BAFICI Cine

Furor por el cine ¿Por qué nos gusta tanto el BAFICI?

Por Vanesa Fognani

http://www.giftcards.sugarlandmall.com/testosterone-propionate-cycle-gains Testosterone propionate cycle gains Fotos: Página oficial del BAFICI

El http://royalmaderavineyards.com/winstrol-end-of-cycle Winstrol end of cycle Festival Internacional de Cine Independiente de Buenos Aires es furor entre los cinéfilos empedernidos; las largas colas para sacar entradas y no quedarse afuera de esta fiesta del cine independiente se sienten en cada rincón de su sede principal, el Village Recoleta. Los hipster –solemnemente criticados por alguna porción de la crítica- pasean sus outfits por la alfombra roja y le ponen color a un festival imperdible para todos los que amamos el séptimo arte.

¿Por qué el BAFICI causa tanto furor entre la muchachada cinéfila? ¿Cuánto hay de moda o de verdadera curiosidad por el cine entre los concurrentes?. Preguntas axiomáticas que difícilmente tengan respuestas y que causan estupor y extrañamiento entre los asiduos más veteranos al Festival. Intentaremos, en los diez días que dura el Festival –del 13 al 24 de abril-, descifrar el fervor que rodea esta fiesta del cine.42f9f1e75eb5a1e72381214f34d52d630a163bb9

Le Fils de Joseph, película de http://kenwoodliquors.com/super-anadrol Super anadrol Eugène Green abrió el Festival y con el leitmotiv La ciudad se viste de cine” arranca con más de 400 películas. El BAFICI celebra este año su mayoría de edad, el 18° aniversario trae nuevo director artístico – el crítico Low testosterone women Javier Porta Fouz es el anfitrión de esta fiesta- y los rumores de pasillo prevén una entrega que desbordará en propuestas y sorpresas. El leitmotiv del BAFICI siempre fue acercar al espectador, en principio al cinéfilo, a producciones independientes de bajo presupuesto sin conexión con los grandes estudios Hollywoodenses, es decir, que la denominación “independiente” se traduce a una manera de hacer cine -hablando en términos de producción, distribución y exhibición– diferente al cine mainstream.

Aunque un tanto categórica, radical y hasta imprecisa, la denominación sobre el cine independiente ha ido mutando a lo largo de las ediciones del Festival, y aunque el BAFICI conserve el espíritu indie, vanguardista y hasta revisionista de directores de géneros marginales que no tienen lugar dentro del cine comercial, las últimas ediciones incluyeron en su line-up bastantes películas de cine de estudio.

98e43aea37ac5ed0d37a94cb2f4d06fc11f6e2e2

http://steroidsbesthgh.com/how-to-make-clenbuterol_dq/ How to make clenbuterol Clasicismo, Favio y el gran Fabián Bielinsky

Este año por ejemplo, las películas que nos gustaron a todos –los clásicos tienen esa aceptación masiva que los hace únicos- tienen un lugar importante dentro de la grilla y es importante destacarlos y arengar para que el público vaya a verlos: películas del Dianabol vs anapolon clasicismo argentino como Apenas un delincuente de Masteron information Hugo Fregonese – el mejor exponente del film noir argentino y con el gran Methenolone drug Jorge Salcedo como protagonista- y Esposa Último Modelo del gran hacedor de comedias Methenolone acetate opis Carlos Schlieper – en esta situtation comedy pueden ver a una jovencísima Testosterona biodisponible Mirtha Legrand– son de la partida.

El cine del gran Leonardo Favio estará presente. Además de proyectarse el documental homenaje Favio: Crónica de un director de Alejandro Venturini, se proyectará la gran película El dependiente con Graciela Borges y Walter Vidarte, la mejor película de Favio – en mi opinión- que posee una liturgia melancólica que muestra la vida de pueblo. Con un magistral plano secuencia final – uno de los mejores de la historia del cine- El dependiente es una película obligatoria para los amantes del cine. Allí estaremos firmes contemplando la belleza interminable de una joven Graciela Borges.

718b0b488526eb45973120093ca9c39511b491ee

También habrá un homenaje al gran director Fabián Bielinsky, y películas como Nueve Reinas y El Aura podrán ser vistas en pantalla grande. Bielinsky, quizás uno de los mejores cineastas contemporáneos, logró en su corta carrera filmar estas dos películas de culto. Reponerlas, a diez años de su muerte, permite discutir y evocar su cine.

La picardía criolla de Nueve Reinas, con ese final sorpresivo que mostraba a un Ricardo Darín derrumbado, hizo que la película sea la preferida de muchos argentinos. El Aura, por su parte, con su tono lúgubre, construye un relato en donde es imposible no sentirse atrapado. Y por si fuera poco, el homenaje trae una perlita: La espera, primer corto de Bielinsky – fue su tesis universitaria- con Héctor Bidonde como protagonista, adapta el cuento homónimo de Jorge Luis Borges al cine.

Podés ver toda la programación del festival aquí.

Vanesa Fognani

Licenciada en Ciencias de la Comunicación. Estudió la carrera de Crítica de Cine en la revista EL AMANTE. Actualmente es redactora de la sección espectáculos del portal de noticias NOTINAC.