Música

Volcano de Temples, un pasito más a la fiesta popular

Por Gervasio Guiñazu

El 2017 me está ganando la http://www.giftcards.sugarlandmall.com/trenbolone-enanthate-and-sustanon-cycle Trenbolone enanthate and sustanon cycle ansiedad de una manera que no me ganaba hace muchos años. Los adelantos, los discos y la manera en que las bandas están List companies that make modafinil for the united states promocionando su música hace que las ganas de http://royalmaderavineyards.com/winston-emagrecedor Winston emagrecedor escuchar discos nuevos me dominen por completo. Imagínense cuando les digo que el primer adelanto de Volcano, segundo disco de Temples, salió hace unos seis meses. Es más, lo incluimos entre Clenbuterol spiropent for sale los mejores temas del 2016.

Fueron seis meses de espera tratando de ver que más nos podían ofrecer estos Trenbolone acetate cycle cuatro jóvenes de Kettering. Y para ponernos en contexto, en 2013 presentaron http://jedaware.com/dianaboll Dianaboll Sun Structures, un disco que a priori los ponía al mismo nivel de una ola revival que era http://peralees.com/oxymetholone-how-much-should-i-take Oxymetholone how much should i take hype en todos lados, especialmente en Reino Unido.

Sin menospreciar su trabajo y dejando en claro que Sun Structures me encanta, muchos pensamos que estábamos frente a un poco más de lo mismo dentro de un género cuyo estandarte hasta ese momento era http://historyarticles.com/enanthate Enanthate Tame Impala. Menos hypeado que los australianos, con una estructura más real y con claras reminiscencias a los primeros Masteron and cypionate cycle Pink Floyd y a bandas como http://www.azamericasat.net/trenbolone-cycle-per-week Trenbolone cycle per week T Rex, Temples tenía algo que nos enamoraba y era que no estaban haciendo música hoy con estructuras del pasado, sino que, estaban realmente haciendo la música como la hacían sus héroes.

Retomando un poco con Volcano. Su primer adelanto, Certainty, hizo que dudáramos de su impronta revival. Si bien todos los ingredientes estaban ahí, el paso final nos sonaba medio Tame Impaliano, y con esto me refiero a que el hecho de traer de vuelta la cultura musical psicodélica (el “psych” como dirían los ingleses) no es algo con lo que puedan jugar. Ya teníamos el ejemplo de Currents (Tame Impala 2015) en donde los liderados por Kevin Parker, dejan de lado su verdadera impronta revival y se suben a un escalón de banda Psych pop que nadie tenía.

En Volcano, por suerte, pasa todo lo contrario. Son 12 temas sacados totalmente de contexto. Y que lindo encontrarse con una banda que sigue hablando desde la abstracción y no desde la realidad. La fórmula es que el disco funciona como un todo. No hay hits o todos son hits, el disco avanza y no lo podemos saber. (I want to be your) Mirror, parece una oda psicodélica medieval con flauta y a dos guitarras. Oh the Savior, es en principio una canción de campiña inglesa, hasta que el estribillo nos lleva de vuelta a los pantalones de campana. Born into the sunset, una canción festivalera lo-fi, que tiene una percusión para escuchar a detalle. Todos podrían ser cortes de difusión o no, lo interesante es que funcionan como un todo y le dan a la banda un nuevo lugar como los dueños del verdadero revival.

Tema a tema, Volcano nos lleva de viaje a algún lugar en el que no estuvimos. Open Air (probablemente el tema meas actual del disco) va in creciendo para entregarnos un final psicodélico. Hacia el final, parece que con Mystery of Pop quieren guiñarnos un ojo. El cierre está a cargo de Strange or be Forgotten (los títulos abstractos me matan) probablemente la canción meas hitera después de Certainty.

Volcano me despierta la incógnita: ¿Cuál es el misterio del pop? ¿Por qué en 2014, cuatro jóvenes de Kettering, Inglaterra eligieron elaborar un revival tan marcado para hacer música hoy? Creo que el gran misterio del pop es que se quedó sin misterio, y estos cuatro chicos de alguna forma nos lo quieren demostrar usando una idea vieja pero que suena hiper radical. Manden play, al final de cuentas, a todos no estaba aburriendo un poco Tame Impala aunque nadie lo quería aceptar. Salud!

 

Gervasio Guiñazu

Nada en el mundo es más lindo que encontrar a tu próxima banda favorita. No quiero ser tu amigo si no llorás al menos con tres de tus canciones preferidas. Si no hay Pink Floyd, que no haya nada.