Система микрокредитования физических лиц сформировалась и получила широкое распространение всего каких-то 5-6 лет назад. Что это дало обывателю? Например, на данный момент вы легко можете получить займ на карту мгновенно круглосуточно без отказа 50000, а это, согласитесь, является очень серьёзным показателем успешности работы системы микрозаймов. Никогда раньше деньги в долг нельзя было получить настолько просто.
#TEDx Entrevistas Sociedad

Ya no son tan niños: Entrevista a Enrique Orschansky en #TEDxCórdoba

Por Carola Cinto

“Yo no elegí la profesión. La profesión me eligió a mi”. Así termino la entrevista que pudimos hacerle a Enrique Orschansky, reconocido pediatra cordobés el pasado 28 de abril en la primera tarde mágica que TEDx Córdoba ofreció a los casi 400 espectadores que esperaban ansiosos.Como nos tienen acostumbrados la experiencia de participar del primer Juevex del año estuvo por encima de cualquier expectativa. Entre los oradores que deleitaron a la multitud esa tarde se encontraban Carlos Presman (médico gerontólogo, escritor y docente), David Rueda (empresario, presidente de Tarjeta Naranja) y el mismo Enrique Orschansky.

Cuando terminé de estudiar, le di a mis papás el título y prometí nunca más volver a entrar en una sala de guardia”. Orschansky es actualmente un reconocido pediatra cordobés que confiesa no haber tenido la vocación por la medicina desde joven. Luego de egresarse en la Universidad Nacional de Córdoba emprendió un viaje que duraría seis meses en búsqueda de “algo” que desde un principio quiso convencerse que no sería la medicina. Al regresar y encontrarse sin trabajo, ni dinero, recordó que tenía ese olvidado título colgando en la pared de su casa.

Un día antes de que cerraran los cupos para hacer residencias decidió anotarse y se encontró con que la única vacante que quedaba era “Pediatría”. Al preguntarle acerca de cómo supo que esa sería su especialidad, el sonríe y responde: “Mi primera paciente fue una niña de cinco años con un cuadro de neumonía. Al bajarla de los brazos de su mamá corrió inmediatamente hacia mí, trepó por mis piernas y apoyó su cabecita junto a la mía en un solo abrazo. Desde ese momento supe que había encontrado ese “algo” que llenaría mi vida por siempre”. Con tono muy suave y con un vocabulario riquísimo en adjetivos, Enrique describe en cada una de sus entrevistas y participaciones a los niños y a como el entorno y la sociedad influyen en la formación del comportamiento y el carácter de los mismos.

En su presentación como orador de la edición 2013 del TEDx Cordoba, Orschansky comienza con la comparación de la importancia de la salud en los niños hace 80 años y la importancia de eso mismo hoy. Antes eran parte de la productividad de una familia. Las mujeres debían mantenerse sanas para la reproducción y los varones para el trabajo manual. Hoy los niños no trabajan, hoy los niños tienen que estar sanos porque nos interesa que sean felices. “La vitalidad de los niños es un ingrediente principal para mejorar la calidad de vida en familia” fueron sus primeras palabras en el encuentro del pasado jueves 28 de abril.

Pero como bien sabemos, esos 80 años transcurridos no solamente han llevado al cambio del concepto de “salud“. Muchas de las transformaciones sufridas por la sociedad también resultan en un obstáculo para la felicidad de los mas chicos. Como por ejemplo la fuerte reivindicación del papel de la mujer en la sociedad. Mujeres al frente de grandes empresas, con papeles muy importantes dentro de la política, que quizás resulta en la reduccion de la disponibilidad de tiempo que esa madre tiene para estar en sus casas con sus hijos.

¿Crees que este papel que ha adquirido la mujer puede dañar la relación madre-hijo?

No. No en absoluto. Lo que pasa es que hay que reconvertirlo. La madre salió ya del hogar. Ya sea que necesite trabajar por plata o para realizarse o porque es buena o por lo que sea. Lo que hay que adaptar es no seguir exigiendo que la familia siga funcionando como en los años 50. Por ejemplo: llega el padre y dice, ¿y la comida? De esa manera le sigue exigiendo a esa mujer, que en realidad tiene su energía puesta en otro lado y no confía en las derivaciones. Las derivaciones son quienes nos ayudan: los abuelos, los tíos, una empleada, la guardería.

Toda la tercerización de la infancia que va ampliándose en la medida de que la mujer va ocupando espacios de los cuáles hace mucho que el hombre debería haberse corrido. En realidad nunca la mujer no tuvo chances, siempre las tuvo pero el hombre nunca la dejó pero por envidia porque sabemos que nos pasan por el costado. Lo digo sinceramente. Pero la igualdad absoluta creo que va a venir cuando una mujer mediocre esté en un puesto alto. Por que las que están en puestos altos son brillantes, son especiales. Ahora cuando una mujer mediocre llegue, ahí vamos a estar iguales.»

