Moda

“Tiempo de volver a celebrar”, Cora Groppo Remixada

Por Cintia Alvarez

http://jedaware.com/level-low Level low coragroppo nació en 2004 como una de las promesas del diseño argentino. 10 años después es una marca consagrada, con proyección internacional y uno de los nombres fundamentales de la moda nacional. Una de las fundadoras del circuito de moda de Palermo, en Buenos Aires, y perteneciente a una generación de talentos fabulosos que hicieron sus primeras experiencias en el diseño de autor, con el empuje de BAFWeek, http://historyarticles.com/methandienone-legal Methandienone legal Cora Groppo es sin dudas una referente en el trabajo experimental de la ropa.  Testosterone naturally

En lo personal, hacía mucho tiempo que tenía ganas de entrevistarla. Su colección http://lindasfinefoods.com/treatment-for-low-testosterone-levels Treatment for low testosterone levels Remixada fue la excusa perfecta para sentarnos a hablar. Nuestra intención era realizarla antes de la presentación. Sin embargo, la vorágine de esas semanas nos hizo posponerla. Pero finalmente, nos encontramos en su lugar de trabajo un mediodía.

Es una persona lejos de cualquier divismo que pueda suponerse intrínseco a aquellos profesionales ya consagrados en lo suyo (su vasto currículum la avala). Quizá porque entiende que siempre es bueno aprender. Y aprehender.  Es una diseñadora con conciencia de sí y de los procesos que atraviesa. Por eso no duda en ponerse en el foco, tanto en su colección actual como en esta entrevista.  http://steroidsbesthgh.com/how-to-take-letrozole-to-get-pregnant_5r/ How to take letrozole to get pregnant Cora Groppo tiene actitud de celebración. Trenbolone acetate muscle growth Cora tiene actitud.

Cora Groppo. Ph: Emiliano Martija

  http://kenwoodliquors.com/natural-testosterone-boosters-for-females Natural testosterone boosters for females Apenas supe que iba a entrevistarte un pensamiento se volvió recurrente, ¿Cómo se logra incorporar esa osadía, atrevimiento y cierta desfachatez inicial a la maduración propia de la marca?

Es cierto, con respecto a lo morfológico era mucho más osada que ahora.  Igualmente, si quisiera aún lo puedo hacer.  Lo que pasa es que dejé de realizar algunas de esas cosas que estaban en un plano mucho más artístico que comercial y que para mí ya no tienen sentido. Uno va perdiendo algo de esa frescura del primero momento.  Es una realidad, si uno quiere vender ropa se tiene que acercar un poco más. No es que el público no quiera ver determinadas cosas pero, también, es cierto que quiere llevarlo. Y si es algo complejo puede complicarse. Te vas dando  cuenta que  lo que la gente compra (y funciona comercialmente) es otra cosa, sin tener que caer en lo masivo o en las tendencias.

No reniego de ese tiempo porque estuvo bueno haber tenido ese espacio; tuve etapas en las cuales me esforzaba para hacer algo que llamara la atención. http://festejossantairene.com/?top=john-bosley-ziegler John bosley ziegler Pienso que si uno no construye no puede deconstruir. Como ejercicio fue muy bueno porque me sirvió para fomentar la creatividad.  A lo largo de estos años hubo vestidos divinos, pero yo hago la ropa para que la gente la use. Sino me pongo a hacer arte (risas).

http://royalmaderavineyards.com/what-is-nugenix What is nugenix En esa madurez de la que hablás, ¿Cómo se logra en lo comercial sostener la identidad de la marca?

Siempre trabajé desde las piezas individualmente. Pienso que la identidad, en lo comercial, está dada por la capacidad que tengas de contar lo que querés en una mínima expresión que es un producto en particular. Y así podés contar en el todo algo nuevo. Porque se trata de eso. http://peralees.com/tbol-between-cycles Tbol between cycles Creo que la madurez es que se cuente a través del todo.

 coragroppo en BAFWeek Invierno 2014. Ph: Agustin M. Gomez

Pienso que en esa idea de comunicar hay algo en indagar dentro de uno para revelarlo en lo externo, algo así como una actitud que va más allá…

Es verdad. Hay algo en cómo lo combinás. Tiene que ver con una personalidad, todo tiene cierta desfachatez pero no del todo. La gente va tomando las prendas porque tiene algo que ver con cada uno. Me apropio de la prenda y de una actitud. O tengo esta actitud y esto me sirve para contarla. Ese es el mensaje. También, lo veo mucho en las vendedoras del local: cada una llega con su estilo. Luego de un tiempo, hay un cambio al apropiarse del uniforme de la marca. Es interesante ver cómo empiezan a adquirir la marca y cómo cambia la actitud.

