Música

Britney Spears: Una historia fanática

Por Eliana Moyano

|Por Eliana Moyano @britneli

A días, horas, minutos y segundos de que Britney Spears pise suelo argentino con su Femme Fatale Tour, me pidieron que escriba algo sobre esta llegada. ¿Cómo vive un fan esperar por tantos años a un artista, que al parecer, nunca llegaría, y después de 13 años, llega?

En principio, uno no lo puede creer. ¿Britney Spears, aquella jovencita que uno vio por años y años en videos por internet, en Dvd, ¡por primera vez llega a mi país!? ¿A Argentina? Es inevitable que no me ponga a pensar en los inicios, en aquel año en que estudiaba cine y estábamos en un recreo en la videoteca de la facultad y estaba puesto MTV, cuando de pronto vi a una chica rubia que bailaba como los dioses en un patio de la escuela y cantaba “… Baby, One More Time”.  ¿Quién es esta chica?, me pregunté,  y al llegar a casa, empecé a averiguar sobre Britney Spears, y desde ese momento, nunca más nos separamos. Su música y sus videos, me acompañaron en toda mi vida, en los buenos y malos momentos. Siempre esperando y soñando que algún día llegara hasta el sur del mundo, pero ahí seguía yo, como seguimos varios, al pie, en sus buenos y malos momentos, en su casi decadencia y en su esplendor.

Pero vamos al momento en que llegó el primer disco a mis manos. Era mi cumpleaños y mi hermano quiso regalarme el álbum “…Baby, One More Time”. Recuerdo escuchar ese disco entero una y otra vez. Era adictivo: la canción que le daba título al álbum, “You Drive Crazy”, “Born to Make You Happy”, “Sometimes”, entre otras, desplegaban un sonido completamente nuevo, y esa voz única de Miss Britney Spears, se quedaban atascada en mi cabeza.

En aquel entonces también salían al mercado Cristina Aguilera, Jessica Simpson, pero yo solo tenía ojos para ELLA, mientras se cruzaba por mi cabeza “Ésta chica va a llegar lejos, y será la nueva Madonna.”. Lo sabía, no sé por qué. Al poco tiempo de mi nuevo descubrimiento, Britney sacaba un segundo disco llamado “Oops! I Did it Again”. Me pareció muy simpático el nombre, y lo asocié con algo así como “Oops, grabé otro disco”, y aún cuando la letra no tenía que ver con mi percepción, yo sigo creyendo que el nombre del álbum tiene un doble sentido de desafío, dedicado al mercado de la música y a quienes se interpusieron en su camino.

En aquella época no había mucho material en internet, ni hablar de que no existía YouTube, pero de uno u otra forma me las ingenie para conseguir todos sus videos y conciertos. De casualidad conocí lo que eran los singles en cuestión de discografía, comprando todo lo que pude, teniendo hoy en día muchísimos discos de Britney Spears, y siendo este mi mayor tesoro.

La gente comenzó a relacionarme como fan de Britney y era común para mi escuchar  “ayer escuché a Britney y me acordé de vos” o “¿viste que Britney tal cosa?”. Eso es lindo, pero también tengo que sufrir escuchar a la gente criticar a la persona que admiro. Britney Spears, siempre fue una artista que da qué hablar, para bien o para mal, por desapercibida nunca pasó. Me dicen ‘¿La viste a Britney? Esta más gorda’, como si eso fuera malo, al contrario, nunca fue ejemplo de bulimia o anorexia y eso me alegra. Me pongo en la posición de tener que defenderla y soy juzgada por poco objetiva, cuando en realidad no defiendo a Britney al 100% en todo lo que hace. Es loco admirar, querer, ser fan de alguien o como le quieran titular; si lo pienso en frío, me parece una estupidez, pero más de uno de ustedes debe saber que es algo que no se puede controlar, no se puede manejar.

Hecho este descargo, vuelvo a mi historia con Britney, que es  muy parecida a la de cualquier fan, aunque yo tuve más suerte. Como guionista, productora, realizadora de cine, tv, y videoclips, ser reconocida por mi trabajo, para Britney Spears, es una fusión increíble y hasta surreal. Hablo de cuando gané el concurso Fan Fiction, un concurso mundial donde los fans podíamos escribir un concepto para un video animado de ella. Se me ocurrió una idea para la canción “Kill the Lights”, la escribí, la mandé, y gané.

Hoy, mi historia, mi video, está entre la videografía de Britney Spears.

Foto cortesía de Revista Para Ti

Estuve 13 años de mi vida, escuchando su música. Cuando estaba triste, cuando estaba contenta, en los buenos y malos momentos, su música y ella eran mi compañía. Mi momento más fuerte fue en  el 2009, en medio de la euforia y la locura de hacer notas por todos lados por haber creado un video para Britney Spears, mi abuela estaba en terapia intensiva a punto de morir. La alegría y la tristeza juntas en su máxima expresión, todo en una misma semana, donde mi abuela se iba y yo era “reconocida” en mi país junto al nombre de Britney Spears. Fue un momento único de emociones encontradas, y Britney también estuvo ahí.

 

–          Una dulce espera

Después de ver tantas presentaciones en MTV, de ver shows de ella junto a mi familia, luego de tanto soñar con poder verla en vivo en un concierto, en mi país esta vez el deseo se cumple. Aunque una doble sensación me invade: por un lado quiero que llegue ese 20 de noviembre, tan soñado y por otro lado, no quiero que llegue porque sé que en 1 hora y pico se va a terminar y el vacío será muy grande. Eso que tanto uno espera y para lo que se prepara es tan efímero, y breve. Pienso en focalizarme en disfrutarlo a 100%, para guardarme cada segundo en mi retina, de lo que seguramente será un momento inolvidable.

Tenía la ilusión de que haber creado el video para “Kill The Lights” me permitiera conocerla, pero eso no sucedió. A pesar de que me moví bastante, la discográfica y la empresa que la trae, no  pudieron hacer nada al respecto. Pero no importa, mi sueño inicial de verla en vivo sigue en pie de cumplirse, sin dejar de contar las horas.

Todo esto por ella, por Britney Spears, no importa si hace playback, si baila poco, si baila mucho, si canta o no en vivo. Ella es una artista completa, que entretiene, que tiene alma y corazón. Es Britney y no importa lo que nadie diga; solo los que la seguimos y sabemos quién es realmente, entendemos por qué está donde está, y es quien es quien: La princesa del pop, ¡única e indiscutida!

Foto cortesía de Revista Para Ti

Foto cortesía de Revista Para Ti

En días, horas, minutos y segundos, estaremos todos en el Estadio Único de La Plata, coreando su nombre y bailando con su música. ¿Qué más podemos pedir? La espera fue larga, pero nuestra  GODNEY bajará del cielo para deleitarnos con su presencia.

¡Nos vemos el 20 de noviembre!

Eliana Moyano

Vivió una historia de ensueño y la compartió en Negro&White. Realizadora visual, esta artista combinó su pasión por Britney Spears con su trabajo y a partir de ahí su vida cambio. Es realizadora en Estrelladas TV y tiene una empresa de web design, Pump It.