Система микрокредитования физических лиц сформировалась и получила широкое распространение всего каких-то 5-6 лет назад. Что это дало обывателю? Например, на данный момент вы легко можете получить займ на карту мгновенно круглосуточно без отказа 50000, а это, согласитесь, является очень серьёзным показателем успешности работы системы микрозаймов. Никогда раньше деньги в долг нельзя было получить настолько просто.
Cine Oscars

La Grande Bellezza, una cuestión de sensaciones

Por Carolina Ortega

Salir de la sala con una sonrisa profunda y llegar a casa con ganas de cocinar comida rica y descorchar un buen tinto para compartir con los que querés. ¿Qué mejor sensación te puede dejar el cine?

Eso me pasó con La Grande Belleza, película italiana dirigida por Paolo Sorrentino que llegó el jueves pasado a la cartelera nacional. En ella se desandan los días de Jep Gambardella –encarnado por el impecable Toni Servillo– un periodista y escritor pero por sobre todas las cosas un dandy que llega a su cumpleaños número 65 y repara en que el mundo al que una vez decidió entregarse, murió como tal.

Gambardella se enfrenta a la soledad y sus miedos desde el humor, sin golpes bajos, con un andar de ensueño entre los amores de juventud, el sexo, la crítica socio-política, la situación del arte y la amistad.

¿Cómo celebrar la vida cuando parece que ya estás de vuelta de todo? ¿De qué manera retener esos inconstantes flashes de belleza que nos brinda? Esa es la necesidad de Gambardella, un heredero del Marcello Rubini de La dolce vita.
«Hubo un tiempo que fue hermoso”, parece decir el director pero sin reproches al presente, mientras juega durante las escenas de fiestas glamorosas con una mezcla de DJ´s, mariachis y la eterna Raffaella Carrá en un cóctel molotov contra la amargura. (Punto aparte para la banda de sonido: ténganla a mano para esos días malos que sólo se exorcizan si bailamos como si no hubiese un mañana).

Pero la película de Sorrentino tiene otra protagonista: la propia Roma. La ciudad no es sólo el marco de las remembranzas de Gambardella, sino que es carne de esa melancolía entre sueños. ¿Será porque Roma es arte y como diría Nietzsche -y a través de la lente de Sorrentino queda en claro- la naturaleza copia al arte? Creo que no habría Gambardella sin Roma, ni Roma sin la mirada de Gambardella. ¿Exagero? Compruébenlo por ustedes mismos, no se pierdan La Grande Bellezza. 

Carolina Ortega

Periodista y (casi) politóloga. De Buenos Aires, Peronista y bostera. Siempre en un barrilete, con su cámara y la valija llena de creatividad. Arte, viajes, compras y amigas.