Система микрокредитования физических лиц сформировалась и получила широкое распространение всего каких-то 5-6 лет назад. Что это дало обывателю? Например, на данный момент вы легко можете получить займ на карту мгновенно круглосуточно без отказа 50000, а это, согласитесь, является очень серьёзным показателем успешности работы системы микрозаймов. Никогда раньше деньги в долг нельзя было получить настолько просто.
Series

Camino a los #Emmys2014: los de siempre y los que faltaron

Por Victoria Barberis

Contentar a todo el mundo es una empresa imposible. Y también insalubre. Más aún si en “todo el mundo” está comprendido el heterogéneo y siempre fervoroso público que atesora las series de TV como parte de su cotidianidad. Y es por eso que los Emmy Awards tienen altas y bajas en lo que respecta a las ceremonias de premiación o a las nominaciones. De tanto en tanto, se despachan con alguna ausencia, con algún olvido o con lo que a los fans más aguerridos nos gusta llamar, así sin sonrojarnos, injusticias.

Game of Thrones, House of Cards, Mad Men, True Detective y la nueva amada por todos, Fargo. Un poco de todo para que nadie se sienta traicionado por la poderosa industria televisiva y sus decisiones a veces arbitrarias y a veces complacientes. Pero a la luz de la lista de nominados para la 66° entrega de los Premios Emmy, no hay tantos odiosos reconocimientos como grandes ausencias que lamentar.

Podemos pasar por alto el desacuerdo de muchos con la nominación para Kerry Washington (Scandal), porque por suerte nuestras chicas favoritas de Orange is the New Black lo han hecho excelente esta vez y valen ésos lugares entre los posibles ganadores (con suerte, Netflix pisará más fuerte este año, como lo tiene merecido). Además, también nos quedamos gratificados con la presencia de Lizzy Caplan (Masters of Sex), Claire Danes (Homeland) y la siempre fabulosa Robin Wright (House of Cards).

Lo que no podemos pasar por alto es la ausencia de Tatiana Maslany por su impecable trabajo protagonizando Orphan Black, y que bien le valió otros reconocimientos en el mundo del espectáculo. En esta ocasión, la serie de los clones es una de las grandes ausentes en términos generales, lo cual nos deja un muy mal sabor de boca a quienes hemos seguido desde cerca la compleja y elaborada performance que componen las múltiples facetas de Maslany en pantalla.

Vera Farmiga (Bates Motel) puede considerarse como otra gran omisión en las listas femeninas de los Emmy. Sabemos que esta serie no pertenece precisamente a un rubro que lleve las de ganar en esta clase de ceremonias, pero aunque la producción de A&E no esté dando su máximo potencial, Farmiga sí es una excelente actriz en un atrapante rol a ser tenido en cuenta, al menos para la instancia de nominaciones. Y luego de estas actrices, vendrán otras menciones más discutibles que podremos hacer en este detalle de los que no figuran: Keri Russel en The Americans o Diane Kruger en The Bridge, por mencionar algunas mujeres (y series) que quedaron a un lado.

En el caso de Tatiana Maslany se hace más fuerte el sinsabor de la ausencia en el listado de nominadas. Podemos perdonar, si se quiere por esta vez, un par de nombres de nuestro caprichoso inventario de ignorados. Pero en cuanto a los roles masculinos, hay más de un nombre que resuena y nos resulta escandaloso no ver entre los candidatos. ¿Cómo puede alguien no incluir a Mads Mikkelsen? Su interpretación del Dr. Hannibal Lecter es uno de los mejores elementos de los dramas cotidianos. Y por detrás de él, vendrán entonces Michael Sheen (Masters of Sex) y James Spader (The Blacklist) para la categoría de excepcionales actores que no figuran en los planes de estos Emmys.

La gran ausente: por qué no aparece Orphan Black

La actriz canadiense que lleva adelante esta ficción, interpreta no uno, sino un promedio de cinco personajes por capítulo. Tatiana es Sarah Manning, pero también es Cosima. Y Helena. Y Alison, pasando por Rachel, Katja, Beth y Tony. Un abismo separa a cada uno de estos personajes en cuanto a procedencia, modo de vida, gustos, psicología, identidad y sexualidad. Y es por esto que se trata de un guion y de una labor actoral tan fascinante como destacable, al punto que no parecen ser suficientes las descripciones para dar una idea de lo que significa Maslany en este universo de diversos rostros.

Pero es cierto que estamos hablando de una serie enmarcada dentro de la ciencia ficción, un género al que estos premios se resisten y pasan por alto en reiteradas ocasiones sin mirar dos veces el guion, las actuaciones o la historia. Los contenidos que aparecen dentro de este formato tienden a ser considerados como destinados a un nicho muy específico de la audiencia (lo mismo que hace que brillantes creaciones caigan estrepitosamente antes de la segunda temporada). Los Emmys, los que eligen y los que ofician de espectadores, son en general tradicionales: apuestan más firmemente a contenidos masivos, que llegan a una gran porción de la audiencia y que tienen entre sus argumentos varios golpes de efecto que saben dejar la mandíbula por el piso hasta el próximo episodio.

