Система микрокредитования физических лиц сформировалась и получила широкое распространение всего каких-то 5-6 лет назад. Что это дало обывателю? Например, на данный момент вы легко можете получить займ на карту мгновенно круглосуточно без отказа 50000, а это, согласитесь, является очень серьёзным показателем успешности работы системы микрозаймов. Никогда раньше деньги в долг нельзя было получить настолько просто.
Sports

The Dream Team, el documental sobre el mejor equipo de la historia

Por Matias Calderon Bourband

Si uno busca Dream Team en Wikipedia se va a encontrar con varios equipos que han sido denominados así, “El equipo de los sueños”. Pero uno en especial es la definición concreta de un Dream Team, un equipo que trascendió su deporte y quedó en la historia ya no sólo como un hecho deportivo sino como un evento cultural.

Voy a hablar del Dream Team de 1992, la selección de básquet de Estados Unidos formada por la constelación de estrellas más grande vista hasta ese momento, el mejor equipo de básquet de la historia. ¿Por qué? Este miércoles 13 de Junio a las 22 horas (-3GMT), NBA TV estrena el documental “The Dream Team”, un homenaje con material nunca antes visto que tiene al mundo del básquet en vilo. Juzgando por el trailer nadie se lo debería perder. Antes de contarles dos cosas en especial que lo hacen imperdible, un poco de historia.

La formación

El Dream Team del 92 fue el primer equipo estadounidense en participar en un torneo internacional (precisamente los Juegos Olímpicos de Barcelona y antes de los mismos el Torneo de las Américas de Portland 92, clasificatorio a Barcelona) formado por jugadores NBA. Antes, USA Basketball, la entidad rectora del básquet de ese país (como la CABB en Argentina), formaba los equipos para JJOO y demás torneos con basquetbolistas universitarios porque la FIBA (la Federación Internacional de Baloncesto) no permitía que los NBA jueguen.

En 1989, FIBA abrió la chance de que Estados Unidos jugara con sus NBA y así USA Basketball empezó a negociar con la NBA para que las franquicias (los equipos) cedan a sus jugadores para el próximo ciclo olímpico.

Finalmente, el 21 de Septiembre de 1991 se anunciaron los primeros 10 jugadores NBA seleccionados: Michael Jordan y Scottie Pippen de los Chicago Bulls, John Stockton y Karl Malone del Utah Jazz, Magic Johnson de Los Angeles Lakers, Larry Bird de los Boston Celtics, David Robinson de los San Antonio Spurs, Patrick Ewing de los New York Knicks, Chris Mullin de Golden State Warriors y Charles Barkley, en ese momento de los Philadelphia 76ers, luego traspasado a los Phoenix Suns.

Michael Jordan, Ewing y Mullin ya habían tenido participación en JJOO en el 84 (JJOO de Estados Unidos) donde ganaron la medalla dorada y Jordan siempre recordó ese torneo como la mejor experiencia olímpica que le tocó vivir, porque tenía menos obligaciones comerciales y pudieron pasar sus días en la Villa Olímpica y no aislados en un hotel como en Barcelona 92.

Así empezaba la historia. Luego, el 12 de Mayo de 1992, serían agregados los dos que faltaban para completar el equipo: Clyde “The Glide” Drexler, de los Portland Trail Blazers, y el único jugador no profesional del equipo, Christian Laettner, que acababa de terminar su carrera universitaria con la universidad de Duke. La designación de Laettner vino con polémica, le ganó el lugar a un tal Shaquille O’Neal, en ese momento un estudiante de la universidad de Louisiana State, y había otro universitario dando vueltas, otro monstruo, Alonzo Mourning.

¿Por qué eligieron a Laettner? Yo supongo que la inmensa popularidad que tuvo en ese momento al ganar el título para Duke con un tiro al final fue lo que inclinó la balanza a su favor. Además de que sin dudas tuvo una gran carrera en el básquetbol universitario, era el prototipo de jugador de Duke, blanco, gran jugador (lamentablemente su carrera NBA no le hizo honor a esto), popular, prolijo, disciplinado. Su inclusión fue simbólica, no tuvo gran participación.

A los 12 jugadores los dirigía un cuerpo técnico de altísimo nivel: el difunto Chuck Daly en el papel de Head Coach, y los asistentes Lenny Wilkens, Mike Krzyzewski, y P.J. Carlesimo.

