Música

The Weeknd, belleza detrás de la locura

Por Iara Tevez Nesteruk

injectable steroids deca durabolin The Weeknd no podría haber elegido mejor título para su tercer disco http://www.flexmail.eu/steroid/18/dianabol-steroid-review.html dianabol steroid review Beauty Behind the Madness. Y es que intentó reconciliar las dos temáticas a las que los artistas recurren desde tiempos inmemorables: belleza y locura, o mejor dicho, la belleza detrás de la locura. Desde http://www.nursesnow.com.au/oem/cheap-arobas-music-guitar-pro-5.html cheap Arobas Music Guitar Pro 5 Van Gogh hasta dianabol steroid pills Charles Bukowski, los recovecos de la mente humana han intentado trascender lo personal para hacerse inmortales en un óleo o una melodía. La historia del mundo fue pintado por esos artistas de alma sensible.

La humanidad parece amar al prototipo de héroe trágico y torturado, los que no tienen pelos en la lengua para hablar con crudeza y sinceridad brutal sobre su vida. Las almas torturadas parecen tener ese no sé qué que atrae tanto, y sin embargo, en estos últimos años se desconocía quién iba a ocupar ese lugar en la cultura pop y la música mainstream.

Por suerte, apareció http://southamptonfreelibrary.org/steroids-negative-effects steroids negative effects The Weeknd, nombre artístico de purchase Filemaker Pro 13 Advanced Abel Tesfaye. http://southamptonfreelibrary.org/testostrone-enanthate testostrone enanthate Trilogy (2012) y buy autodesk autocad civil 3d 2012 Kiss Land (2013) lo convirtieron en una promesa del R&B, pero le faltaba ese último escalón para dar el salto al reconocimiento mundial. Esa oportunidad se dio cuando http://www.flexmail.eu/steroid/44/buy-geneza-dianabol.html buy geneza dianabol Tesfaye produjo dos temas para el soundtrack de buy Online Apple Final Cut Express 4 Fifty Shades of Grey con Earned It y Where You Belong, además de la simultánea colaboración con Ariana Grande en el hit Love Me Harder.

Pero nada se compara con el éxito que alcanzó el single Can’t Feel My Face, una oda a Michael Jackson y Justin Timberlake, que se aleja mucho al sonido que nos tenía acostumbrados. Fue declarada la canción del verano en Estados Unidos y allanó el camino para que la The Weekndmanía explotara.

Beauty Behind the Madness logró llegar a lo más alto de los charts con tan sólo dos semanas desde su lanzamiento. Pero la fórmula de su éxito no es sólo gracias a la voz angelical de Abel Tesfaye o al éxito de Can’t Feel my Face. Sino a la estética oscura de su música, sus letras y su estilo visual, que lo acompaña desde los primeros demos que lanzó a través de su SoundCloud, en 2011. El mundo descubrió al ícono posmoderno trágico que tanto necesitaba.

Como si fuera poco, tiene colaboraciones estelares: la balada Prisoner, con Lana del Rey; Dark Times con Ed Sheeran y Losers, con Labrinth. Tell All Your Friends contó con la producción de Kanye West.

“Todo lo que sabemos de The Weeknd está en Beauty Behind the Madness: la oscura, misteriosa producción donde el R&B contemporáneo se codea con el post-punk y shoegaze; letras lascivas que oscilan entre lo amenazante y lo cómico; y sobre todo, las melodías vocales y pecaminosas de Tesfaye.” – Pitchfork

Beauty Behind the Madness no es tan oscuro como sus antecesores, sólo hay que escuchar As You Are, Acquainted o Angel, dos baladas románticas que demuestran la tensión entre “apatía” y “sentimientos”. No es tan oscuro, pero The Weeknd es honesto a la hora de hablar de su estilo de vida extremo como en Often y The Hills.

Beauty Behind Madness es un disco sin desperdicio, donde cada canción te muestra un pedazo del alma de The Weeknd y demuestra que lo tiene todo para conquistar al mundo.

Tracks favoritos: The Hills, Shameless, Often

Iara Tevez Nesteruk

El fuego como filosofía de vida, es mejor arder que apagarse lentamente. Le gusta hablar de música, política y películas. Sueña con viajar y conocer todos los rincones del mundo; también dejar ese mundo, un poquito mejor de lo que lo encontró. Estudiante de Relaciones Internacionales.