Otro de los cambios que ha traído el siglo XXI y que afecta directamente a los niños y jóvenes de nuestra sociedad, es el gran crecimiento de la maquinaria económica. El lucro constante ha hecho que los jóvenes se conviertan en los nuevos demandantes y en las principales víctimas del bombardeo publicitario. Orchansky habla en este sentido de la existencia de un “robo de la infancia” bajo la idea de niños que dejan los juguetes de madera y las muñecas de tela para transformarse en pieza fundamental del sistema económico como los grandes «consumidores» de este siglo. En el otro ámbito que podemos ver un aumento del papel de los jóvenes es la política. Hoy a los 16 años un joven tiene bajo sus manos la responsabilidad de elegir quienes serán los futuros dirigentes de un país. Aunque exista una cierta incredulidad acerca de que un niño de 16 años pueda ejercer verdadera conciencia sobre el voto.

“Yo creo que los de 16, los de 26 o 36 años son iguales. Hay mucha gente que no está en condiciones de votar. Porque simplemente lo va a hacer por inercia, porque es obligatorio, o por costumbre o por tradición familiar o por que le gustó la cara o por que le han prometido algo. No hay edades. Hay gente de 16 años muy madura y hay gente de 36 años muy estúpida.Entonces la responsabilidad política se aprende en la casa también. La primera autoridad que uno respeta es la que hay en la casa (los padres) y se los respeta si es que tienen política. Lo que ocurre es que se vive sin tener un plan general de vida. Se vive día por día, se improvisa. Y eso implica reinventar todo día a día: los límites, los permisos, las idas, las vueltas. Entonces si uno tiene un plan general, si uno lo piensa, resulta mucho más fácil. Resulta más fácil el ejercicio político intrafamiliar y el ejercicio político con los amigos.

La democracia de elegir quién juega y quién no, quién espera y quién no. El ejercicio jerárquico que implica hacer una fila y esperar el turno y no meterse un codazo y salir primero. Eso es ejercicio político infantil. Y todos esos ejercicios van modelando para que cuando uno tenga 16 años y ya tenga un documento para ir a votar, mire y en quién confíe le deposite su confianza «expreso el especialista.

A pesar de que existen estos cambios constantes que influencian en el comportamiento de los mas pequeños, Orschansky hace constante hincapié en la inocencia que aun conservan al creerse aun inmortales. Es decir los niños creen que son para siempre, que su familia es para siempre, que sus juguetes son para siempre. “Para los niños el fin del mundo es cuando sus papás les dicen que no hay esperanza, que está todo mal, que son todos ladrones, que no hay trabajo, que no hay futuro. Y eso es mentira porque para la buena gente hay trabajo y hay futuro. De esa forma los chicos pierden algo que es propio, que es innato en la infancia, que los define como infantes, que es la sensación de eternidad. Los chicos se sienten inmortales. Si uno les quita esa inmortalidad hablándoles de la finitud de las cosas, los pone en contacto con algo que tienen que conocer cuando tengan 90 años. Entonces, hablándoles en algún momento que algo está bien, que algo salió bien, que algún dirigente hiso esto, que una persona hizo un blog para difundir ideas, que un dirigente estudiantil logró tal cosa en el colegio. Preguntarnos: ¿Cuáles son las buenas noticias? Las buenas noticias achican la angustia. Por ejemplo: estamos rodeados de gente que están robando en las casas entonces tomemos de la mano a los chicos y les digamos acá en casa no va a pasar nada. Claro que no estamos seguros de eso pero lo que estamos haciendo es evitarle el “fin del mundo”.

Para los niños, “el fin del mundo” es quedarse solo, decirle que las cosas no son para siempre y quedarse sin energía. Esas 3 cosas son importantes para hacer que a un niño no se le “termine el mundo“: devolverles un adulto al lado, devolverles la sensación de que hay muchas cosas que son para siempre y que ellos mismos son eternos y por último, devolverles las energías ósea que vuelvan a dormir enserio.

Podemos decir entonces que la vorágine de nuestro sistema afecta en gran medida a los más pequeños. Ya que, sin hablar siquiera, ya forman parte de un sistema que los considera como los futuros engranajes de un reloj que no diferencia edades ni condiciones. Todos estos efectos que sufren nuestros ninios provienen justamente del «olvido» por parte de los adultos del  significado de «infante» o «niño» («el que no habla») lo que implica una necesidad constante de atencion.   “Estamos con dos epidemias muy severas en la infancia: por un lado el mal dormir, hoy en día duermen muy poquito. La melatonina (regulador fisiológico del sueño) se produce recién una hora después de apagada la última pantalla. ¿A qué hora se apaga la ultima pantalla? Depende de cada chico, de cada padre cuál es el límite que pone en ese momento. Entonces duermen mal. Y la segunda epidemia es que los niños están deshidratados. Los chicos no toman agua. La gran droga del siglo XXI para los chicos tiene que ser tomar agua de nuevo. Yo propongo un plan de tomar agua en los colegios. Cortar la jornada escolar, sobre todo en los jardines que son los más pequeños, tomando agua y les cambia absolutamente la dinámica. Son plantitas secas que la gente se olvida de regar. Agua y sueño, ¿accesible no? No hay drogas, no hay remedios, no hay consultorios, no hay médicos, es sentido común”.

Carola Cinto

Algo que empezó como un pasatiempo, hoy ocupa la mayor parte de mi día. Me gusta escribir sobre Sociedad y disfruto de hacer Entrevistas. Soy Licenciada en Relaciones Internacionales