Moda

Su majestad, Queen B

Por Maria Florencia Ferrero

Un traje de Givenchy con destellos en líneas y un sombrero amplio como los de las películas de Audrey Hepburn, conformaron el outfit. Su adorable hija y marido (presente a pesar de los rumores que los distanciaban) combinados entre sí , acompañaron un discurso que resaltó la importancia del trabajo duro, el amor familiar como sostén principal y la fuerza que le dieron aquellos que le dijeron que “NO” en algún momento, para continuar con énfasis hacia el logro de sus sueños. Si, así, como la escena final de una película en donde triunfa la heroína que sorteó obstáculos como el racismo y el prejuicio con los cuerpos curvilíneos, fue la ceremonia de los CFDA (Council of Fashion Designers of America) en donde Beyonce recibió el premio a “Icono Fashion” del año.

El honorable premio fue dado por Diane von Furstenberg que elogió a la ganadora diciendo que su imagen era lo que toda mujer debería aspirar a ser. ¡Que honor!

De plebeya ignorada a reina aclamada

Beyonce tiene un reciente premio a icono fashion, una marca deportiva Ivy Park en alza, un nuevo álbum en marcha y está rodando una película documental sobre el poder de las mujeres en condiciones no favorables que a pesar de todo siguen adelante. Pero no fue tarea fácil gozar del presente que hoy tiene. Como en los cuentos, la cantante tuvo que recorrer caminos arduos antes de ser llamada Queen B. Ella misma admitió en la ceremonia : “Cuando empezamos en las Destiny’s Child, las grandes firmas no querían vestir a cuatro chicas negras y curvilíneas.” Y seguramente los representantes de esas firmas se deben haber atragantado con un sorbo de champagne.

Sin embargo, los cuentos también tienen hadas madrinas y magos,- tal como la cantante llamó a los diseñadores cuando tienen que confeccionar una prenda- y en su vida, esos personajes bondadosos que incentivan a los sueños de una chica con talento fueron su madre, su tío y sus abuelos. Es que la autora de éxitos como Crazy In love o Halo abrió su corazón ante el público y contó un poco de su historia de vida, además de homenajear a su madre, que la observaba desde abajo del escenario. “Mi madre y mi tío Johnny, que Dios le bendiga, elaboraron nuestros primeros trajes poniendo toda su pasión y amor en cada detalle.. Era como tener un traje extra de armadura. Algo mucho más profundo que llevar cualquier firma reconocida, y mi madre –que es absolutamente fabulosa- mi abuela y mi tío siempre iban conmigo, por lo que era imposible fallar. Gracias por mostrarme que tener una presencia es algo mucho más poderoso que el físico. Gracias por enseñarme a no aceptar un no por respuesta. Gracias por inculcarme que debo arriesgar, trabajar duro y vivir siempre según mis principios”, declaró la cantante.

Lejos quedaron esos días en que algunas marcas rechazaban sus curvas, y actualmente, los diseñadores son los que la llaman para que luzca sus vestidos. Autocoronandose, una vez más, con sus palabras, Queen B, como la llaman, dio un fuerte mensaje a la comunidad de la moda: “Les animo a que no olviden su poder o que lo tomen a la ligera. Tenemos la oportunidad de construir una sociedad en la que cualquier chica pueda mirar una portada y verse reflejada a sí misma. El alma no tiene color ni forma. Tienen la posibilidad de cambiar la percepción, para inspirar y potenciar que la gente abrace sus defectos. La verdadera belleza y fuerza está dentro de todos nosotros.” Nadie se atrevió a no aplaudir en el salón y más de uno sacó pañuelitos para secarse las lágrimas.

¿Por qué Icono Fashion, por qué Reina Beyonce?

Sus looks son tan exuberantes como sus sexies curvas que no teme lucir en cada presentación en público. Brillos, accesorios notorios, transparencias y prendas ajustadas entran dentro del catálogo de detalles que hacen que la presencia de Beyonce no pase desapercibida bajo ningún punto de vista. Veamos un repaso de sus últimos outfits que la llevaron a ganar el premio del año en el mundo fashionita de EEUU. Este año, su marca preferencial, parece ser Givenchy.

Super Bowl!

Como si la combinación  Coldplay-Beyonce-Bruno Mars no hubiera sido suficiente para el evento deportivo más convocante de Estados Unidos, la cantante dejó boquiabierto a hombres y mujeres con una chaqueta de cuero negro con bandoleras cruzadas frente al pecho, short y medias de red, haciendo alusión a una militante de una organización armada.

Gala del MET

La ceremonia del prestigioso museo de Nueva York, el cual tiene como presidenta de comisión de evento a nada mas ni nada menos que Anna Wintour, no fue la mejor noche para la cantante. Asistió sola y esto despertó rumores de distanciamiento con su marido Jay Z. La consigna de vestuario era el uso de la tecnología y Beyonce la adaptó con un vestido rosa de latex , también de la firma Givenchy.

 

Maria Florencia Ferrero

Periodista en proceso. Curiosa de nacimiento. Fiel admiradora del equilibrio de los colores en el arte y la moda. Sueña con recorrer el mundo y conocer cada expresión artística de él.