Aunque sea considerada por muchos seriéfilos como una de las mejores series del momento, es cierto que su audiencia está muy segmentada y que es ampliamente superada en número por sus pares del drama puro e incluso del género de fantasía. Fuera de la tirana regla de los ratings, Maslany está haciendo algo que nadie logra en la televisión actual. Aun teniendo en cuenta que se trata de un nombre relativamente nuevo apostando a algo completamente distinto, capaz de atraer a una audiencia menor, pero fiel y que sabe lo que busca en la pantalla chica.

Incuestionables nominados ¿Predecibles galardones?

Mientras hacemos la lista de todos aquellos que quedaron a un lado, también se nos vienen a la mente los que lograron meterse en las categorías más codiciadas, los que sabíamos que iban a pasar por esta instancia y que no son ninguna novedad. Nadie se imagina una entrega de los Emmy sin que Breaking Bad o Mad Men estén nominadas, además de Game of Thrones, que si bien no siempre ha sido la más premiada o la que se ha llevado los reconocimientos más codiciados, de alguna u otra manera siempre tiene que estar.

Hay muchas chances de que casi todo se dispute entre Breaking Bad y Mad Men: entre la que nos regaló un final que nos dejó extrañando y la que está muy pronta a hacer lo mismo. Esperamos que en el camino, John Hamm no pase por la amarga experiencia de acumular nominaciones y no recibir ningún premio. Pero claro que los pesos pesados que encabezan las series más premiadas tendrán que vérselas frente a frente con Matthew McConaughey, favorito desde el primer episodio en el que interpretó a Rust Cohle en True Detective, opacando al mismísimo Woody Harrelson. Y no nos olvidemos de Kevin Spacey y su intachable Francis Underwood de House of Cards.

En comedia, también aparecen caras repetidas, especialmente Jim Parsons (The Big Bang Theory) y Lena Dunham (Girls). Por nuestra parte, queremos agradecer a quien debamos el honor de tener entre los nominados en roles secundarios a Tony Hale (Veep) y a Allison Janney (Mom).

Esperaremos hasta el 25 de agosto, aplaudiendo a nuestros grandes favoritos con quienes esperamos que se haga sabia justicia (y por un momento al menos, se compensen los olvidos): Fargo, True Detective, Lena Headey (Game of Thrones) y, por supuesto, Kevin Spacey.

Y los nominados son:

Mejor drama
Breaking Bad
Downton Abbey
Juego de Tronos
House of Cards
Mad Men
True Detective

Mejor actor principal de drama
Bryan Cranston (Breaking Bad)
Jeff Daniels (The Newsroom)
Jon Hamm (Mad Men)
Woody Harrelson (True Detective)
Matthew McConaughey (True Detective)
Kevin Spacey (House of Cards)

Mejor actriz principal de drama
Lizzy Caplan (Masters of Sex)
Claire Danes (Homeland)
Michelle Dockery (Downton Abbey)
Julianna Margulies (The Good Wife)
Kerry Washington (Scandal)
Robin Wright (House of cards)

Mejor actor secundario de drama
Aaron Paul (Breaking Bad)
Jim Carter (Downton Abbey)
Peter Dinklage (Game of Thrones)
Mandy Patinkin (Homeland)
Jon Voight (Ray Donovan)
Joash Charles (The Good Wife)

Mejor actriz secundaria de drama
Anna Gunn (Breaking Bad)
Maggie Smith (Downton Abbey)
Joanne Froggatt (Downton Abbey)
Lena Headey (Game of Thrones)
Christina Hendricks (Mad Men)
Christine Baranski (The Good Wife)

Mejor comedia
The Big Bang Theory
Louie
Modern Family
Orange is the New Black
Silicon Valley
Veep

Mejor actor principal de comedia
Louis C.K. (Louie)
Don Cheadle (House of Lies)
Ricky Gervais (Derek)
Matt Leblanc (Episodes)
William Macy (Shameless)
Jim Parsons (The Big Bang Theory)

Mejor actriz principal de comedia
Lena Dunham (Girls)
Edie Falco (Nurse Jackie)
Julia Louis-Dreyfus (Veep)
Melissa McCarthy (Mike & Molly)
Amy Poelher (Parks & Recreation)
Taylor Schilling (Orange is the New Black)

Mejor actor secundario de comedia
Andre Braugher (Brooklyn-Nine-Nine)
Adam Driver (Girls)
Jesse Tyler Ferguson (Modern Family)
Ty Burrel (Modern Family)
Fred Armisen (Portlandia)
Tony Hale (Veep)

Mejor actriz secundaria de comedia
Julie Bowen (Modern Family)
Allison Janney (Mom)
Kate Mulgrew (Orange is the New Black)
Kate McKinnon (Saturday Night Live)
Mayim Bialik (The Big Bang Theory)
Anna Chlusmky (Veep)

Mejor TV Movie o miniserie
American Horror Story: Coven
Fargo
Treme
The White Queen
Bonnie and Clyde

Victoria Barberis

Es periodista de profesión y escritora de corazón. Es "seriéfila" y una aficionada a las sagas. Su pluma a veces es sarcástica, pero siempre divertida.