Libros

Trilogía de New York de Paul Auster y la seducción del misterio

Por Maxi Tell

Trilogía de Nueva York es la seducción y el abuso, que nos propone Paul Auster, de un paseo creativo, intrincado y policíaco. Refrescando al género con toques de metafísica y perfectos pasajes en su narración, el autor nos cautiva y atrapa. No se resista lector, está comprobado que nadie puede contra la prosa del neoyorkino.

Como bien se enuncia en su título, esta obra de Auster cuenta con tres partes. Una especia de cuentos cortos que se entrelazan formando una exquisita ficción en la mente del lector pero que además comparten la cualidad de lucir, la capacidad descriptiva del autor y ese don para sorprender o de generar un giro absolutamente inesperado en la trama.

Ese punto quizás sea lo que más me ha cautivado en este Libro, la capacidad de sorpresa que se propone al recorrer las páginas. Todo el esfuerzo y la impaciencia es en vano, Auster siempre gana la pulseada con sus letras y rompe con lo previsto. Es exquisitamente imprevisible aunque al final, como todo buen misterio, se devela y uno no puede más que lamentar no haberlo interpretado antes.

Más allá de ese factor determinante, hay una cuestión literaria en Auster que es por lo que se lo ha posicionado y premiado en el mundo. Hay párrafos y pasajes que son simplemente de una construcción magnífica, atrapante y a la vez simple. El manejo de los tiempos para no pisar antes de lo previsto la historia y ese tono burlesco que parece jugarnos el autor, son otras dos grandes cualidades.

Sólo vale la pena buscar este ya clásico libro de Auster y disfrutar. Pocos autores se manejan con tanta destreza para describir pensamientos, sentimientos y estados de ánimo. Es un escritor que se enfoca de una gran forma en la introspección del ser que en el paisaje y a su vez conjugan en sus texto en justa medida.

Ciudad de cristal

El primer relato nos introduce a la lógica clásica del género. Es aquí donde comienza el viaje que nos propone Paul Auster. Desde aquí será mejor presentarse al juego de detectives en el que se ve inmerso el protagonista y también tomar un cuadernillo mental para no dejar pasar detalle. Un escritor envuelto en un malentendido se presta a jugar en una trama de enigmas y el relato se corona con un final que marca la tendencia de lo que sigue.

Fantasmas

Una picardía del autor, un pequeño agasajo a su inteligencia y capacidad de hacernos parte, y cómplices, de su juego. Otra vez la figura del detective y una recorrida por Nueva York que se continúa gestando. Lógica y locura comparten las calles de Auster para guiar solemnemente al lector hacia la confusión. A esta altura siéntase deambulando por esas calles y no se resististe al juego del autor, piense pero no enloquezca buscando el desenlace real del final.

La habitación cerrada

Esta vez el foco vuelve a un escritor. Recuerdos, melancolía, odia, amor e ira son los ingredientes que Auster mezcla perfectamente para dar letra a una novela exquisita. Un remate perfecto para un libro muy importante en la carrera del escritor neoyorkino. En este acto final simplemente disfrute, hay pasajes que realmente emocionan o impactan desde la escritura. Los recuerdos del protagonista y los pantanos de su actualidad se vuelven piezas perfectas para vislumbrar el talento del autor. Además el desenlace, el final del juego propuesto y de las crisis que se nos generan internamente por vernos perdidos en la ciudad, sin saber en qué calle o casa encontraremos la pieza clave para saber la verdadera historia.

Maxi Tell

Sagaz, lector, divertido y emprendedor. El cerebro de Negro&White y el mentor de muchos temas que marcan nuestra agenda. Un momento para leer algo diferente.