Tecnología

Steve Jobs aún no descansa: Ya está en la calle su iPhone 4S

Por Esteban Schiavi

|Por Esteban Schiavi @estebanschiavi

Uno de sus hijos, el iPhone, tuvo su nuevo capítulo de gloria el pasado martes 4 de octubre, en el Auditorio de Cupertino, CA. Vaya a saber desde donde, Steve Jobs habrá estado mirando como la obra que concibió, a la que le dio forma, experimentaba un nuevo suceso. Una nueva transformación. Experto en la mirada del mundo, el propio Steve fue el centro de ellas, cuando al otro día, moría en algún lugar de San Francisco, rodeado de su familia y después de haber luchado contra el cáncer desde 2004. El planeta, volvió a ser suyo. Una rara sensación. Te contamos de que se trataron esos nuevos anuncios, en la voz de Tim Cook, el nuevo CEO de Apple. (Al momento de escribir esta nota, no se sabía del fallecimiento de Jobs)

Apple realizó el evento “Let’s talk iPhone” en el que muchos presumían tanto el anuncio del archi rumoreado iPhone 5 como que el propio Steve Jobs en persona se presentraría en el escenario. Pues bien, ninguna de las dos cosas ocurrió en el evento que tuvo a Tim Cook (nuevo CEO de Apple) como principal disertante, lo cual decepcionó a algunos de los entusiastas fanáticos de la compañía de la manzanita que esperaban la aparición del referente “Rock Star” de Apple y, por si eso fuera poco, el rimbombante anuncio de un renovadísimo iPhone 5.

No obstante la decepción de mucha gente, hubo anuncios que merecen ser destacados, como el
lanzamiento de la versión 5 del sistema operativo iOS utilizado por los más relevantes equipos móviles de la firma como lo son el iPod, el iPhone y la iPad. Esta nueva versión, además de incluir una serie de atractivas características y aplicaciones inéditas en otras versiones anteriores, dispone de mejoras nada despreciables en cuanto a rendimiento y seguridad.

También se anunció el re-lanzamiento completo de toda la línea de equipos iPod para reproducción de multimedia (decir “de mp3” francamente es simplificar demasiado) algunos de los cuales dispondrán de pantalla táctil “multi-touch” y hasta wifi como es el caso de los “iPod Touch” (el modelo de más alta gama).

Finalmente, el plato fuerte del evento llegó cuando se hizo público que el sucesor del “iPhone 4” será el “iPhone 4S” (ergo, no habrá un iPhone 5 por el momento), lo que hizo suponer que se trataría de una simple mejora al mismo equipo que actualmente comercializa Apple. Sin embargo, se trató de mucho más que una mejora ya que el nuevo equipo dispondrá de un procesador A5 de doble núcleo (el anterior era el A4 de un solo núcleo), un sistema de doble antena que mejorará radicalmente la velocidad de transferencia de datos y un chip de gráficos mucho más poderoso que el de su antecesor.

También la cámara del iPhone 4S representará algo más que una simple mejora, dado que será de 8 mega pixeles y permitirá realizar filmaciones en full HD (1080p). No podemos dejar de mencionar a “Siri” que será un software que hará las veces de asistente personal respondiendo a prácticamente todo lo que se le pida (consultará en Internet si no cuenta con la información localmente) y que, inclusive, leerá los mensajes de texto que se le soliciten.

Más allá de la ansiedad del público por encontrarse con productos 100% renovados, el lector deberá comprender que, aún tratándose de un pobre salto a nivel estético, los nuevos productos que Apple ha lanzado representan un salto cualitativo a nivel de funcionamiento y de nuevas características.

Si bien lo estético cuenta (y mucho) a la hora de vender un producto, es sabido que el aspecto de los productos de Apple ya existentes en el mercado es de lo más atractivo… razón más que suficiente para centrarse en renovar su interior.

Esteban Schiavi

Licenciado en Sistemas del información, Se declara amante de la tecnología y la ciencia ficción, aunque el fútbol lo moviliza. Sus análisis en Negro&White son imperdibles.