Música

#TheMixedTape: Pares dispares

Por Ludmila Llaver

A veces a los músicos les gusta jugar con nuestras frágiles mentes, sacando de la galera colaboraciones inusuales que generan reacciones que van desde http://steroidsbesthgh.com/arimidex-for-sale-usa_iz/ Arimidex for sale usa “POR FAVOR HAGAN UN CD ENTERO LOS AMO NO SE SEPAREN NUNCA” a “Qué buen momento para extirparme los tímpanos con un alicate” y todo lo que hay en el medio. Y acá, su fiel servidora, les deja una recopilación de las How much is testosterone cypionate 5 colaboraciones más dispares, con resultados tan desparejos como sus creadores. Bon appétit.

Lost in the World Kanye West ft. Bon Iver

Cuando se anunció el lanzamiento de My Beautiful Dark Twisted Fantasy (2010) de Kanye West, entre la interminable lista de músicos colaboradores (que incluyó a Rihanna, Elton John, Alicia Keys, John Legend, Drake, Fergie, Nicki Minaj, Kid Cudi, entre otros –flojito eh?-) hubo un nombre que me sorprendió, y sinceramente, en un principio, me enojó: Justin Vernon, vocalista de Bon Iver. Debo reconocer que mi prejuicio personal contra Yeezy me hizo desconfiar de su genio musical, y no fue hasta escuchar Lost In the World –que combina un sampleo de Woods, de Bon Iver, con percusión tribal y coros góspel – que caí en la cuenta de que tanta arrogancia tiene algo, un poquito, de sustento en su innegable capacidad como artista y productor. Diez felicitado, señor West.

Long Time Gone Billie Joe Armstrong & Norah Jones

Hay ciertas licencias que sólo algunos músicos consagrados pueden darse el lujo de tomar, y Foreverly –el disco homenaje a Songs Our Daddy Taught Us de los Everly Brothers – es el ejemplo de eso. El disco clásico de canciones folk reinterpretadas por los Everly Brothers toma todavía otro giro en esta colaboración entre el vocalista y guitarrista de Green Day y la camaleónica Norah Jones, agregándole una nueva dimensión a los temas al ser interpretados por un hombre y una mujer en lugar de los dos hermanos. El resultado, lejano a lo que estamos acostumbrados por parte de ambos artistas, es un cd lleno de melancolía que pasó sin pena ni gracia y dejó a variosrascándose la cabeza con desconcierto.

Heal the Pain George Michael & Paul McCartney

Originalmente lanzada en 1991, Heal The Pain –incluida en el álbum Listen Without Prejudice Vol. 1 de George Michael– encontró nuevos aires cuando en 2008 fue reversionada por su artista original junto con, nada más y nada menos, Sir Paul McCartney. Las armonías vocales y el toque extra de calidez que le da la voz de Macca hacen que esta inusual dupla nos sirva con una balada memorable que nos deja deseando más. ¿Un cd entero, tal vez, señores?

Another Way to Die Alicia Keys & Jack White

Ni siquiera James Bond pudo salvar esta. La colaboración entre Alicia Keys y Jack White para la película Quantum of Solace, si bien generó mucha anticipación, no estuvo a la altura de estos dos genios musicales. No es que la canción sea mala: el ritmo peligroso, la combinación jazz/rock y los cambios de tempo inesperados hacen al tema interesante pero no lo suficiente, sobre todo teniendo en cuenta la calidad musical de sus intérpretes, que podrían haberle sacado mucho más jugo a este inusual dúo. De todos modos, si quisieran hacer la parte dos para reivindicarse, no nos quejaríamos.

A Christmas Duel The Hives & Cindy Lauper

Sí, leyeron bien: The Hives y Cindy Lauper. Y sí, es tan extraño como se imaginan. Esta suerte de himno anti-Navidad toma giros más allá de lo bizarro con su letra violenta, ritmos retro y la combinación de la voz ultra grave de Per Almqvist con la voz destructora-de-tímpanos de Cindy Lauper. Creo que todos estamos de acuerdo en que, en líneas generales, no fue la mejor idea de la historia. Igual, considérense advertidos: si la escuchan más de tres veces puede que después se encuentren cantándola a las 7.30 mientras se hacen el café con leche. Me contó una amiga (?).

+The Mixed Tape

Ludmila Llaver

Mendocina, futura periodista, apasionada por la música y la lectura. Creativa y pensadora, asegura que nunca se puede tener suficiente cantidad de libros... o de pares de zapatos.