Cine

La familia de mi novia: Crítica de Huye!

Por Germán Pérez

“Cuando haces las cosas bien, te va bien”… Este es el lema de Jordan Peele (MADtv, Key and Peele, Keanu) y esta es la idea que lleva a todo sus proyectos. Peele, comediante de pies a cabeza, nos trae un film que se aleja de sus comedias simpáticas y pasatistas. Esta vez, el director se centra en los conflictos raciales de una manera sutil y novedosa, sin perder su sentido del humor. Get Out! (nombre en inglés) es una de las sorpresas del año.

Con un argumento simple, la película cuenta la historia de Chris (Daniel Kaluuya), un joven afroamericano y su visita a la familia caucásica -y misteriosa- de su novia Rose (Allison Williams). Desde el comienzo, el guión escrito por Peele tiene una fuerte carga sobre las diferencias culturales ya que vemos a un Chris inseguro por la decisión de Rose de no avisar previamente a sus padres el color de piel de su nuevo novio. Además todo cuestionamiento que Chris hace a su novia cae en respuestas como  “mi padre es fanático de Obama”.  Cuando por fin la reunión se lleva a cabo, Chris está convencido de que los padres de la joven (Chaterine Keener y un irreconocible Bradley Whitford) son “buena gente”. Hasta ahí todo bien, pero el extraño comportamiento de la sirvienta y el jardinero de la familia (ambos afroamericanos) empieza a ganar peso sumado  al uso de la palabra hipnosis.

Hay que aclarar que Get Out! no es una película de terror, la fantasía de monstruos “Lovercraftianos” o de clase “Cronenbergs” no se va a divisar en ninguna parte del film. La película recae en la manipulación de la psiquis, el racismo y sobre todo en la incertidumbre de un ambiente sospechoso y desconocido. Para ser una película de suspenso, los elementos utilizados para sorprender al público están aprovechados al máximo y el uso de sangre se usa en los momentos justos y necesarios, nada más y nada menos. El film de Peele va en línea con The Skeleton Key del año 2005.

Una cosa que hay que destacar de Get Out! es su humor. El encargado absoluto es el actor LilRel Howery el cual interpreta a Rod, el mejor amigo de Chris; Cada vez que Rod entra en pantalla la película se convierte en un estallido de risas por la manera en que hace sus descargos sobre la vida, su trabajo y su extraña obsesión con relacionar absolutamente todo con “esclavos sexuales”. Rod es el “comic relief” del film pero también es la voz de la razón, en un  sentido bizarro obvio; LilRel Howery se roba la película y más de uno va a querer tener un amigo como Rob.

La ambientación es un gran protagonista en esta película, el juego de “misterio en casa de campo” está presente en todo momento y se solidifica al incluir en escenas claves a los vecinos de la familia de Rose; encuentros cada vez más extraños con personas cada vez más excéntricas advierten que en definitiva las cosas no están bien. Las dudas sobre de qué va el film posiblemente caigan rápido, puede que lo predecible gane presencia rápidamente, pero  aun así el entretenimiento está garantizado.

Cada tanto aparece un proyecto misterioso con poca campaña de marketing y con un enfoque simple pero sorprendente. Con un aire indie, Get Out! logra destacarse como un gran película con un mensaje contundente. Una de las sorpresas del año y absolutamente recomendada.

 

Germán Pérez

Lector, escritor y cinéfilo. Pasa sus días en el gimnasio y viendo viejos y nuevos clásicos del cine. Fanático de Michael Mann, los westerns y Stephen King.