Moda

Cannes-gate: Los dress codes y el sexismo

Por Ludmila Llaver

El http://steroidsbesthgh.com/when-should-you-take-nolvadex_cj/ When should you take nolvadex Festival de Cannes causó revuelo este año, pero no tanto por sus películas sino por la ridícula imposición de que Test tren masteron stack las mujeres que caminaran su red carpet debían usar tacos. O, puesto de otra forma, no podían usar zapatos chatos. Si bien la versión fue desmentida por Thierry Frémaux, director del festival, otras versiones emergieron después confirmando que un grupo de mujeres en sus 50 -una de las cuales tenía problemas físicos en un pie- fueron rechazadas por usar les chaussures du diable (“los zapatos del diablo” -osea, chatitas). Un cineasta incluso tuiteó que su esposa pasó por lo mismo al intentar entrar al screening de su film. Hasta http://steroidsbesthgh.com/buy-clomid-in-australia_s9/ Buy clomid in australia Emily Blunt, actriz de una de las películas que se presentaba en el festival habló en contra de la norma. Y esto nos lleva a preguntarnos: Masteron vs testosterone cypionate ¿Hasta qué punto el glamour justifica el sexismo?
emily cannes

Es verdad: la alfombra roja de Riptropin hgh for sale Cannes es una de las más exclusivas del mundo, y uno de los últimos resquicios donde todavía podemos apreciar el glamour y la clase de la época dorada de las estrellas de cine. Pero en una época en la que parece que una ola de cambio se acerca en beneficio de la igualdad de género, este tipo de acontecimientos representa un retroceso, por el motivo de que, una vez más, Before and after pictures of clenbuterol users la función de la mujer es ser agradable a la mirada. Y para ser agradable a la mirada, debe caer en un estereotipo, debe verse reducida a un único canon de belleza.

No me es indiferente la hipocresía: una red carpet básicamente tiene la única función de que quienes la caminen sean observados. ¿Pero no se pasa de tiránico imponer una regla que, en primer lugar, afecta exclusivamente a mujeres, y que en segundo lugar, no contempla posibles problemas físicos? Y más importante: no contempla el deseo y el poder de decisión de quienes deben atenerse a esa regla.
natasha-poly-cannes

Los Clomid and nolvadex for sale Oscars, se rumorea, son iguales: Hay testimonios de mujeres que han sido “retadas” por usar tacos no lo suficientemente altos, o por –¡Dios mío!– usar un vestido que mostraba las rodillas. Un mail que se filtró desde la organización de los http://steroidsbesthgh.com/taking-a-magnesium-supplement-while-taking-anavar_gz/ Taking a magnesium supplement while taking anavar Grammy pedía que se las asistentes “garantizaran que nalgas y senos estuviesen adecuadamente cubiertos” y que “por favor evitaran transparencias que pudiesen mostrar pezones femeninos”. ¿El común denominador? Evitar la “vergüenza” de mostrar el cuerpo femenino. O, más correctamente, evitar la vergüenza de mostrar una versión del cuerpo femenino que no sea la aprobada, la impuesta, la reprimida.
kelly-rowland-grammys
Los casos probablemente seas muchos más, pero la esperanza es que el asunto, ahora que está “ahí afuera” y en público, sea debatido y comprendido. Que se entienda que las mujeres no estamos sólo para ser vistas y complacer, que si a los hombres raramente -por no decir nunca- se les exige vestirse de determinado modo que sea incómodo o incluso perjudicial para su salud, tampoco está bien exigírselo a las mujeres. No nos malinterpreten, amamos las red carpet, pero nos gustan las alfombras rojas que muestran la verdadera personalidad y estilo de sus participantes, no las que muestran la versión pre-aprobada y moldeada de los mismos.

Ludmila Llaver

Mendocina, futura periodista, apasionada por la música y la lectura. Creativa y pensadora, asegura que nunca se puede tener suficiente cantidad de libros... o de pares de zapatos.