En el Torneo de las Américas de Portland 1992, Estados Unidos arrasó con todos los equipos por un promedio de más de 51 puntos de diferencia por partido y clasificó sin despeinarse a Barcelona. Contra Argentina ganaron por 41, lo más recordado para nosotros sobre este partido es la bandeja “volada” que el enorme Espil, retirado hace días nada más, le hizo a Jordan en la cara.

La preparación del Dream Team hacia Barcelona tuvo dos hechos que creo son los que más nos interesan a los fanáticos del básquet y que con el tiempo se convirtieron en mitos. Y voy a hablar de los mismos porque por suerte y después de 20 años sin ningún registro fílmico público, van a tener un lugar especial en el documental.

http://www.youtube.com/watch?v=aOqJkYalq9c

El día en que el Dream Team perdió

Durante la concentración en La Jolla, California, USA Basketball formó un equipo de estrellas universitarias para que le sirvieran de sparrings al Dream Team. ¿Quiénes eran? Entre los más conocidos: Grant Hill, Chris Webber, Allan Houston, Penny Hardaway y Bobby Hurley.

Llegado el momento del partido (a puertas cerradas con un grupo selecto de elegidos y sin cámaras de prensa) ocurrió lo que nunca más iba a ocurrir: el Dream Team perdió. El resultado fue 62-54 a favor de los universitarios.

La historia oficial contada por Krzyzewski en el documental es que Chuck Daly quería que el equipo perdiese ese partido y lo “regaló”. ¿Por qué? Daly quería enseñarles a estos monstruos que podían perder un partido en Barcelona. Supongo que más allá de la “lección” de que podían perder, algo tiene que haber tenido que ver el enseñarles que el básquet NBA es diferente al básquet FIBA (si bien cada vez se tiende más a igualarlas, las reglas de la NBA no son las mismas que en el básquet FIBA).

Durante el partido Daly hizo cambios raros, no reaccionó a cambios en el score y Jordan jugó poco. Krzyzewski cuenta que en el medio del match, Daly al notar que sus asistentes no entendían qué diablos estaba haciendo, les dijo “We’re all alright” (“Estamos bien”) para calmarlos. Al ser consultado por qué creía que Daly no le confió sus verdaderas intenciones a los asistentes, Krzyzewski (actual técnico de la selección de Estados Unidos) dijo “We probably would have screwed it up” (“Probablemente lo habríamos arruinado”).

Ni bien terminó el partido y antes de que ingresara la prensa, Daly pidió que se borrara el resultado final del tablero. Al próximo partido, el Dream Team destruyó a los universitarios, que no hicieron ni un punto. Después de la concentración en La Jolla, partieron a Portland.

«El mejor partido en el que jugué»

Esto es lo que a mí más me interesa ver en todo el documental. Días antes de Barcelona, el Dream Team mudó su concentración a Monte Carlo. Entre los últimos entrenamientos, partidos amistosos y puestas a punto, se armaron dos equipos, el equipo de Jordan y el equipo de Magic, y jugaron un partido legendario a cara de perro. Hasta hoy nunca pudimos ver nada de ese partido, y no se supo mucho más que algún comentario de los jugadores y algún resumen poco informativo como éste en el NYT, y nada más, no hay videos, no hay estadísticas más allá del resultado.

La declaración que más importa respecto a esto es la de Michael Jordan, que en una entrevista con Michael Wilbon (Ver parte 1 y 2) con motivo de su entrada al Salón de la Fama dijo que fue el mejor partido en el que jugó en su vida. Imaginen, un tipo que ganó 6 títulos NBA, el mejor jugador de la historia, diciendo que el mejor partido que jugó en su vida fue uno a puertas cerradas en Monte Carlo, no más que un simple “picado” en preparación a los Juegos Olímpicos.

Un poco de contexto al por qué llegaron a jugar este partido. El Martes 21 de Julio de 1992 jugaron un amistoso contra Francia demostrando un bajo nivel. Empezaron jugando sin ganas y perdiendo 16-13 los primeros 7 minutos y dejaron que los franceses les metieran 17 triples, algo que Daly les había apuntado: si empiezan los partidos mal los equipos internacionales van a empezar a jugarse por los triples y controlar el reloj a su placer. Dieron vuelta el partido y “sólo” ganaron 111-71, pero les quedó una espina clavada.

Jordan dijo que los jugadores estaban esperando algún desafío para probarse, ¿y qué mejor desafío que jugar entre ellos? Nadie siquiera se les acercaba al nivel que tenían, ningún equipo en todo el mundo. El Jueves 23 de Julio se pararon los dos equipos, Team Jordan (él, Bird, Ewing, Pippen, Malone) por un lado, Team Magic (él, Barkley, Mullin, Robinson, Laettner) por el otro. Habrá que ver si el documental dice algo de esto pero algunas versiones dicen que Bird no jugó por estar lesionado, siendo reemplazado por Drexler, y que Laettner tampoco jugó, supongo, reemplazado por Stockton.

