Música

American Idiot, a 10 años: ¿Puede un disco cambiarnos la vida?

Por Mauri Llaver

¿Puede un disco cambiarnos la vida?

Hay muchos discos que marcan una temporada y muchos que son recordados por años; lo que hay poco son discos que marcan una época.

http://steroidsbesthgh.com/what-is-l-citrulline-used-for_zf/ What is l citrulline used for Don’t wanna be an American Idiot…

http://steroidsbesthgh.com/turinabol-for-first-time-users-of-anabolics_rg/ Turinabol for first time users of anabolics ​American Idiot no es solo un disco; es un paseo, una historia, una declaración. Testosterone and turinabol cycle results Green Day apostó fuerte a un disco sobre actualidad, de gran peso político y social, y se llevó todo. Más de http://steroidsbesthgh.com/how-to-get-a-modafinil-prescription_io/ How to get a modafinil prescription 15 millones de copias vendidas a nivel mundial al día de hoy, un http://steroidsbesthgh.com/buy-real-steroids-online-uk_go/ Buy real steroids online uk Grammy a Cytomel with or without food mejor disco de rock, un http://steroidsbesthgh.com/what-does-anabolic-steroids-look-like_pg/ What does anabolic steroids look like musical en Broadway basado en el disco y una película en desarrollo son solo algunos de los logros disparados por lo que muchos denominaron el retorno de la ópera rock.

Green Day venía de cuatro años sin música nueva, después del poco reconocido Warning:, lanzado en el 2000. La historia oficial de la banda dice que el nuevo disco se titulaba Cigarettes and Valentines y que los masters de 20 canciones fueron robados de su estudio de California a mediados de 2003, justo antes de estar terminados. ¿Acaso el robo más fructífero de la historia? La banda lo consideró como una especie de señal divina, decidió hacer borrón y cuenta nueva, y empezó a escribir de cero el disco que hoy, 10 años después de su lanzamiento, nos convoca.

​American Idiot cuenta la historia de un antihéroe de pueblo que deja su casa para ir a perseguir la prometida gloria a la gran ciudad. Contar la totalidad de la historia carece de sentido, en vista de las múltiples interpretaciones a las que da lugar, pero no se puede ignorar la fidelidad del cuadro temporal que imprime: los 2000s tienen su Tommy. Musicalmente no queda ningún extremo suelto, la idea es excelente y la ejecución es perfecta.

I’m the son of rage and love…

El tema homónimo y primer single abre el disco, como si se tratase de un ensayo, con el tema y objetivo, e inmediatamente después, Jesus Of Suburbia da la pauta de que no estamos en presencia de una producción cualquiera. Con más de 9 minutos de duración, y cubriendo un rango de sonidos, ideas y sentimientos amplio, nos abre la puerta al mundo de dualidades a través de las cuales transita el disco. Sea mediante el personaje principal (¿Quién es St. Jimmy?) o sus amoríos (She’s a rebel, she’s a saint), entre otros, la idea de que hay dos caras para cada persona y situación se encuentra latente durante toda la historia.

Sieg heil to the president gasman, bombs away is your punishment…

La componente político-social, con la era Bush y la ocupación de Irak en su apogeo, juega un rol principal. Si bien no de forma totalmente explícita, la degradación social estadounidense y la guerra son tópicos constantes a lo largo del disco. Holiday –una canción no anti-EEUU, sino anti-guerra, según Billie Joe Armstrong– resulta ser la referencia más directa al tema, y lo hace de forma tanto explosiva como agresiva. Cuando Green Day hace ruido, se asegura de que se escuche.

She’s an extraordinary Girl, in an ordinary world, and she can’t seem to get away…

De cualquier manera, no es todo oscuro. La faceta romántica de la historia está personificada en Whatsername, quien se convierte en el objeto de admiración y de destrucción de nuestro personaje. Introducida por el tándem She’s a Rebel/Extraordinary Girl, da un giro a la historia y la encamina hacia su desenlace, con Letterbomb como punto de quiebre.
– She said ‘I can’t take this town’, I’m leaving you tonight.

Nobody likes you, everyone left you, they’re all out without you having fun…

El desenlace de la historia y del disco viene dado por un tríptico de conclusiones. La angustia y sensibilidad de la mega sobreexpuesta Wake Me Up When September Ends, tal vez la canción menos inmersa en la historia general. La vuelta a casa y a los orígenes, con Homecoming, otra épica de más de 9 minutos que incluye fragmentos escritos y cantados por Mike Dirnt y Tré Cool. Y finalmente la despedida sentimental de la amada, en Whatsername.
– Forgetting you but not the time.

​A nivel personal, American Idiot fue un golpe directo en el centro de mi cerebro. No falló como banda de sonido de mi adolescencia y todavía hoy lo escucho asiduamente: nunca deja de sonar novedoso. Todavía se me pone la piel de gallina cuando escucho Jesus Of Suburbia, canto a los gritos Letterbomb cuando estoy solo (y a veces no tan solo) y me ridiculizo tocando Homecoming en la guitarra (lo cual disfruto cada vez más, a medida que aumenta mi capacidad de reírme de mí mismo). American Idiot fue un antes y un después a nivel musical para mí, así que volviendo atrás: ¿Puede un disco cambiarnos la vida?

Creo que no hace falta la respuesta.

Mauri Llaver

Estudiante de Doctorado en Química pero amante de la escritura. Lleva el periodismo en la sangre y los pelos al ritmo de su playlist rockero.