos erróneos, constantemente los árbitros recurren a la gran pantalla del estadio o al pequeño monitor de la mesa de control a fin de sacarse la duda con respecto a una jugada o la alternativa como en el tenis donde “el ojo de águila” se puede usar un número limitado de veces en un partido.

Mas allá de la utilización que se le dé a este sistema es innegable que funciona de forma correcta eliminando prácticamente todos los fallos polémicos. La desventaja está en que ralentiza el juego, si bien salvo el tenis y rugby en los demás deportes previamente mencionados existe la posibilidad de pedir un “tiempo fuera” con lo cual, más allá del arbitraje, el juego puede considerarse lento por las constantes detenciones del mismo, aquí radica el problema del fútbol: la continuidad.

Una salvedad, la tecnología y el deporte hace años que se han complementado desde los entrenamientos hasta los intercomunicadores del “referato” siempre ha funcionado en beneficio del deporte, mejorando el rendimiento de los jugadores y minimizando los errores arbitrales además de acelerar el tiempo de cobrado.

Ahora bien es cierto que el fútbol posee una mística que lo diferencia del resto de los deportes, este contempla el “error humano” volviendo el juego un espectáculo extremadamente sanguíneo, donde la pasión por un cobro errado hace explotar la rabia de la tribuna o un penal no sancionado lograr hervir la sangre de los jugadores en cancha, así indefectiblemente para la televisación del fútbol el error humano es fundamental porque provoca una espectacularidad deportiva descomunal volviendo a este deporte más atractivo.

Cierto es que sin la tecnología el juego se muestra más terrenal y humano evitando la “robotización” del deporte en sí, o al menos la “deshumanización” del mismo, siendo así un deporte más cercano a la visión popular, rompiendo barreras sociales, temáticas y demás.

Por otro lado y recurriendo estrictamente al deporte en sí, la tecnología sería fundamental para cumplir el reglamento y volver el fútbol un deporte más justo ¿en qué sentido? Simplemente en el cumplimiento del reglamento, con la asistencia de la tecnología podrían desaparecer desde los goles mal cobrados hasta los penales o faltas simuladas y se podría medir con mayor facilidad la intencionalidad de una falta, la rudeza o violencia de la misma. Los “fallos polémicos desaparecerían”, una cualidad interesante fue la implementación del aerosol para marcar correctamente la distancia de la barrera en un tiro libre además de señalar con precisión el lugar de ejecución de la falta, la contra, a pesar de tener una herramienta que permite minimizar los errores de distancia, los árbitros a veces fallan en marcar la distancia correcta así el “error humano” vuelve a ser recurrente.

Entonces ¿Cómo solucionamos esta eterna discusión? La inclusión de la tecnología en el fútbol significaría que esta no desaparezca jamás del deporte porque le pese a quien le pese seria redituable y “eliminaría” los errores arbitrales, con ello disminuirían las expulsión por reacciones violentas de los jugadores, las agresiones a los árbitros e incluso las quejas con los mismos así como las constantes críticas al colegio de árbitros respecto a la preparación de los mismos.

Ahora me pregunto ¿se puede juzgar a través de una maquina la intención de un jugador? Recordemos que en esencia el arbitraje en el futbol se centra en medir la intencionalidad de la jugada, a través de una pantalla ¿se puede ver la intención de jugador? ¿Hasta qué punto se puede minimizar los errores?

Con la tecnología no se puede ver si el jugador quiso o no tocar la pelota con la mano, no se alcanza a medir la nitidez del balón, es decir, si este entró en su totalidad al arco. Si puede mostrar una falta pero modifica en algo la intención del jugador, este mismo fue a buscar ¿la pelota o el hombre? Cambia en algo ver la falta clara si no puedo determinar con claridad si es expulsión o amonestación, un off-side se puede marcar perfectamente pero se puede ver claramente si el jugador ¿quiere participar de la jugada?, el video reef puede marcar una falta seguro adentro del área pero ¿se puede diferencia un choque en la misma o un contacto forzado?

Como todo el uso de la tecnología ayuda pero no es determinante al momento de juzgar algunos cobros porque a diferencia de otros deportes una pieza clave del fútbol es la intencionalidad de la jugada. A mi humilde entender el futbol no está preparado para la tecnología y el video ref, si se puede exigir más a los colegios de árbitros en la preparación de los mismos o buscar complementos como el aerosol que facilite la labor arbitral minimizando así el “bendito error humano”. Además para un amante de este deporte como es mi caso y seguro el de muchos, el fútbol es espectacularida imprevista y en cierto punto si se pierde esto, ¿que nos queda? Un partido picado a raíz de un penal mal cobrado, un cruce fuerte por el balón, sería loco pensar que quizás ¿se perdería la pasión por la pelota?

El fútbol se volvería monótono, sin contar la lentitud del mismo, ya que no se puede recurrir constantemente al video-reef en cada falta dudosa, ya que en el fútbol se dan 10 o 15 jugadas así desde un gol que no se sabe si entra o no hasta una mano en el área, entonces si me preguntan a mí, el fútbol no está listo para la tecnología principalmente porque la esencia y la humanización del mismo desaparecerían, la verdad prefiero odiar a un árbitro que a una pantalla, ojala el “error humano” nunca desaparezca porque ese día parte del futbol morirá con él.

Fabricio Cimatoribus

Un cazador de párrafos que sabe guardar silencio agazapado para lograr la maniobra sorpresiva. De prosa limpia y valores sólidos. Transparente amante de todos los matices del deporte.

links: Canada Goose pas cher,canada goose doudoune,Doudoune Canada Goose,Canada Goose Doudoune,doudoune Canada Goose,canada goose pas cher,Canada Goose pas cher,Canada goose pas cher,Canada Goose Femme,Uggs outlet,Canada Goose pas cher,Canada goose Femme,doudoune canada goose,