Arrancando el partido, el equipo de Magic se puso arriba 14-2 y en ese momento cometieron un pequeño error: empezaron a burlarse de Michael Jordan porque jugaba al golf en las mañanas y no estaba poniendo todo en la cancha, y Magic le dijo que se metiera “en el show” porque sino el resultado del partido no iba a estar en duda en pocos minutos más.

Esperable, Jordan tomó el control del partido hasta empatarlo y la batalla se puso cada vez más dura, con forcejeos, reclamos a los árbitros (Magic el que más protestaba, según él, porque al igual que en la NBA todos los fallos de los árbitros iban en favor de MJ), duelos personales entre jugadores (Barkley vs. Malone; Ewing vs. Robinson; Jordan vs. Drexler).

El ingreso de la prensa fue permitido sólo en los últimos minutos del partido, que según cuentan tuvo que ser cortado antes de que los distintos enfrentamientos entre estrellas pasaran a mayores. ¿El resultado? 40-36 ganó el equipo de Jordan.

Por un rato, un equipo conformado con algunos de los mejores jugadores de la historia jugó un partido informal que todos los que amamos el básquet soñamos con haber presenciado. Fue el momento que esperaban para probarse. Sabían que los únicos que podían vencerlos eran ellos mismos.

Cuenta la leyenda que al terminar el partido Jordan se acercó a Magic y le dijo: “Drink your Gatorade. Be like Mike”.

Barcelona 1992

El espíritu competitivo que tenían estos extraterrestres llegaba a tanto que ya en Barcelona, antes de jugar contra Croacia, Michael Jordan y Scottie Pippen se pelearon en el vestuario para ver quién marcaba a Toni Kukoc. ¿Por qué? Kukoc acababa de ser drafteado por los Bulls y no paraban de decirles a MJ y Scottie lo gran jugador que era Kukoc. Estaban cansados y morían por probar qué tan bueno era. Pero el entrenador Daly ya había decidido que Pippen iba a marcar a Kukoc porque a este último le habían ofrecido un contrato más jugoso que a Pip. Daly contaba con que eso nomás era suficiente para encender a Scottie.

El Dream Team ganaría la medalla de oro en Barcelona destruyendo a todos sus oponentes por un margen promedio de casi 44 puntos y se convertiría en un suceso mundial que trascendió el básquet y el deporte en general.

Datos varios:

  • Daly no pidió un minuto (time out) en todo el torneo.
  • Larry Bird y Magic Johnson fueron los co-capitanes. Pero, según cuentan, todos respondían a Magic.
  • El Dream Team no se hospedó en la Villa Olímpica, prefiriendo un lujoso hotel del centro de Barcelona donde se alojaron con sus familias. Las 24 horas eran seguidos por un extenso operativo de seguridad. Cuentan que el único jugador que salía sin seguridad era Charles Barkley, que solía caminar rodeado de turistas y pasar las noches de bar en bar. Aún así, fue el goleador del equipo.
  • Al final de cada partido la mayoría de los equipos se querían sacar fotos con el Dream Team, pedían autógrafos, camisetas y zapatillas. Hubo algunos jugadores de otros equipos que en el medio del partido se acercaban al banco de USA para saludar a los jugadores.
  • El equipo que les hizo más frente durante los JJOO fue Croacia. El primer partido perdieron por 33, luego se cruzaron en la final y fue por 32.
  • La vestimenta oficial del Dream Team (no las camisetas y shorts sino pantalones, camperas y demás atuendos) era proveída por Reebok. Al momento de subirse al podio los obligaron a ponerse estos equipos y Michael Jordan, ícono de Nike, se puso la bandera estadounidense encima para tapar el logo Reebok.
  • Ninguna selección de Estados Unidos perdió un partido a partir de 1992… Hasta que en 2002 durante el Mundial de Indianápolis, Argentina le quitó el invicto. Éste equipo quedó en la historia como el “Nightmare Team” (Equipo de las pesadillas).

Les recomiendo que vean a Magic Johnson hablando del Dream Team acá. También éste artículo en GQ Magazine por @langwhitaker.

Matias Calderon Bourband

Vive en Paraná, trabaja en@guionmedio, juega al básquet, ama el diseño, la tecnología, la música y el cine. Bloguea sobre la NBA entheclutchgene.