Cine Oscars

Ella contra todos: Crítica de 3 Anuncios Para un Crimen

Por Vanesa Fognani

La melancolía de los compases de Mildred Goes to War de Carter Burwell resuenan como himno de resistencia, la música Hillbily, poderosa, anticipa y describe desde la primera escena a la protagonista.  Mildred (Frances McDormand) es una mujer que busca el esclarecimiento de la muerte de su hija adolescente. El director Martin McDonagh juega con el conservadurismo  salvaje de Misuri y pone a esa mujer  en un contexto misógino y violento, allí debe librar una guerra en soledad, no en vano, Burwell crea este temón lírico – su playlist está nominado como mejor banda sonora- y lo titula “Mildred va a la guerra”. Mildred pone tres letreros  con diferentes leyendas relacionados con el asesinato de su hija, desde ese primer momento  McDonagh nos introduce en una drama bien narrado, perfectamente orquestado, que moviliza al espectador.

No soy fan de McDonagh, deje por la mitad Siete Psicópatas, aunque banqué un poco a Escondidos en Brujas (va más bien apoyé la dupla Gleeson/Farrel) pero en esta se PASA. Más allá del híbrido en el que se convierte – una llora, rie, un pastiche- 3 anuncios para un Crimen es un peliculón. Incluso cuando uno piensa que ese relato perfecto va a flaquear por alguna obviedad,  McDonagh se apoya en McDormand y la explota al máximo.

e554076b0ddf40e1d18fbc79d23d6ecf

Cada mirada, frase e interpelación de Mildred es una celebración cinéfila, un manifiesto feminista acerca de valorizar el rol de la mujer en un una sociedad en donde parecería no valer demasiado. Cada plano de Mildred/McDormand – los primeros planos denotan su inmensa belleza- genera empatía y acercamiento a un personaje que sufre. Además, esta heroína es inteligente,  una mujer brillante.

LeadArtwork_Three_Billboards

Hay un monólogo de Mildred en contra de la iglesia que provoca que uno quiera levantarse de la butaca y aplaudirla, bueno es lo que genera 3 anuncios para un crimen, el aplauso contenido al menos la primera hora de película. El villano, Dixon un policía racista, desagradable y violento se presenta como la contrafigura de Mildred. Rockwell, nominado a mejor actor de reparto por la Academia compone un personaje desagradable. Recordemos su legendario “Billy The Kid” en Green Miles, un ser rechazable, hasta por  sus hábitos ecatológicos. Bueno el nivel RECHAZO de Dixon va por ese lado.

636495450252280507-ROCKWELL-THREE-BILLBOARDS-OUTSIDE-EBBING-MISSOURI-95334081

Con una madre tan violenta como el -brillante Sandy Martin y uno de las grandes olvidadas de los Oscars- Dixon  hace un espectáculo para que se lo odie. Un ser entrañable es el comisario Willosghby (amamos tanto a Woody Harrelson), la voz de la razón y sin duda la primera parte de la película es suya.

Sam Rockwell and Sandy Martin in the film THREE BILLBOARDS OUTSIDE EBBING, MISSOURI. Photo by Merrick Morton. © 2017 Twentieth Century Fox Film Corporation All Rights Reserved

Podría escribir tomos sobre Tres Anuncios para un crimen, que tiene en algunos pasajes el tono de comedia de las películas de los Coen, que el drama y la nostalgia que maneja es similar a la  que usó Taylor Sheridan en Wind River (véanla también por favor) y que seguramente sea la ganadora de los premios Oscars. Tienen que ir a ver 3 Anuncios para un crimen, una película en donde Mildred libra una batalla contra un pueblo que decide ignorarla.  Valoración: Excelente

 

Vanesa Fognani

Licenciada en Ciencias de la Comunicación. Estudió la carrera de Crítica de Cine en la revista EL AMANTE. Actualmente es redactora de la sección espectáculos del portal de noticias NOTINAC.