Música

Voil Tage, pop experimental de exportación

Por George Blanco

Se hicieron conocidos por ser levantar la voz de Datamax m class mark ii labels Depeche Mode en Córdoba, pero principalmente, por ponerle su impronta a cada presentación en vivo. Voil Tage, esta banda cordobesa de electropop se formó a finales de los 90, con Fernando Cariddi en teclados, Mauricio Lopez en voz y guitarra, Ernesto Capmourteres y Diego Minutta en teclados.

El próximo sabado 29 de Octubre Voil Tage se presentará en vivo ofreciendo un set imperdible de casi 2 horas de música electro ejecutada en vivo, detrás de su tradicional barricada de sintetizadores. Será en Club R (Av. Julio A. Roca 457). Entradas en venta en “Lado B” Disquería – Tucumán 105 – Centro – Córdoba Capital. Anticipadas $25

Además, la banda coquetea con el rock alternativo y experimenta nuevos sonidos a través de sintetizadores que le dan un marco único al viaje de Voil Tage. Te mostramos una entrevista que Alejandra Aparicio les hizo a los chicos, en sus estudios de Barrio Alberdi

¿Cuáles fueron los inicios de la banda, y con qué expectativa se formó?

Voil Tage surgió originalmente como un proyecto solista experimental en 1993, como una forma de aprender a hacer sonidos. En ese tiempo me aboqué al armado de covers de distintas bandas electrónicas, más que nada para aprender el diseño del sonido. Pero llegó un momento que había tantos temas armados que decidí formar una banda para explotar esos temas en vivo. Además, en estos casos siempre es mejor un trabajo en equipo. Hicimos un parate por 11 años pero, al ver un vacio muy grande en la musica electronica local (Cordoba Capital) decidimos retomar en 2008.

¿Cuáles son las influencias sonoras de Voil Tage?

Algunos ejemplos son Recoil, Depeche Mode, Camouflage, Front 242 y Kraftwerk principalmente.

¿Por qué el cover y no temas propios?

Primero hay que darse cuenta que “cover” no es una mala palabra, no es algo malo. En particular no tengo ningún tabú con respecto al cover. Tanto el folklore, como el rock, el cuarteto y hasta las orquestas sinfónicas lo hacen. Hay muchas formas de encararlo también: en nuestro caso, buscamos el “cover-clon” porque representa todo un desafío sonoro y de dominio técnico y artístico del sintetizador. En última, si las circunstancias del momento lo ameritan, se puede versionar.

¿Tienen pensado lanzar temas propios en algún momento?

Es la idea, siempre, el tema es que estando acá en Córdoba, y con recursos escasos, primero es necesaria la difusión del nombre de la banda, imponer nuestro estilo, haciendo cosas que para el oído de la gente ya es “comestible”. Se tiene que empezar por lo conocido, porque es sabido que el público de Córdoba puede ser muy cerrado.

Con respecto a eso ¿Cómo ha sido la respuesta del público ante la propuesta de Voil Tage en los escenarios el año pasado?

La respuesta fue la que históricamente ha sucedido desde el ’96: por un lado, gente que efectivamente reconoce que estás ejecutando en vivo, y otros que creen que la terrible puesta en escena que hacemos es sólo un armado y que en realidad estamos haciendo playback. Esto pasa supongo porque, para tocar en vivo, los instrumentos se reducen básicamente a teclados (sintetizadores y samplers). Obviamente, al momento de la creación se utiliza muchísima más tecnología, pero al ver solo los teclados la gente no cree que todo lo que escucha salga solamente de ahí. Y por último tenés los que van a escucharte y disfrutar, nada más. Básicamente no ha variado mucho en todos estos años.

¿Creen que es necesario un mayor espacio de difusión para la música electrónica en Córdoba?

Para este género en particular el espacio es muy acotado, y sí, estaría bueno que se fomentara un poco más, y que surgiera de las propias bandas el hacerse un mayor lugar. El tema puntual en la ciudad de Córdoba es que se desalienta un montón el trabajo de las bandas independientes, sean electrónicas o no. Muchos te ofrecen tocar “por el pancho y la Coca” y encima a la Coca la tenés que pagar. Como no hay otros espacios, las bandas aceptan ese trato. Y la cosa no termina nunca de despuntar.

George Blanco

Pura pasión y puro ingenio. Creativo, pacífico y amante de la vida. Escribe por naturaleza. Atleta, fondista. Rocker fascinado y fascinante. Además de socio fundador, George Blanco es la impronta de N&W hecha persona. Lecturas épicas.