Moda Series

Who run the world? Girls, el estilo trasciende la pantalla

Por Soledad Avila

Los tiempos han cambiado y generaciones han pasado desde que buy facebook fans and twitter followers Carrie se apoderaba de la 5ta Avenida con sus amigas llevando ropa de diseñador. El cambio generacional es diferente. Actualmente, a los adolescentes les cuesta más definir su futuro, por lo que la edad de madurez se alarga hasta cerca de los 30 y los 20 vienen a ser una especie de “encontrarte a ti mismo”.

Es esto lo que vemos en bolo yeung GIRLS. La vida de cuatro chicas entrando en la madurez y demostrando lo difícil que puede llegar a ser el camino, aunque igualmente de divertido. La creadora hugh jackman body Lena Dunham (escritora, directora y actriz) ha dado vida a cuatro personajes totalmente diferentes pero unidos por la amistad.

Ahora bien, con este backround se puede hablar de los estilos de cada personaje partiendo de su personalidad y de cada actriz, que durante el pasado año han estado bajo la mira del mundo de la moda.

buy 500 instagram followers fast On Screen

Cuando uno piensa en una serie de “chicas” ambientada en Nueva York, lo primero que se le viene a la mente es Blair Waldrof, Selena van der Woodsen o Carrie Bradshaw con sus diseños de marca y outfits inolvidables. Aquí, pasa lo contrario. Los personajes no hablan a través de sus looks, pero ellos demuestran el momento que pasan ellas. Las personalidades de las cuatro protagonistas en cuestión son muy diferenciadas y marcadas entre sí, por ende también lo es su estilo a la hora de vestirse.

Hannah nunca se ha preocupado demasiado en como luce, menos si su atuendo es a la moda o pasado de ella. Es común verla de shorts, musculosas o vestidos hasta la rodilla, además de “shorterol”. Su ropa es suelta pero tampoco quiere ocultar su cuerpo. Puede pasar de un crop top a una remera color neón de red traslúcida y poco le importará el “qué dirán”. Como la segunda temporada es un momento de introspección del personaje (así como el de las cuatro) se pasa mucho tiempo en pijamas o remeras largas sin nada debajo de ellas, claramente gritando que la depresión se apoderaba de ella.

Marnie, “la chica bien”, recibida y con metas claras en su vida (o al menos eso quiere demostrar) siempre se encuentra perfecta para la ocasión. Con vestidos ceñidos a la cintura, cola de caballo prolijamente peinada, ama a Ann Taylor, y los colores en la paleta del violeta y el azul son sus preferidos (como en la vida real, ¿no?). Aunque durante la última temporada vive con altibajos, sus outfits no cambian y siempre se muestra perfecta hacia el mundo.

Shoshanna es la más chica del grupo. Impoluta, perfecta, con ningún detalle en su outfit librado al azar. Los tonos pasteles se apoderan del personaje y sus tocados nos recuerdan a la realeza británica. El protocolo es de suma importancia para ella, por lo que siempre está perfecta para cada ocasión. Los volados, el escote, los cintos y los cortes rectos y estructurados (como Blair de Gossip Girl) definen a la querible Shosh.

Jessa es pura libertad tanto en su personalidad y acciones como en sus looks que la definen a lo largo de la serie. Sus vestidos hippies y los colores blanco y negro son comúnes en ella, además los atuendos étnicos que son los preferidos del personaje. Tanto Jessa como Jemina Kirke, la actriz que la interpreta, utilizan diseños de su madre por lo que el estilo de ambas es muy similar.

Off Screen

Lena Dunham ha cambiado su look desde que salió a la luz en 2011. En la red carpet es usual verla vestida de Zac Posen o Prada y para otros eventos, el vestido strapless y la falda ancha a la rodilla son sus preferidos. Ha sido protagonista en varias editoriales importantes alrededor del mundo como Rolling Stone, Interview y Marie Claire.