Imagino que tiene que haber, entonces, algo lúdico en lo creativo…

Totalmente.  Tiene que haber una cierta cosa lúdica porque sino se vuelve bastante aburrido (risas). Si bien uno hace los productos para vender, y vender está muy bueno, es necesario encontrarle algo más.  Hay que encontrarle ese juego. Creo que todas las marcas vamos mutando. Es un hecho, no sos el mismo cuando salís de la facultad con ese diseño de autor, joven, con lo que sucede 10 o 15 años después.  Y eso se relaciona con la evolución.

En mi caso, tiene que ver  que lo que uno produce se convierta, finalmente, en un producto. Dejar de lado la cosa de pieza única de diseño para dar lugar a un producto que pueda venderse. Me refiero a que cumpla con muchos requisitos. Por ejemplo: que sea lavable, planchable, confortable… Que se pueda usar. Creo que esa es la madurez de una marca.

Cora Groppo. Ph: Emiliano Martija

En esa búsqueda de madurez aparece Remixada como colección aniversario, ¿Cuándo surge esta idea de revisión, de remezcla?

Para mí, lo que hice, tiene que ver con un trasfondo, totalmente, psicológico (risas). En realidad, tengo la idea desde hace bastante. Todos los años cuando terminamos una colección, guardamos la ropa (la que nos gusta) y  la moldería. Remixada se trató de darle un sentido a tanto trabajo.  Durante todos estos primeros años, experimenté la búsqueda de la identidad. Después empezó a aparecer la repetición. Para poder generar un estilo y una identidad uno tiene que repetirse. Los productos siempre se van inspirando en lo anterior. Para poder sacar todo, primero tuve la conducta de guardarlo.  No todo el mundo tiene las cosas guardadas (risas). Esa actitud se asemeja a la del artista que se queda pegado a su obra. De alguna manera por algo lo fui guardando. Para poder darle un sentido.

De hecho, ahora  lo estoy archivando para no sacarlo durante mucho tiempo (risas). Para mí todo este proceso  fue casi como un trabajo interno de decir: “Bueno esto ya lo hice, está muy bien, estuvo muy bien y ¿ahora ?”. Se trata de volver a  poner la hoja en blanco. Y es algo difícil porque uno no puede dejar, tan fácilmente, las cosas que le funcionaron.  Te cuesta. Pero, a la vez, la moda y sobre todo el mercado del que consume ropa es muy tirano (y demandante),  y lo que te funcionó deja de funcionar porque los clientes quieren ver cosas nuevas. Creo que fue muy lindo hacerlo. Para mí fue un desafío muy grande. Ahora, mi desafío es ver si puedo hacer algo nuevo, tengo ganas. No digo de cero porque es imposible…

¿Cuáles fueron las reacciones al abrir ese archivo, al dar con esas perlitas de hace tiempo?

Cuando empezamos a sacar las cosas, todo era sorpresa: “Este vestido se vio una sola vez…Volvámoslo a mostrar!”. Mostremos lo que somos capaces de hacer. O bien: “Te acordás?!” (risas) Lo disfrutamos mucho. Y, sobre todo, ver que seguían siendo vigentes, que estaban bien, que no habían quedado demodé o anticuados.  Remixada  es una revisión de modelos que se sacaron tal cual de su origen. Obviamente los volvimos a probar pero casi todo cerraba bien.

CORA GROPPO – BAF 2014 from MIL STUDIO on Vimeo.

¿Cómo tomó el público esta revisión?

Para muchas personas fue muy emocionante, sobre todo para mis amigos y la gente que me conoce. Esa sensación de volver a ver prendas que muchos tienen . Las personas se adueñan de sus productos. Volver a ver en pasarela un tapado que tenés lo asociás con “tu” tapado. Es “tu” tapado, no el de otro. Además, la sensación de que fue elegido lo vuelve especial. Previo al desfile (en BAFWeek Invierno 2014) hubo un video con una especie de raconto de lo que fueron todos estos años.  Creo que gustó la idea de humanizar la marca. Al público le gusta ver y conocer  quién está detrás. Al principio no iba a haber texto. Después me di cuenta que había un montón de cosas para contar más allá de la ropa.

