Система микрокредитования физических лиц сформировалась и получила широкое распространение всего каких-то 5-6 лет назад. Что это дало обывателю? Например, на данный момент вы легко можете получить займ на карту мгновенно круглосуточно без отказа 50000, а это, согласитесь, является очень серьёзным показателем успешности работы системы микрозаймов. Никогда раньше деньги в долг нельзя было получить настолько просто.
Música

Viaje por los Bosques de Groenlandia con Fuga y Fábula

Por Aby Todd

Nunca reseñé un disco. En realidad, nunca reseñé nada. Pero creo que puedo arriesgarme a escribir algunas impresiones sobre Fuga y Fábula. Éste es el segundo disco de Bosques de Groenlandia, banda cordobesa integrada por Pablo Natale en voces y guitarra, Cecilia Jiménez en violín y voces, Guillermo Bustos en guitarra, voces y percusión y Victoria Olivera en cello, violín y voces.

Bosques de Groenlandia es una banda que hace imaginar. Lo hicieron en su primer disco y vuelven a hacerlo ahora. Sus cuerdas y sus voces tienen una precisión perturbadoramente etérea, y Fuga y Fábula lo demuestra. Para escuchar el disco, se sugiere cerrar los ojos. Así se perciben mejor las grietas. Porque Fuga y Fábula es eso, un gran generador de grietas en nuestro plano dimensional.

La música de Bosques nos vincula con algo que está atrás, un lugar donde no llegan ni las palabras ni el tiempo. Desde Camerún, primera canción del disco, las notas del violín enroscan el aire, se extienden como una mancha quebradiza. Es desde esas bifurcaciones que todas las cuerdas empiezan con su reorganización del mundo, abriendo cada vez más los tajos hechos sobre algo tan precario y convincente como la realidad.

Guitarrista, cantante y escritor Pablo Natale, retratado con gorro de Robin Hood por Lucas Moreno.

Ahí empieza el viaje, la fuga. Cuando se rompe esto que nos sostenía con tanta seguridad, empieza la aventura de explorar las grietas que la música está haciendo. Las ventanas a lo que está atrás. Escuchando a Bosques presentar el disco en vivo y escuchándolo después en casa, exploré sólo algunas de las grietas posibles. Voy a referirme a lo que encontré en ellas, pero no quiero dejar de aclarar que existen también muchos otros recorridos por el disco.

En Verano, segunda canción, hay soledad. Cuando la voz empieza a ulular, tuve una convulsión en un músculo fantasma que no sé precisar idéntica a una producida, hace dos años, por una parte de Peer Gynt. Fue un puntazo certero en la misma fibra. Empezar el viaje así fue un poco doloroso, pero la próxima canción, Nunchaku, me relajó del primer abismo. Es una canción que vuelve provisoriamente a las palabras, nos prepara para el siguiente túnel, que llega con Mishima.

Retrato de Cecilia Jiménez, súper mega violinista, co-fundadora de los bosques. Ph: Lucas Moreno.

En Mishima, como en la mayoría de las demás canciones, la voz no es letra sino instrumento. Las palabras se tejen como un mantra, no como significaciones particulares, sino como el intento de significar el universo entero: hablar de todo desde la nada (o, quizás, al revés). Éste es uno de los temas que más me conmovió desde sus colores: a veces son filosos, pero de una ternura irresistible, tanto que uno quiere sujetarlos y clavárselos en el pecho hasta morir.

A través de Hiedra crecí, pero crecer lastimó un poco. Fue necesario lastimarse, porque después de Hiedra vino Tornado. Quizás esta canción da un poco de miedo, pero es el miedo ineludible del recorrido. Es la que más sombras condensa. Quizás lo más perturbador de Tornado es que su miedo es simpático, invita a una destrucción amistosa. Es tentador. No es casual que un tipo como Lucas Asmar Moreno, cineasta retorcido y quinto miembro secreto de Bosques, haya elegido esa canción para musicalizar su cortometraje El histérico suicidio de Lautaro Mastretta.

Victoria Olivera a.k.a Olivia, violinista y cellista del bosque y el nuevo disco. Ph: Lucas Moreno

Hombre Bala, como Nunchaku, nos devuelve a las palabras, nos descansa antes del próximo abismo. Si bien Hombre Bala recupera la referencialidad de la letra, no puede contener la irrupción del desarme: como un secreto insistente, repite “las cosas salen de mí, las cosas salen y se evaden”. Al escuchar El Movimiento nos obliga a viajar. La grieta que elegí mirar mientras lo escuchaba me hizo sentir que había matado a alguien y que era necesario escapar.

En esta canción entra una muerte y una resurrección. Asmar Moreno también musicalizó con esta pista su cortometraje homónimo, que trata de un grupo de anarquistas que envenenan las papas de un local de comida rápida. Como es posible observar, en un tema de Bosques existen varios recorridos posibles de vida y de muerte.

Guille Bustos, guitarra y voz de los Bosques, retratado por Lucas Moreno.

Con Niebla es un desierto, una de las pruebas finales del viaje. De a poco, las cuerdas iluminan hileras de médanos eternos. El tránsito necesario antes de convertirse en fábula. Por otra parte, Muñecos de nieve vuelve, como Nunchaku y Hombre Bala, a las palabras. Lamentablemente, no pude elegir una grieta mejor para vivirlo que recordar al coordinador de Bariloche que se levantó a la chica que me gustaba en mi viaje de egresados. Forro.

Por último, en Chernobyl también hay sombras, pero éstas son menos tramposas que las de Tornado. Son sombras alquímicas, es una canción transmutatoria. Y así termina el disco, transmutándonos, porque al terminar uno no es el mismo que empezó a escucharlo, al terminar uno murió y resucitó, fue asesino y héroe, solitario y eterno.

Para escuchar el disco, se sugiere cerrar los ojos. Así se perciben mejor las grietas. Así es más fácil transmutarse, ser fuga y ser fábula.

[bandcamp album=492929683 bgcol=FFFFFF linkcol=4285BB size=grande3]

Aby Todd

Joven cinéfila que vive en España. Nos habla de los mejores directores, actores y de todos aquellos films que solemos olvidar. Las películas de terror son su devoción.