Música Recitales

Un miércoles a puro stoner: Stoned Jesus en Guernica

Por Tefi Cabanne

Casi exactamente 15 meses después de su debut en Córdoba, Stoned Jesus se presentó el pasado miércoles 9 de agosto en Refugio Guernica en el marco del tour Five Thunders Roar. Era un día no tan frío, no tan de invierno pero era miércoles al fin. La cita era a las 19 hs, para no tener que volver del trabajo a casa. Para esa hora la producción del evento ofrecía a todos una rica pata flambeada, una latita de cerveza helada y buena música para hacer la previa de lo que prometía ser un gran show.

En el stand del merchandising oficial de los ucranianos podías encontrar remeras, CDs y vinilos de todos sus discos. Mesitas altas, charlas mezcladas entre rutina y rock y la gente llegaba muy despacio y un tanto dispersa. Había muchísimas parejas, bastantes grupos de amigos, los infaltables solitarios y todos, completamente todos, vestidos de negro.

Aún con un Guernica no del todo lleno, a las 21.20 hs. comenzó la primera banda invitada: THC (Tres Humanos Colisionando). Un bajo de cinco cuerdas, una guitarra de siete y una batería clásica interpretaron por más de 30 minutos un metal por momentos tímido y por otros potente.

imagen 1

22.15 hs. aparecía Toros, la segunda banda telonera. Entre gritos, saltos y bailes el cantante admitía estar debutando arriba de las tablas luego de cinco meses de ensayo. Con muchas explicaciones de los temas y preguntas a los espectadores, la banda más rockera que metalera, se despedía para dar lugar a la joya de la noche.

Entraron al escenario sonriendo al público y, sin siquiera levantar la mano para saludar, tomaron sus instrumentos. Con una puntualidad que sorprendió, Stoned Jesus daba su primer acorde a las 23 hs. Sid en el bajo, con su pelo eternamente largo, a la derecha; Dmitry al fondo en la batería e Igor, poco más a la izquierda y bien cerquita de la gente, con su guitarra y su voz.

imagen 2

Luego del primer tema, Stormy Monday, el cantante saludaba al público -en inglés- agradeciéndole la presencia y con una breve presentación de la banda. Siguieron con Bright Like the Morning, Electric Mistress, Indian y I’m the Mountain; para completar la lista entera de su último disco, Seven Thunders Roar, lanzado en marzo de 2012.

Con un sonido totalmente valvular y de a ratos psicodélico, la banda ucraniana revoleaba y hacía revolear los cabellos de todos los presentes. Pogo y cervezas por el aire era la imagen que se apreciaba desde una punta de Guernica.

 

Black Woods y Here Come the Robots compusieron el encore de la noche y daban el cierre a una performance que me animo a decir fue excelente. Stoner enérgico, pausas oportunas, voz impecablemente afinada y con la duración justa, Stoned Jesus brindó un espectáculo superando ampliamente las expectativas de propios y ajenos.

Tefi Cabanne

Licenciada en comunicación social, diplomada en marketing digital y diseñadora por oficio. Ama la música, le apasionan los deportes y es fanática de los viajes.