Promocionando la tercera temporada en el show de David Letterman, Lena dijo que todavía no puede creer que la inviten a los grandes eventos de premiación: “Hasta que me sigan invitando asistiré, seguiré comiendo y sacándole fotos a las celebridades sin su permiso”.

Zosia Mamet, que se pone en la piel de Shoshanna, no ha tenido tanta exposición pero últimamente ha realizado más apariciones en eventos y alfombras rojas.  Sus tiendas predilectas en la Gran Manzana son No Relation Vintage y Vice Versa, donde compra prendas que llegan del Ejército de Salvación, así como también American Apparel.

Como sus compañeras, se encuentra en plena campaña para promocionar la tercera temporada de la serie y es la cover girl en el catálogo de Asos (multimarca online). Sobre su relación con la moda afirma: “No soy una chica que va a usar algo con lo que no puedo respirar, caminar ni sentar, no le veo el sentido. Me gusta algo que me sienta cómoda en el, que me sienta yo”.

Jemima Kirke es la que menos figura entre las editoriales de moda. Su onda bohemia y más familiera (se ha perdido la temporada de premios el año pasado al dar a luz), hace que no esté tan insertada en el fashion world como sus compañeras de elenco. Su look, único y original, hace que se refleje también en su personaje en la serie.

Su madre, diseñadora y dueña de Geminola, una boutique en Nueva York, ha diseñado para su hija los atuendos de red carpet y para la serie. El vestido de casamiento que Jessa usa en el final de la primera temporada fue diseñado por ella.

Sin dudas, Allison Williams va camino a convertirse en la It Girl de 2014. Buscada por los grandes diseñadores y editoriales del mundo, ha deslumbrado en las alfombras rojas del pasado año con sus elecciones de outfits. La actriz es protagonista de las portadas de enero en Glamour de México y España, además de llegar a la editorial Elle en febrero (¿Vieron que va a ser un gran año para ella?).

Sobre sus preferencias con respecto a sus looks, prefiere los vestidos ladylike, las faldas lápiz, los monos, el binomio blanco y negro. Sus diseñadores preferidos son Oscar de la Renta y Donna Karan, aunque el vestido azul marino de Ralph Lauren que lució en los Emmy 2013 quedará en la historia como una de las mejores vestidas del evento.

Allison tiene en común con Marnie su amor por la moda y sabe que está camino a convertirse en un ícono de moda: “Me encanta la moda, vestir bien forma parte de mi trabajo como actriz“, contó a Glamour. Sobre sus aciertos y elecciones para la alfombra roja, le ha contado a Elle: “Quiero establecer una base: así es como luzco, tengo un largo cabello marrón, uso este tipo de vestido, este es el trato. Puedes contar con esto”.

En la presentación de la tercera temporada de la serie en Nueva York, se juntaron las cuatro protagonistas. Lena deslumbró con un vestido plateado y con brillos de Rochas, colección primavera 2014. Allison eligió a Dior para la premiere, el vestido celeste pálido de seda se complementó con apliques en la parte superior, el pelo recogido y un maquillaje muy natural.

Zosia eligió lo básico, Saint Laurent negro por encima de la rodilla, un pequeño escote, el pelo suelto y los labios rojos, como ya nos tiene acostumbrados. Por último, Jemina volvió a elegir a su madre Lorraine Kirke y Geminola. El vestido vintage tiene un dejo rosa, con escote y largo. Complementó el atuendo con sus uñas pintadas en rojo, así como también sus labios.

Como sus personajes, las cuatro actrices saben lo que tienen para dar en el fashion world y se divierten con eso. Saben que son seguidas por el mundo y por sus seguidoras, pero se sienten cómodas con el papel que les toca jugar dentro de él. No podemos esperar a ver la nueva temporada y que comience la award season para verlas deslumbrar una vez más. Queremos a estas Girls on y off screen por mucho tiempo más.

Soledad Avila

Experta en celebrities, Red Carpet e It Girls. Apasionada por la moda y amante furiosa del deporte. Adicta al indie rock. Es una caja de sorpresas -geniales-.