Series

Mr. Robot: la serie sobre el mundo de los hackers

Por Luis García Fanlo

En la serie buy 10 000 real instagram followers Scorpion los hackers trabajan para el gobierno, en chris hemsworth body transformation Person of Interest querían derrocar al gobierno, en natty or not House of Cards vivir bien y hacerle la vida imposible a corporaciones y el FBI; en general buy instagram likes cheap uk los hackers no tienen un gran protagonismo en series de televisión y películas y cuando lo tienen, aunque sea en roles secundarios, generalmente kai greene vs phil heath se los representa bajo biotipos estereotipados que oscilan entre el nerd y el experto en informática o creadores de software. El hacker suele ser el buy instagram likes fast pirata informático que sirve a algún propósito de otros y que en general su personalidad, su habitus, se presenta de modo bastante unidimensional. Pero hacker, lo que se dice hacker en terminos estrictos, es otra cosa.

Los primeros hackers nacieron a principios de los ’60, en el Massachusetts Institute of Technology (MIT) ya que así se autodenominaban los que participaban del Tech Model Railroad Club (TMRC) como hacks, bromistas. En 1984 se publica el libro de Steven Levy, Hackers: heroes of the computer revolution en el que por primera vez se habla de la ética-hacker cuyos pilares son el libre acceso a la información y el código fuente del software. La ética hacker tendría seis fundamentos, a saber: el acceso a los computadores debe ser ilimitado y total, toda información debería ser libre; es necesario promover la descentralización y desconfiar de las autoridades, los hackers deberían ser juzgados por su labor y no por cosas como su raza, edad o posición social, se puede crear arte y belleza en un computador, las computadoras pueden cambiar tu vida para mejor.

Sin duda que ha corrido mucha agua debajo de este puente y que las controversias son enormes, y eso sin mencionar a los creadores de virus, navegantes de la deep web, partidos piratas, sitios de torrents y descargas de música, videos, series y películas, Anonymous, y los que proveen información a las Wikis, Assange, Snowden y demás. También se habla de los hackers que una vez que han sido detenidos son obligados a trabajar para el gobierno nortemericano o corporaciones de software, o sencillamente los que con el paso de los años deciden dejar de ser malos muchachos y ponerse un traje de Armani. Para quien esté interesado hay información a destajo en la Web, solo hay que buscar, leer y hacerse una opinión o hacerse hacker.

Esta introducción viene a cuento del estreno de la (¿primera?) serie de televisión sobre hackers titulada Mr. Robot que se estrena el 24 de junio de 2015 por USA NETWORK aunque su episodio piloto circuló tiempo antes por la Web. La serie tiene como particularidad que, salvo por el papel secundario que interpreta Christian Slater personificando al extraño Mr. Robot (aclaro desde ya que no es un robot ni tiene nada que ver con los robots), el resto del cast, el creador de la serie, sus productores y showrunner son casi desconocidos dentro del ambiente seriéfilo y de la industria televisiva.

El protagonista es el actor norteamericano Rami Malek (The Pacific), Sam Esmail (Comet) el creador de la serie y guionista y Steve Golin (True Detective), fundador de Anonymous Content LLP su productor ejecutivo; el episodio piloto fue dirigido por Niels Arden Oplev a quien quizás alguien haya oído nombrar por su participación en Under The Dome. No hay mucho más para agregar en lo que se refiere a la producción de la serie, excepto que la emisión del episodio piloto tuvo un gran impacto positivo en la crítica periodística y en la audiencia a pesar de que la difusión que ha tenido hasta el momento ha sido casi nula o insignificante, de hecho son muy pocos los que conocen de su existencia.

La serie tiene como protagonista al personaje de Elliot Alderson, un joven taciturno, solitario, tímido y reservado que trabaja en una compañía que vende servicios de seguridad informática a grandes corporaciones empresariales pero que por las noches, como un vengador anónimo, se dedica a realizar ataques informáticos para desenmascarar a quienes violan la ley perjudicando a personas inocentes, como es el caso del dueño del bar que regentea una red de pornografía infantil por Internet. A Elliot no le interesa el dinero, ni la fama, no quiere ser un superhéroe sino alguien que simplemente usa sus saberes informáticos para cumplir el mandato que su conciencia le dicta. Vive entre dos mundos que son antitéticos, aunque él mismo no lo ve de esa manera ya que si bien es un hacker no lo moviliza la política hacker sino su propia motivación individual.

Hasta que conoce al misterioso Mr. Robot que intentará reclutarlo para que forme parte de un grupo hacker militante que se ha propuesto un plan para derrocar el capitalismo. No cuento más. Pero agrego, que las actuaciones son muy buenas, la composición de las imagenes y los discursos, la puesta en escena y por sobre todo la ausencia de linealidad en la trama, están manejadas en forma brillante haciendo de un argumento que en principio parece simple y previsible una experiencia en la que por momentos los espectadores no sabemos bien de qué va la cosa y hacia dónde va.

Mr. Robot es una serie que tiene imaginación y concepto a la hegeliana, es decir, algo más que una mera reproducción o representación de esos estereotipos o lugares comunes sobre los hackers y que por sobre todas las cosas resulta verosímil no solo en términos de género sino, principalmente, en sus efectos de realidad. Vemos la serie y decimos -sin saberlo, claro- esto es un hacker, esto es hackear. Desde ese no saber, que es el saber del sentido común, entendemos que ser hacker es una práctica y que esa práctica tiene múltiples perspectivas y modulaciones. No tengo idea que opinarán de la serie los hackers de la vida real pero a mi me gustó y desde ya la recomiendo. Eso sí, tengan a mano Google o un amigo que sepa sobre protocolos, algoritmos, etcétera, ya que forman parte importante de los diálogos y aunque no son decisivos conocer qué significan para seguir y entender la historia le dan un plusvalor cognitivo que, además, nos enriquecerá intelectualmente y, quien les dice, nos llevará a convertirnos en hackers.

Luis García Fanlo

Luis E. García Fanlo (Buenos Aires, 1957) Doctor en Ciencias Sociales y Sociólogo (UBA). Investigador del Área de Estudios Culturales (IIGG-UBA). Investigador del Centro de Investigaciones en Mediatizaciones (UNR).