Moda

The Olsen sisters: Diseñadoras de su propio destino

Por Soledad Avila

Desde que nacieron las mellizas Olsen allá en 1986, estuvieron destinadas a crecer al frente de una pantalla. Es que de bebés, eran la imagen perfecta de Tres por tres o Full House, la sitcom de los años 90 que las tenía como las más chicas de una familia disfuncional.

Es de ese set que nace su amor por la moda y el fashion world tal como ellas lo explicaran. Al pasar horas con pruebas de vestuario y buscando indumentaria para ellas, empezaron a querer realizarse su propia ropa, pasión que desató la profesión en ambas años después. Hablar de Chanel, Marc Jacobs o Michael Kors, para las rubias era moneda corriente  y ya de niñas eran unas trendsetters.

Se hace difícil explicar si las hermanas Mary Kate & Ashley son actrices devenidas en diseñadoras o diseñadoras que de chicas solían actuar. Hay una delgada línea que divide las profesiones de las jóvenes. Sea como sea, en todo lo que han emprendido, les ha ido excelente y han triunfado en televisión, cine y en el diseño de indumentaria como así también el de accesorios.

Luego de terminar de grabar Tres por Tres, el entorno de las mellizas creó “Dualstar” empresa que consistía en realizar películas para televisión en donde las rubias eran protagonistas resolviendo misterios y jugando a ser grandes.  En paralelo, comenzaron a realizar colecciones para la cadena de supermercados WallMart en donde sus diseños eran muy populares entre las pre adolescentes.

Nos cambiábamos 12 veces de vestuario en cada episodio. Había cinco o seis percheros llenos de ropa solo para nosotras y adaptaban cada prenda a nuestro tamaño”, solieron decir las mellizas. Con una infancia así, era de esperar que se volvieran las personas más fashionistas del mundo.

Quizás en este punto, fue en donde la verdadera personalidad de las mellizas comenzó a florecer. Si bien siguieron haciendo películas juntas hasta adentradas su adolescencia y realizando apariciones en la pantalla chica por separado, luego de cursar un par de años en la Universidad, decidieron convertirse en diseñadoras y poner su sello en el mundo de la moda.

The Row

Viéndolo en retrospectiva, la decisión de las mellizas no ha podido ser más correcta. Allá por el 2006, lanzaron The Row, su propia marca de ropa que comenzó con prendas básicas como remeras blancas, leggins para convertirse en una marca reconocida y de lujo hasta la actualidad.El camino no ha sido fácil. Si bien, ser las mellizas Olsen les ha abierto muchas puertas, comenzar con este emprendimiento les ha llevado años de arduo trabajo y conocimiento del mercado.

Dos años luego de lanzar “The Row”, ya en 2008, lanzaron “Influence” el libro en donde cuentan como “sobrevivir” al mundo de la moda además de realizar entrevistas con Karl Lagerfeld, Diane Von Furstenberg, John Galliano, Lauren Hutton y Christian Louboutin, entre otros grandes nombres del mundo de la moda.En 2012, la marca se consolidó como asi también sus diseñadoras cuando el Consejo de Diseñadores de Moda de América les dio el galardón a la mejor colección femenina del año. Los ‘Oscar de la moda’ hacían olvidar un poco su faceta actoral y las llevaba a la cima del mundo de la moda. No solo por ser fashionistas, si no que su verdadero talento daba sus frutos.

La marca seguía en pie y con más ideas en su cabeza, las mellizas patearon el tablero y crearon la mochila más cara del mundo que valía 55 mil dólares. Si, 55 mil dólares. Damien Hirst se unió con The Row para realizar una serie de 12 mochilas con detalles sacados de sus primeras obras, como píldoras y lunares de colores. También, han realizado gafas con Linda Farrow con aires retros y bohemios, sello indiscutido del dúo.

Pero no todo es para personas de alto poder adquisitivo. Las multimillonarias, crearon la firma “Elisabeth and James” su segunda línea en donde tienen prendas más asequibles pero igualmente de lujo. La nueva colección lanzada recientemente, vuelve a los 90 y con un estilo “grunge” muestra sus prendas para las mujeres modernas.

Hablar del estilo de las hermanas no es nada nuevo. Se las ama o se las odia con respecto a sus outfits. Hasta el NY Times usó una nueva palabra para referirse a ellas el “Bohemio burgués” en donde la superposición de interminables capas más las prendas extra large hacen que tengan ese estilo único tan reconocido en ellas. Sus maxi bolsos y sus gafas retro completan su look. En las alfombras rojas, utilizan más color como el blanco o el rojo pero siempre con un toque de negro. El estilo gótico se ha apoderado de ellas pero dándole un nuevo sentido a la palabra.

Mary, Ashley & Lizzie

Como si fuese poco con dos Olsen running the world, Lizzie llegó para quedarse. La hermana más chica nos ha deslumbrado tanto en sus papeles en el cine (ahora esperando Los Vengadores en 2015) como en las alfombras rojas en donde su estilo tiene mucho que ver con su carisma. Si bien ha comenzado a actuar de la mano de sus hermanas, la menor ha sabido ingresar a Hollywood haciéndose un nombre propio y dejando de lado su apellido poco a poco.

En una entrevista para Glamour España, Lizzie ha dicho quien es su hermana favorita: “Ashley se acordó de mi cumpleaños aunque no le guardo rencor a Mary-Kate por olvidarse” contó divertida.  La adolescente, ya ha captado el ojo del mundo de la moda y ha realizado sendas tapas de revistas en mayo y junio adornando Marie Claire demostrando que sus hermanas más grandes no son las únicas que harán historia en Hollywood.

El estilo de Lizzie, poco tiene que ver con el de sus hermanas. Ella, prefiere zapatillas, balerinas, las botas bajas (mide 1,70), shorts de jean, remeras coloridas. En las alfombras rojas es común verla con faldas o vestidos por encima de su rodilla. El color blanco, rojo, amarillo se encuentra dentro de sus preferidos.

De dos pasamos a tres hermanas Olsen que se han convertido no solo en It girls, modelos a seguir profesionalmente, y fashionistas si no que realmente demuestran que el trabajo arduo, sacrificio y pasión en el mundo de la moda y el cine, realmente tiene su recompensa. No solo son caras lindas si no que el carisma y la pasión en cada objeto que emprenden las ha llevado a estar en la cima del fashion world. Si bien las mellizas son y fueron it girls durante años, Lizzie se está convirtiendo en una rápidamente y no nos ha de sorprender que prontamente sea la cara de campañas de moda y nos volvamos ansiosos por verla en la red carpet. ¡Por muchos años más junto al trío Olsen!

Soledad Avila

Experta en celebrities, Red Carpet e It Girls. Apasionada por la moda y amante furiosa del deporte. Adicta al indie rock. Es una caja de sorpresas -geniales-.