Cine

Fantastic Beasts and Where to Find Them: una nueva aventura mágica

Por Josefina Chalde

El oscuro logo de Warner se adueña de la pantalla, la famosa y recordada melodía de Decca steroids John Williams empieza a sonar (esta vez de la mano de http://festejossantairene.com/?top=trenbolone-enanthate-coming-off Trenbolone enanthate coming off James Newton Howard) y todos los fans de Harry Potter, grandes y chicos, sentimos un cosquilleo en el estómago. No volvimos en el tiempo, aunque puede sentirse así; y obviamente ya sabemos que no veremos ni a Harry, ni a Ron, ni a Hermione. Sin embargo, no lo podemos evitar: estamos ansiosos y entusiasmados.

Ese pequeño libro rojo publicado por http://royalmaderavineyards.com/proviron-in-uae Proviron in uae J.K Rowling allá por el 2001 (con un objetivo solidario), llegó a la pantalla en medio de dudas y pensamientos tales como: “¿Para qué?, “Qué ganas de seguir lucrando” (la palabra correcta es robando) y “¿Cómo adaptás un diccionario?”.

mv5bmjazmzq4mje0nl5bml5banbnxkftztgwndaymti1mdi>v1_sy1000_cr0015361000_al_

Porque claro, Fantastic Beasts and Where to Find Them era (es) básicamente, un diccionario. http://www.azamericasat.net/testosterone-boster Testosterone boster Rowling lo publicó como parte del universo Potter, como un libro de texto que Harry debía comprar, entre tantos otros, antes de entrar a Hogwarts. Ese librito, casi insignificante, contaba la historia de la Magizoología y enumeraba una enorme cantidad de criaturas mágicas con descripciones detalladas sobre su origen y características.

Ese texto, “escrito” por Zmrc dianabol review Newt Scamander, fue la excusa para que Rowling, Heyman (productor) y Warner pudieran retomar el exitoso y amado universo mágico, con una nueva historia, un nuevo nombre, pero la esencia de aquello que conocemos tan bien. http://steroidsbesthgh.com/cell-penetrating-peptides-cargo_nv/ Cell penetrating peptides cargo David Yates (realizador de las últimas cuatro películas de Harry Potter) volvió detrás de cámara y Rowling asumió por primera vez el rol de guionista. ¿El resultado? un gran comienzo de esta nueva aventura mágica.

mv5bnzk0ndiwmja5ml5bml5banbnxkftztgwmtkxmti1mdi>v1_sx1777_cr001777744_al_

New York, años 20. Las portadas de los diarios mágicos se suceden en pantalla y todas tienen un denominador común: un mago llamado  http://kokinetics.com/how-to-buy-dianabol How to buy dianabol Gellert Grindelwald (primer guiño al universo Potter) está causando temor en la comunidad mágica. Por su parte, Testosteronmangel test Newt Scamander, un joven magizoólogo británico, llega a New York con una maleta bajo el brazo. Esa maleta, que para ojos muggles no contiene más que un par de camisas y un reloj, esconde en realidad una enorme cantidad de criaturas mágicas que el joven ha salvado, criado y protegido.

El principal problema para él se produce cuando algunos de esos animales escapan de su valija y comienzan a generar un caos que llama la atención tanto de magos como de no magos. Así es que se involucran en la historia Jacob (muggle, aunque en Estados Unidos se dice no-maj), Queenie (una lectora de mentes) y Tina, una ex auror (hermana de Queenie) que detecta el descuido de Scamander y lo lleva ante el http://www.gestiona.es/anadrol-50mg-british-dispensary Anadrol 50mg british dispensary MACUSA (El Congreso de Magia norteamericano) por haber puesto en peligro el anonimato de la comunidad mágica en dicho país.

mv5bmta3ndq4odc0otbeqtjeqwpwz15bbwu4mdq1mjaxmday>v1_sx1777_cr001777732_al_

Si la película se titula, efectivamente, Fantastic Beasts and Where to Find Them, es porque una parte del relato sigue las aventuras de Scamander, Jacob, Tina ( Sustanon 250 genesis Katherine Waterston) y Queenie ( Alison Sudol) por toda la ciudad de New York, mientras buscan a estas criaturas que se han escapado y tratan de protegerlas de aquellos que no las ven con buenos ojos.

Sin embargo, mientras esta trama tiene lugar, hay una segunda historia (algo así como un “film paralelo”) que está vinculado con una fuerza oscura (obscurus) que está causando caos y destruyendo la ciudad. Esta fuerza oscura proviene de aquellos niños magos que, forzados a ocultar sus poderes, no pueden manejarlos y pierden el control. Esta trama, donde toman protagonismo Graves (Colin Farrell) y Credence (Ezra Miller), domina el tercer acto del film y tiene una serie de vueltas de tuerca que preparan el terreno para las futuras secuelas.

mv5bmjqxodexndu2nl5bml5banbnxkftztgwnziymti1mdi>v1_sx1777_cr001777733_al_

Cuando el foco está puesto en Scamander, sus compañeros de aventura y esos animales fascinantes (el diseño de algunos es brillante) que se suceden unos a otros en pantalla, la película alcanza un gran nivel, genera en el espectador las ganas de seguir mirando y despierta la curiosidad por ese mundo desconocido. Cuando el foco se corre y entra en escena el obscurus, Grindelwald y Graves, el interés decae un poco. No lo suficiente para que el film decepcione (ni mucho menos) pero sí para cuestionar algunas decisiones que no terminan de favorecer a la estructura del relato.

No parece haber una verdadera conexión entre ambas tramas y los personajes principales (junto con los animales) terminan quedando relegados en el tramo final del film.

mv5bmji4otyxnja0ml5bml5banbnxkftztgwmjaymti1mdi>v1_sx1500_cr001500999_al_

La película está repleta de referencias para el espectador “pottermaníaco”: desde guiños del guión (un personaje, un objeto, una criatura, una palabra) hasta los aspectos específicamente visuales del film (Yates se repite bastante). Hay escenas deslumbrantes, como aquella en la que los personajes se meten en el maletín de Newt y aparecen en un mundo maravilloso, lleno de colores, armonía y tranquilidad (en contraste con el mundo real, oscuro, caótico y en constante peligro).

Afortunadamente, todo aquello que en el libro era aburrido (un glosario de animales casi soporífero), en imágenes se convirtió en algo mucho más interesante y entretenido. Rowling supo tomar ese libro como disparador y encontrar la manera de llevarlo a la pantalla, creando una historia en la que uno inevitablemente se ve inmerso.

mv5bmtewndmzmtc0mtneqtjeqwpwz15bbwu4mdgymjeyntay>v1_sx1777_cr001777744_al_

Eddie Redmayne es un buen Scamander (a veces pasado de revoluciones), pero Dan Fogler termina siendo el mejor de los cuatro. Jacob es un muggle involucrado de casualidad en una aventura que termina adoptándolo como un mago más. Un hombre común y corriente que se choca con el mundo mágico y debe digerir lo que ve sin casi cuestionarlo. Además, su relación con Queenie está muy bien trabajada y se nota una química entre ellos que hace de algunas escenas, los momentos más emotivos del film.

Si la película no intentara abarcar tantos temas, el resultado sería casi perfecto. Más allá de eso, es un gran comienzo de saga y, aunque cuatro films más parecen una locura, deja con ganas de ver qué pasará a continuación.

Josefina Chalde

Estudiante de Cine. Amante de la música internacional. Un buen libro, un buen disco y una buena película es todo lo que necesita. Londres es su lugar en el mundo.