Entrevistas Libros

Entrevista a Carrère: Periodismo, Nobel y Política

Por Andres Anda

Es la primera ocasión que pisa go site México, en este caso Guadalajara, y desde ese momento ha sido la celebridad más seguida. Prensa en el aeropuerto, afuera del hotel y en las calles de la ciudad; el único lugar donde se le veía solo era en los pasillos de la Feria, donde se podía confundir entre los miles. En la ceremonia de premiación de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, el escritor nacido en París en 1957 Emmanuel Carrère se ganó al público al lamentar que el premio que acababa de recibir, el de Lenguas Romances, ya no se llame Juan Rulfo, lo que ocasionó una ovación inmediata.

Pero ese día se le veía feliz. Se dio tiempo para firmar libros, tomarse algunas fotos e incluso encontrarse con varios de sus amigos, asistió a la comida que ofreció la comunidad madrileña y más tarde a un cóctel en su honor, en el se dejó seducir al ritmo de salsa y brindar con los asistentes. No faltaron los discursos al festejado, personaje que se dice un retratista, que se nota humilde entre tantos trajes y corbatas y que sonríe siempre ante las cámaras.

Un día después, en un encuentro con más de mil jóvenes en el salón más grande de la FIL, las preguntas sobre la labor del escritor y qué se debe hacer para enfrentar el mundo con ella se convirtieron en un tema imperante: “La mayor parte de los escritores no son escritores profesionales. Yo les recomiendo que elijan un oficio que les permita escribir mientras se ganan el pan”, respondía con una sonrisa en el rostro. Dejó consejos a los asistentes; “haga uno lo que haga en la vida, siempre se debe renunciar a algo”. En tiempos donde la depresión, la soledad y el dolor parecen ser cada vez más comunes, el escritor exhortó al público a tener confianza en la capacidad de renovación de la vida, a no temer escribir tonterías, a buscar actividades que combatan la soledad y, sobre todo, a ser conscientes de que todas las personas tienen ángulos que no son honorables.

26869612619_fa8c9aad22_h (1)

Más tarde, con un pantalón y camisa de mezclilla acompañado de un suéter desabotonado, me recibió el festejado:

Habló de Juan Rulfo cuando recibió el premio, ¿qué otros escritores mexicanos conoce?

Conozco a los famosos como Carlos Fuentes y el gran Octavio Paz, pero muy poco a los de mi generación, aunque tengo que decirte que desde hace unos años he descubierto algunos. Por dar un ejemplo, el último libro de Emiliano Monge me ha tocado profundamente.

Sus inicios están en el periodismo, ¿que piensa de los demás reporteros que ahora hacen literatura?

Hay grandes autores, pero no quiere decir que todos los que hagan periodismo hagan literatura. Pero creo que el periodismo puede ser literatura. Svetlana Aleksiévich tiene un Nobel, es una gran escritora, pero es sobre todas las cosas una periodista. Sin duda el periodismo puede ser un género como el terror, la poesía, la novela. Es un trabajo que tiene que ver mucho con la literatura y es normal que muchos hayamos iniciado ahí.

¿Cómo ve el futuro del periodismo?

No muy esperanzador (suspiro). Vengo de una generación que leía el periódico en papel, ¿sabes? yo lo hago mucho. Ahora mi única esperanza es que sea cual sea el futuro del periodismo, el reportaje pueda seguir siendo posible y al verte a ti y a miles de jóvenes estar trabajando en este medio me llena de esperanza. Hay muchos tipos de periodistas pero yo los divido en dos; los del análisis, del comentario editorial, y por el otro lado está el reportaje, la narración. Los respeto igual a ambos, pero sin duda pertenezco al segundo.

Hablamos de muchos Nobel como Octavio Paz y Svetlana, ¿qué pensó del Nobel a Bob Dylan?

Me gusta mucho Bob Dylan, los textos de muchas de sus canciones son en verdad poesía. Y si me estas preguntando si lo apruebo o no, lo apruebo totalmente (risas).

38584667016_ec16026a5a_k (1)

¿Tiene un candidato francés al Premio Nobel?

Me lo han preguntado mucho pero nunca lo había pensado en serio. Me gustaría Paul Auster, el no es francés pero me gusta mucho y además se encuentra en esta Feria, él es un muy buen candidato. Están mis compatriotas, como Michel Houellebecq de quien ya estuvimos hablando antes de la entrevista, no estoy seguro si él sea un candidato ideal para el Premio Nobel porque es políticamente incorrecto, pero hay muchos grandes candidatos. Siempre es motivo de alegría cuando un francés gana un Nobel, como cuando le dieron el Nobel a Patrick Modiano (2014), es un escritor que dice muchísimo para los franceses. Mi generación creció con sus libros. Es una especie de familiar, es alguien que ha acompañado a los franceses durante toda la vida.

Hablando de personajes, ¿qué opinión tiene de Emmanuel Macron?

Tú lo conoces, yo pasé varios días con él y no supe llegar a ningún lugar. Macron despertó en Francia sensaciones y sentimientos, supo interpretar la crisis de los partidos y lanzó una candidatura en la que muy pocos creían. La verdad es que no me veo escribiendo un libro entero de Macron, no me apetece. Es un tipo muy difícil de comprender hasta para un retratista como yo.

¿Al ser un retratista, la realidad le es suficiente para escribir?

Es más que suficiente. Lo difícil en la realidad es encontrar el hecho aislado que queremos narrar.

La prensa se quedó maravillada con su trabajo de 2015, ¿Qué es lo que hizo en “El Reino”, es un autorretrato de su conversión religiosa?

Lo es, pero también hay muchos más que hice de los personajes, como el evangelista Lucas. Hay muchas ventajas de escribir una novela, pues no sabemos casi nada sobre el evangelista, y una de ellas es que uno puede rellenar esos vacíos con libertad. Cuando puse en mi mente al evangelista, le puse mucho de mi carácter, eso hacemos los escritores, no soy el único.

38608570752_dc3da5a03e_k (1)

¿Qué es lo que prefiere el Premio FIL en Lenguas Romances de este año, clásicos o actuales?

Leo la actualidad y eso no me impide leer clásicos. Me gusta leer a los escritores que son mis contemporáneos, con quienes comparto los mismos años.

¿Cómo influyó su familia en usted para elegir su profesión, siendo que su madre -Hélène Carrère (París 1929)- es una historiadora muy famosa?

Así es, mi madre es secretaria perpetua de la Academia Francesa, le comento a mis amigos que es la jefa (risas) y claro, ejerció gran influencia, la lectura siempre fue privilegiada en casa. Incluso tengo que contar que si no tenía buenas calificaciones, no era regañado si leía. Con el tiempo me hice lector y es algo que nunca abandoné, asimismo me hice escritor porque siempre fui lector.

Como lector entonces, ¿cuál es su libro preferido?

Que difícil, creo que De Vidas Ajenas (2009).

Escribir ha sido su antídoto contra la soledad, su mejor manera para expresar la realidad del mundo, su boleto para llegar a presidentes y su regalo para ser el festejado de la mejor feria que ha visto, como el mismo la catalogo. Para nosotros en cambio, ha sido un privilegio leerlo.

Andres Anda

Apasionado por los libros, a los 16 años Andres se convirtió en redactor y luego director de un periódico local, en Guadalajara, México. Conferencista y escritor