La música también acompañó a la ambientación del desfile. ¿Cómo surgió la idea de esta mezcla entre lo clásico y lo remix?

Me pareció natural, te diría que ni lo pensamos. Con Sami Abadi (violinista) trabajé muchas veces para mis desfiles. Con los chicos de  Buddha Beats también hice cosas. Tenían que ver con la historia de la marca. Eran parte de estos 10 años. La música se reflejaba en ellos y Remixada me hacía acordar a ellos. Una unión de dos generaciones. Ambos estaban felices de trabajar juntos. Fue muy bueno mezclar esa frescura de Buddha Beats  con esa cosa de músico alucinante y super profesional que tiene Sami.

coragroppo en BAFWeek Invierno 2014. Ph: Agustin M. Gomez

Se nota que la historia de la marca es de desafíos. ¿Cuáles fueron los más relevantes?

Para mí, hace un par de años, el desafío fue hacer cuero. Y hoy siento que lo logré bastante. Logré que la gente compre cuero. Pasé por muchas instancias de conocimientos: acabados, proveedores, tipos, desarrollos de color que hacen que uno pueda personificar ese producto. Es una de las cosas que más identifica a la marca. Además, de la moldería y el punto que en estos años fueron muy importantes. También, está el tema de exportar (con las complicaciones propias del lenguaje y la distancia) que nos sirvió muchísimo como empresa. En el caso de Japón y China es el doble control de calidad. Son súper exigentes con tablas de medidas. Nos obligó a realizar muchas cosas que tienen que ver con la calidad  y las implementamos para todos los mercados, incluidas nuestras tiendas. Se integraron a nuestro sistema. Creo que eso nos ayudó a superarnos. Fue parte del aprendizaje.

¿Cuáles son los próximos desafíos a nivel marca?

A mí me encantaría poner una zapatería (risas). Podría hacer una colección de zapatos alucinantes pero ¿quién los hace?. Es complicado en cuanto a su materialización. Siento que lo más importante es lo que se puede materializar. El diseño tiene que materializarse. Pero no tenemos un mercado muy profesionalizado de proveedores. ¿Ideas? miles. No sabés todo lo que va quedando…  También, me gustaría realizar ropa para hombres. Son proyectos que requieren de mucha inversión. El  negocio de la indumentaria es el volumen, y si no hay volumen no hay negocio.

La verdad que para que pueda subsistir este proyecto, que empieza con un diseñador y busca convertirse en una empresa, tiene que haber créditos e inversiones necesarios para poder sostener la estructura. Es algo que falta en este país. En lo inmediato, la próxima temporada (Verano 2014/2015) está bastante avanzada. Sobre todo porque  tenemos que armar los muestrarios para afuera. Estamos tratando de adelantar los procesos así que el verano está prácticamente terminado como para empezar invierno 2015 aún cuando no comenzó este invierno. Ese es otro desafío, poder ajustarnos a la temporada. Son casi obligados…

¿Y en lo personal?

Hacer arte es una posibilidad. Tengo hechas algunas cosas que todavía están muy guardadas. Yo les digo a mis hijos “Cuando sea grande…”, y ellos me dicen: “Pero ya sos grande mamá!”,”Bueno, cuando sea más grande…” (risas). Me gustaría dedicarles más tiempo pero, por ahora, pertenecen al mundo de lo privado. Y algún día, tal vez lo quiera mostrar o vender ¿Quién sabe? (risas).

Entiende que todo va mutando y que el cambio es lo permanente. En ese juego decidió revisar su pasado para dar origen a Remixada. Sabe que todo tiene un tiempo determinado para mostrarse. Mientras tanto gestiona en el mundo de lo privado. Hasta que el remix decida unirse  con lo clásico. O lo de ayer encuentre un lazo con lo de hoy. En esta revisión la encontraremos siempre haciendo(sé).

Cintia Alvarez

Licenciada en Comunicación Social y periodista de moda. Muy musical. Ama reír y leer. Adora los accesorios que hacen la diferencia, especialmente la personalidad y el humor.