Cine

Protegiendo a la familia: Crítica de Secretos Ocultos

Por Germán Pérez

Como si fuese una fábula Secretos Ocultos (Marrowbone, en su idioma original) trasmite fortaleza en un comienzo encantado. En esta película inglesa con coproducción española las cosas no son lo que parecen ser, el relato se centra en  un nuevo inicio para una familia con un pasado incierto.

marrowbone

Los personajes se presentan  en el   comienzo de la película; los ánimos de estos se confabulan administrando una cuota de misterio para enganchar al espectador en una historia con un excelente ambiente, pero con un guión predecible a cargo del  director Sergio G. Sanchéz.1509119072504

“El misterio del fantasma” es un faux title con el que Marrowbone se podría comprender. Con jóvenes talentos que dominan la pantalla en sus casi 2 horas de duración, la película se mantiene a  ritmo cansino; Anya Taylor-Joy, George MacKay y Charlie Heaton ponen comodidad con una cierta costumbre en el género mientras que Matthew Stagg y Mia Goth se encargan de la dosis de inocencia juvenil. Todos estos jóvenes actores funcionan muy bien y sin dudas ellos hacen que Secretos Ocultos sea… real.ext

A pesar de que Marrowbone salga de la misma “escuela” que El Orfanato, aquí las cosas no cierran del todo. Toneladas de plotholes sirven para confundir más que sorprender al espectador y las preguntas que tal vez son muchas no consiguen sostener una respuesta clara a pesar de que todo se ve en pantalla; lo sobrenatural juega constantemente con lo real de forma intermitente pero si la atención se mantiene se pueden lograr atar cabos sueltos en las primeras pulsaciones fuertes de este film. 00102dc2-800

De todas formas en Marrowbone Sergio G. Sanchéz da un buen puntapié inicial en su carrera como director; Sanchéz muestra la “casa Marrowbone” como corresponde (como un personaje principal) y los secretos del pasado son efectivos aunque estén en una posición ya antes vista. Secretos Ocultos se disfruta y consigue entretener no por sustos o suspenso, sino por una leve tonada de fábula que logra gustar pero no sorprender. Valoración: Buena.

Germán Pérez

Lector, escritor y cinéfilo. Pasa sus días en el gimnasio y viendo viejos y nuevos clásicos del cine. Fanático de Michael Mann, los westerns y Stephen King.