Música

Andrés Calamaro, más vivo que nunca

Por Matías Montoya

Nuevamente el salmón sale al ruedo con un disco en vivo llamado Jamón del Medio y un registro en CD/DVD denominado Pura Sangre. El primero grabado íntegramente en España en localidades de Madrid, Barcelona, Santander y Fuengirola. Mientras que el segundo fue registrado en su totalidad en el Hipódromo de Buenos Aires y algunos temas fueron grabados en recitales que brindó en La Pampa, Córdoba, Mendoza, Santiago de Chile, Bogotá, Lima, Ecuador, Paraguay, Bolivia y México DF.

El Jamón más sabroso

En 2005, Andrés Calamaro volvía con todo gracias a uno de los conciertos más memorables y junto con él plasmo lo que sería El Regreso. Título no menor ya que luego de sus éxitos con Honestidad Brutal y Alta Suciedad, el salmón no había logrado un buen disco, porque El Salmón y El Cantante no fueron placas bien reconocidas por los críticos. Si El Regreso dejó a Calamaro en la cresta de la ola, Jamón del Medio lo vuelve a dejar en la misma posición.

Durante toda la gira del Bohemio Tour, Andrés estuvo escoltado de grandes músicos como AC en canto, teclados, saxo artesanal colombiano y guitarra; Baltasar Comotto en guitarra y coro; Mariano Domínguez en bajo y coro; Julián Kanevsky en guitarra, guitarra slide y coro; Sergio Verdinelli en batería y coro; y Germán Wiedemer en piano, teclados y coro. Ellos le dan solvencia y un rock bien crudo.

Con Output Input, el tema inicio del disco, le da un guiño al rock clásico que le gusta a la gente: guitarras mostrando solidez en los solos y riffs venenosos que le ponen los pelos de punta a cualquiera. La atmósfera que se percibe en este álbum es muy amena. Nos regala, sin correcciones ni edición alguna, un registro en vivo sin preámbulos donde se enaltece la musicalidad y la voz de Andrés. Basta con decir esto, que hasta nos lleva al clímax con una dulce y exquisita jam denominada Jamón del Medio.

Sin embargo, a los temas clásicos se le suman dos nuevos: Cuando No Estas y Rehenes. El primero bien podría ser una interpretación que podría haber estado en Alta Suciedad: noventoso y dedicado al amor perdido (nunca falla en Andrés). El segundo, parece un registro para Los Rodríguez, pero a Calamaro le queda como anillo al dedo. Dócil, sólido y con una textura propia de él.

En el disco se destacan hermosas piezas como Los Aviones, Estadio Azteca, Flaca y Paloma. Sin embargo, seria cruel no nombrar todos los temas, pero estos son el tótem musical que cualquier fanático de Calamaro.

Un Pura Sangre que galopa a buen ritmo

Entre Los Rodríguez y solista, Calamaro nos entrega una sesión doble de buena música. El disco contiene 14 tracks. Si bien no son los que uno quiere escuchar, son temas muy arriba. A Los Ojos es la carta de presentación y un tema ideal para comenzar bien arriba un show. Otros que ponen los pelos de punta y hacen saltar al más reacio son: Me Arde, Mi Gin Tonic, Tres Marías, Los Chicos y Alta Suciedad.

La Libertad y Media Verónica nos relaja y nos da un descanso para lo que vendrá. Dos grandes interpretaciones por parte de Calamaro, ya que su voz rasposa brinda al oyente la mesura y una bocanada de aire fresco. El disco no tiene correcciones ni ediciones, esto le da pureza, vitalidad y cristaliza lo que se quiere expresar: unos buenos músicos rockeando y llevando a la gente a una excitación musical propia del salmón.

El DVD tiene un trabajo más arduo y prolijo. Un ejemplo claro de esto es el tema Canal 69, registrado en vivo en Córdoba; pero con un clip con imágenes de las calles de Ecuador, Paraguay y Bolivia. Si bien su base es en el Hipódromo de Buenos Aires, hay temas que fueron registrados en vivo de sus recitales en Mendoza (Mi Bandera), en Santiago de Chile (Output Input), en La Pampa (Nacimos Para Correr), en Lima (Maradona), en Bogotá (Me Estas Atrapando Otra Vez) y en México DF (Para No Olvidar).

El DVD posee 27 temas. Fue producido por Germán Wiedemer y Andrés Calamaro. Grabado por Gabriel Nisenson y mezclado por Adrián Bilbao. Los músicos base son los mismos que realizaron Jamón del Medio. Las portadas de ambos discos fueron realizadas por el dibujante Dr. Alderete.

Andrés Calamaro se presentará nuevamente en el Cosquín Rock. Seguramente repasará estas dos placas. Mal no haría, ya que la gente lo que disfruta es de su música y si está bien hecha o bien grabada (en materia vivo) el deleite, el baile y el disfrute será un logro 100%. Estos discos poseen eso: materiales crudos, bien realizados y con músicos que están a la altura de lo que el fan pide.

Matías Montoya

Periodista Deportivo. Secretario en @AACurling. Melómano. Fanático del Deporte. Colaborador en @AARevista. Redactor en @agrupaciondepor