Cine

Un hotel en el mar: Crítica de Hotel Transylvania 3

Por Germán Pérez

follow link Hotel Transylvania 3 pone a Drácula ( http://ena-musikverlag.de/?page_ Adam Sandler) y a sus amigos monstruosos en un viaje de relax en un crucero vacacional. Dirigida por clomid calculator Genndy Tartakovsky (conocido por sus trabajos en numerosas series animadas) esta secuela se queda a la deriva en casi todo lo que ofrece – y sin guardavidas que la rescate -.
75

El principal problema de Hotel Transylvania 3 es su buy 100mg clomid uk predecible forma de contar una historia ya vista numerosas veces en este tipo de películas. A estas alturas el número 3 es una introducción a lo que vamos a ver –¿y qué es esto se preguntarán?-; pues bien, es la introducción de clomid tablets to buy online un nuevo romance para cerrar círculos convenientes entre estas – cancinas – historias.
Una y otra vez hallamos ejemplos de sagas de películas que a falta de nuevas ideas recurren a esto y, lamentablemente lo único que logran es encaminar futuros planes a una inevitable serie de tv con poco rating y animaciones perezosas de bajo presupuesto (claro, sin los talentos actorales de la saga original). Hotel Transylvania 3 es justamente esto, un pobre intento de e http://ena-musikverlag.de/?paged=21 xprimir y cansar al caballo viejo. Es inentendible la get link postura masoquista que toman al seguir, con una misma fórmula, arruinando una serie de películas.
17971

Hotel Transylvania 3 resulta densa aún para sus clomid online no prescription 93 minutos de duración y se presta para la pavada fácil sin ningún resultado positivo. Chistes quemados junto con acciones de manual crean una especie de burbuja insoportable que tarde o temprano revienta en la cara del espectador. La pandilla de Adam Sadler y Cia. follow no transmiten sentimientos y vuelven al formato de Risas, pedos y blablablá en cuestión de segundos; el único personaje que logra salir de la rutina crónica del Sandlerpack ,es una gelatina muda llamada http://ena-musikverlag.de/?cat=85 Blobby que con sus solitarios sketchs transforma – o trata de convencer –  el film. Por más Blobby y menos del resto!. Tambien hay que destacar que algunos personajes que fueron interesantes en entregas anteriores ahora se encuentran como extras con diálogos sintéticos de relleno.Steve

En pocas palabras: Hotel Transiyvania 3 no inova en nada y demuestra que todo se puede resolver con lo más básico de materia gris. Un film que recurre a La Macarena para salvar situaciones y atrasa las posibilidades de sorprender al público. Valoración: Regular.

Germán Pérez

Lector, escritor y cinéfilo. Pasa sus días en el gimnasio y viendo viejos y nuevos clásicos del cine. Fanático de Michael Mann, los westerns y Stephen King.