#TEDx Sociedad

TEDx Córdoba: una experiencia 360º

Por Luciano Zahradnicek

“El vuelo de las ideas es lo que nos impulsa”

Así coronaba el video institucional con el que se le dio comienzo al evento. Trece oradores, un equipo de voluntarios formado por más de cincuenta personas y mil quinientos curiosos dispuestos a transitar una jornada para ser testigos de la construcción de ideas que transforman, le dieron vida a la edición 2017 de TEDxCórdoba en el Pabellón Argentina de la Ciudad Universitaria.  

Desde temprano se podía apreciar una gran concentración de energía cinética producida por el vertiginoso movimiento de la máquina que se había puesto en marcha.

El hall de entrada ya daba cuenta de que la séptima edición de las famosas conferencias era una experiencia 360º que no dejaba nada librado al azar. Cinco stands de auspiciantes ofrecían una experiencia particular, una pantalla gigante para seguir la transmisión fuera de la Sala de las América, un set televisivo instalado para el streaming y un sistema de acreditación que respondía a las exigencias del mundo digital, conformaban la antesala de un evento de calidad y criterio profesional.

A las 9:30 de la mañana, las puertas de la sala se abrieron y dejaron ver mil quinientas butacas esperando para ser ocupadas y un escenario estética y técnicamente dispuesto para ser el terreno propicio que albergaría a trece oradores con ideas que hacen pensar y te transforman.

Juan Manuel Lucero y Agustina Vivanco coparon la escena: “Bienvenidos a TEDxCórdoba”. El show estaba por comenzar.

IMG_5022 (1)

Cuatro bloques fragmentaron la jornada en la que los oradores aparecieron para compartir sus ideas que generaron movimientos emocionales entre los presentes. La que rompió el hielo fue la doctora en bioquímica Liliana Cancela quien habló de lo explosivo que puede ser el cóctel de drogas y estrés en un mundo en el que la vorágine de la diaria obliga a buscar motivadores artificiales para complacer nuestro sistema de recompensas. “Las drogas se comportan como hackers del sistema de recompensas cerebrales”, explicaba la especialista.

En concordancia con la temática de las adicciones, llegó el turno del sacerdote Mariano Oberlin, un activista social que ayuda a jóvenes y adolescentes a salir de las drogas. Su ponencia se basó fundamentalmente en la solidaridad como vehículo para generar cambios de vida: “La soledad mata, pero la solidaridad resucita muertos”.

El primer bloque, terminó con la ponencia de la reconocida psicopedagoga Liliana González, quien resaltó la importancia que tiene el hecho de volver a mirarnos, focalizar la mirada con el “otro”. “No es lo mismo ver que mirar”, reflexionaba

IMG_5048 (1)

Después de un break de media hora, llegó el turno de la exposición de Liliana Hendel, la periodista que se especializa en violencia de género. En su discurso, Hendel fue muy crítica del aparato judicial al tildarlo de “machista” y facilitador de los crímenes a mujeres. Poniendo nombre y voz a diferentes afectadas por los femicidios, la periodista señaló: “El crimen es perfecto si tiene una ley que avale la crueldad”.

Luego, el bioquímico y doctor en química Carlos Vullo, expuso sus investigaciones genéticas para devolverle la identidad a desaparecidos a través de estudios con muestras de ADN en restos óseos. “¿Cómo llamaríamos a alguien que perdió su identidad?”.

El economista Alejandro Sewrjugin disertó sobre la economía de propósitos de la blockchain, en el nuevo escenario económico y empresarial, donde los empleos conocidos actualmente irán desapareciendo por la tecnología. “La causa de la pobreza y la desigualdad es la emisión monetaria sin sentido”, decía el profesional.

El final del bloque estuvo coronado por la historia de Allex Apella, la escritora estadounidense radicada en San Antonio de Arredondo. Con su proyecto de la biblioteca ambulante, Apella pone a girar por destinos desconocidos, el libro que ella misma escribió para honrar la historia de su familia que escapó del holocausto. Y recalcó que aún hoy en día, la discriminación es un problema de la humanidad: “Seguimos lastimando como individuos y como humanos”.

IMG_5055 (1)

Hacia la segunda mitad de la jornada, comenzó el tercer bloque de ponencias. La primera ovación de todo el evento se la llevó el Coro Gospel Kumbaya. Con mucha interacción del público, fueron tres las canciones que abarcaron los doce minutos estipulados. Pero la cuarta llegó acapella a pedido del público.

Después, Ezequiel Rivero, un joven de 17 años que está a punto de terminar sus estudios secundarios en el Instituto Salesiano Villada, hizo su ponencia sobre el éxito como premio de la felicidad de hacer lo que a uno le gusta y no como la meta de obtener poder.

Aden Díaz Nocera, creador de la bioimpresión 3D puso foco en el desarrollo tecnológico en Argentina. “Consolidemos la confianza en los desarrollos argentinos”, aconsejaba.

Sin embargo, la Sala de las Américas se puso de pie para aplaudir la ponencia de la escritora cordobesa Cristina Loza quien disertó sobre el abrigo de las palabras. Una experiencia de vida difícil, atravesada por una crisis existencial, despertó la curiosidad de la escritura como terapia de la expresión y se convirtió en la profesión que la llevaría a ser un referente cultural. “Un lápiz y un papel pueden salvarte la vida”.

IMG_5068 (1)

El último bloque abrió con la experiencia de vida del cantautor Jairo y su interrogante “¿Si te dieran la posibilidad de volver a vivir, que cambiarías?”. Y como no podría ser de otro modo, su relato estuvo acompañado por su música.  

Luego, Silvina Brussino profundizó en cómo la política atraviesa la vida de una sociedad. “No podemos vivir al margen de la política”.

Quién cerró fue la licenciada en publicidad Fabiana Renault, cuya ponencia se focalizó en el valor que tienen las ideas originales en la época de cambio que transitamos. “¿Se imaginan un mundo en el que las ideas garpen más que la plata?”.

IMG_5072 (1)

Desde el comienzo hasta el final, la experiencia TEDx te transforma, te emociona, te hace reír y llorar a la vez. Te sacude y te pone en movimiento. Quienes exponen son los protagonistas, pero los que escuchan son los privilegiados que se nutren con cada una de las historias. Las ideas que vuelan son recogidas por cada uno de los presentes como un regalo para el archivo emocional. Aquellos que se movieron, compartieron su movimiento en un espacio propicio para motivar a que cada vez sean más los valientes que se animen a moverse.

Luciano Zahradnicek

Curioso, inquieto y filosófico. Admirador del arte la música y el teatro. Me defino como un compulsivo lector. Periodista profesional.