Música

A Moon Shaped Pool, como no desaparecer completamente

Por Gervasio Guiñazu

Best natural hgh booster Radiohead. Todo lo que podemos decir después de sólo nombrarlos parece estar de más. Si existe una banda que en los últimos 30 años supo desprenderse del resto y transgredir, incuso sus propias normas, son ellos. La separación del http://steroidsbesthgh.com/less-levothyroxine-more-cytomel_p0/ Less levothyroxine more cytomel Brit Pop con la explosión de Ok Computer, el cambio de visión con Kid A y Amnesiac, la nueva cara al marketing musical con In Rainbows, son sólo algunos de los hitos que cada disco de Radiohead nos deja después de su lanzamiento.

El anuncio del nuevo disco no se quiso quedar chico. En la era de la sobreinformación, Thom Yorke y compañía entendieron a la perfección la espalda que tienen detrás para seguir siendo transgresores: al poco tiempo de anunciar su nuevo disco desaparecieron por completo del mundo web. De esta manera la expectativa crecía y la figura de Radiohead se acrecentaba. ¿Quién hubiese pensado que la forma de dominar el ambiente digital era desaparecer de allí? Lo cierto es que funcionó.

Nadie paró en esos dos días de hablar de ellos hasta el jueves que soltaron un video en stop motion de un pájaro cantando. A la hora ya estaba listo el primer adelanto:“Burn the witch”. De vuelta nadie paró de hablar de ellos en 24 hs. Viernes: un corto de Thom Yorke abriendo puertas aparecía en todas sus cuentas. Horas después el video de “Daydreaming” veía la luz, esta vez con el gran Paul Thomas Anderson tras la cámara. Además, anunciaban lo que todos esperaban: ese domingo A Moon Shaped Pool estaría disponible en su plataforma web.

 

Todo esto no solo generó la explosión de una banda ya referente en términos de innovación, sino que lograron mantener al mundo hablando de ellos durante 5 días. Una estrategia que nadie hubiese pensado exitosa. Pero tratándose de Radiohead todo se vuelve posible.

Ahora bien, sabemos que cada disco de la banda puede diferenciarse claramente de su antecesor. Y éste es uno de los casos más precisos. The King Of Limbs (2011) fue un disco que a todos nos gustó por, simplemente, tratarse de Radiohead. La magia de los chicos de Abingdon  no se pierde aunque ellos quieran. Pero cuando escuchamos fuerte A Moon Shaped Pool entendemos la fuerza que le faltó a  The King of Limbs . La apertura a cargo de “Burn the Witch” tiene esa energía pop (sin ser literales) que nos gustaba tanto en In Rainbows. Sin embargo, AMSP cambia el rumbo abruptamente. “Daydreaming” suena más a la hermosura somnolienta de otras épocas y el maridaje con la cámara de Paul Thomas Anderson la transforma en un combo exquisito de degustar.

Lentamente y gracias a todo, el disco empieza a tomar la forma que todos queremos. La lírica de “Decks Dark”, la simpleza de “Desert Island Disk” o la deprimente magia de “Glass Eyes”, todos son ingredientes que hacen que AMSP nos lleve de viaje. Uno de los viajes más lindos y reconfortantes que podemos llegar a tener.

Uno de los primeros puntos altos llega con “Ful Stop” que, en 6:07 minutos de una electrónica tímida y punzante, nos deja con sed de querer más. A partir de aquí, el disco sube el nivel de una manera abismal. “Identikit” parte las aguas al medio y, como el mesías que debería ser, nos muestra el camino de la salvación sin tientes religiosos. Este tema puede llegar a estar entre lo mejor de Radiohead. El bajo de Colin Grenwood nunca sonó mejor, la voz de Yorke va in crescendo en ese Broken hearts make it rain”. Diez puntos para un tema que hace casi entero al disco.

Lo motivados que nos deja “Identikit” nos impulsa a querer más. Y a modo de entenderlo a la perfección, el final es un happy ending con todas las letras. Mención aparte para “Present Tense”; otra vez una canción de otra época. La guitarra y las voces nos llevan a recorrer de vuelta Hail To the thief (2003, y mi disco favorito debo admitir). Creo que es sin duda una las canciones más lindas de la discografía de la banda. Otro de los puntos altos del disco es “True Love Waits”. El grand finale al estilo ”b-side” que se hizo famoso por ser tocado en vivo solo con una guitarra acústica, acá toma una forma en oda Yorkeana. Y, ¿qué mejor manera de cerrar AMSP que con una canción de amor?.

 

Todo lo que trajo la salida del disco de Radiohead no fue más que admiración. Muchos datos de información encriptados y teorías locas y disparatadas sobre mensajes ocultos.

Dos de los detalles más lindos : en el video de Daydreaming, Thom camina por el pasado de la banda. Y el otro: el disco abre con la palabra “stay’’ y termina con la palabra “leave”. ¿Mensaje de despedida? No lo sabemos. Pero lo que sí sabemos es que Radiohead nos regaló, una vez más, un disco para siempre.

 

Gervasio Guiñazu

Nada en el mundo es más lindo que encontrar a tu próxima banda favorita. No quiero ser tu amigo si no llorás al menos con tres de tus canciones preferidas. Si no hay Pink Floyd, que no haya nada.