Система микрокредитования физических лиц сформировалась и получила широкое распространение всего каких-то 5-6 лет назад. Что это дало обывателю? Например, на данный момент вы легко можете получить займ на карту мгновенно круглосуточно без отказа 50000, а это, согласитесь, является очень серьёзным показателем успешности работы системы микрозаймов. Никогда раньше деньги в долг нельзя было получить настолько просто.
Cine Mar del Plata

[MDQFEST 2019] Diario de Miércoles: Dos argentinas, una indie, un bodrio alemán y un coming of age

Por John Lake

Los primeros compases con reminiscencias de una ópera bufa italiana marcan el tono de Por el dinero del argentino Alejo Moguillansky, presentado en la sección Competencia Latinoamericana. Una mirada tragicómica de los grupos teatrales del off de Buenos Aires con los bártulos a cuestas, las penurias económicas, y a la pesca de un festival internacional salvador que equilibre las cuentas.

Con un sesgo documental, el film relata las tribulaciones de una troupe teatral en busca de financiamiento, para participar en un festival en Cali, Colombia. Un músico con negocios turbios, un bailarín francés bohemio que se une al elenco y un docu-reality que deben filmar como condición de un canal local para facilitarles el dinero, son algunos de los ingredientes de una película delirante dividida en tres actos.

Ninguno de los actores vive del teatro, todos tienen otra actividad al margen. En una labor donde los integrantes hacen de todo, incluso los aportes monetarios, la recaudación de una función les alcanza solo para una comida.  El guión, redactado a tres manos por el propio director, su pareja Luciana Acuña y el actor Walter Jacob, lanza dardos feroces sobre el teatro off argentino sin ningún tipo de compadecimientos. Los tres tienen suficiente experiencia en ese ámbito y parte de lo relatado es verídico. La farsa y la tragedia se complementan muy bien de la mano del director de La vendedora de fósforos (2017).

La sinopsis de I was at Home, But de la sección Competencia Internacional, describía una historia prometedora. Un adolescente retorna a su casa tras una semana de ausencia. Su madre, maestros y personas cercanas intentarán averiguar qué sucedió. No obstante, resultó un fiasco mayor. Incoherente, lenta, con baches en el guión. El comienzo presenta a tres animales, un asno, un perro y una liebre en un ámbito campestre que se repiten al final. Sin embargo, toda la acción se desarrolla en Berlín. La directora Angela Shanelec elige una serie de planos fijos generales prolongados, en los cuales  ubica a los personajes al fondo lejos de la cámara.

Su decisión estética sólo provoca confusión, ya que se torna difícil identificar al protagonista que lleva adelante el diálogo. Extensas escenas estáticas sin palabras se contraponen a otras donde la madre, alrededor de  la cual gira la trama, exhibe una verborragia a velocidad luz que hace difícil seguir el subtitulado. En el medio se intercalan ensayos de Hamlet que representan los compañeros del adolescente. La prolongada escena de la devolución de la bicicleta que no aporta nada y el diálogo que mantiene con un profesor donde todos permanecen inmóviles, son algunos de los tantos despropósitos de este híbrido.

El director Mariano González, había dejado una muy buena impresión en su anterior participación en el festival con Los globos (2016), una historia sencilla y honesta sobre un padre que debe hacerse cargo de su hijo. Retorna a Mar del Plata en la categoría mayor con El cuidado de los otros, en el que se luce su protagonista Sofía Gala Castiglione. Una serie de hechos desafortunados afectarán a Luisa en su labor de niñera. Un primer descuido de ella, luego otro de su novio, desencadenarán una emergencia médica que involucrará al pequeño que cuidaba como niñera.

La familia del niño se encierra en un hermetismo que angustia a Luisa, el novio no parece tan afectado, en cambio ella cargará con toda la culpa. Los primeros planos  muestran el desencanto, la ansiedad y la congoja que la aquejan. Una cierta tensión se instala en la trama a través de la incertidumbre de la salud de la criatura y de la reacción de los distintos participantes ante la adversidad. Una obra modesta, simple, sin altibajos que atrapa en sus escasos setenta minutos.

El director de cine independiente Onur Tukel presentó en la Competencia Internacional Black Magic for White Boys, un film que por sus características se relaciona con el estilo de Todd Solondz. La propuesta coral, la aparición de personajes estrambóticos bordeando lo fronterizo, el humor ácido, están presentes en esta comedia negra. Un empresario teatral venido a menos contrata a un mago que aplica conjuros de un viejo libro para hacer desaparecer a los espectadores y de este modo mejorar las finanzas.

Cuando el hechicero comienza a moverse con sus embrujos fuera del ámbito del espectáculo, surgen los hombres blancos inescrupulosos, egoístas que solo piensan en sus intereses. Son los representantes del capitalismo que hacen mucho daño a la gente, según palabras del director.

También está presente la magia farmacéutica con un proveedor de todo tipo de pastillas. Pensada para una serie, el formato fílmico no se reciente en su estructura que sigue a un espectro muy variado de personajes neoyorkinos. Al ser tantas las historias y los  protagonistas el film se torna episódico y muy conversado, lo cual exige bastante atención del espectador para no perder el hilo. Una obra para los fanáticos del cine indie y del  estilo muy particular de Tukel.

La trasnoche llegó con La noche de las nerds, ópera prima de la actriz Olivia Wilde que forma parte de la Sección Nuevos Autores. Una divertida comedia de adolescentes en la cual dos jóvenes que privilegiaron el estudio a las fiestas, comprueban, próximas a recibirse, que sus compañeros más propensos a la diversión que a los libros , lograron ingresar a universidades tanto o más prestigiosas que las de ellas.

De este modo, deciden compensar en una noche todo aquello que no vivieron durante cinco años. Las dos amigas inseparables no son muy apreciadas por parte del alumnado, son objeto de burlas por su adicción a la biblioteca y a la corrección. Por eso, sorprende cuando esa última noche saltan las barreras, prueban el sexo, la droga, no le temen a los desafíos, pero a su vez muestran virtudes que las resarcen con quienes antes las criticaban. La propuesta de Wilde que pone el foco en la mujer, divierte, entretiene y produce la carcajada franca. No se puede pedir más.

Ya son más de las dos de la mañana, en el Meeting Point suenan los últimos acordes del DJ Emi Martos y el bartender Matías Merlo sirve los últimos tragos. Es hora de retirarse al lecho. Nos vemos mañana.

John Lake

Adolfo Giraldo alias "John Lake" es fanático del cine desde chico, asistió a cursos de cine con Gisela Manusovich y completó la carrera de crítico de cine en la Escuela de la revista El Amante. Sus críticas aparecieron en diversos sitios como cinemascine.net, todaslascriticas.com y en la revista virtual Pez Dorado.