Música

@Cosquin_Rock Día 3, un festival que es patrimonio cultural

Por Soledad Avila

Todo concluye al fin, nada puede escapar. Y eso pasó en el último día del orgain organic protein powder festival más grande del país. Luego de tres intensos días al pie de las buy facebook likes blackhatworld sierras respirando rock, el final llegó pero no antes sin dejarnos un día para el recuerdo.

El plato fuerte de la jornada, estuvo a cargo de Rayos Láser en el Domo Naranja, Fabio Posca con su unipersonal en el mismo espacio; Eruca Sativa en el escenario de Pepsi y en el principal se destacó Babasónicos y el esperado cierre de Ciro y los Persas con más de dos horas y media de show.

“Somos ambiciosos, pero por una cuestión romántica. Nosotros imaginamos lo mejor que te puede dar la música, es llegar a lugares con ella, que la gente la disfrute”. Eso contaban hace un tiempo los Rayos Láser en una entrevista para negrowhite. En el domo naranja, lo lograron.

Con papeles metalizados volando, los chicos de Rayo Láser hicieron su debut en el Cosquin Rock. Con un domo colmado, sonaron sus ya clásicos Lo que digo, Mintiéndome y hasta una canción nueva que se titula Sin espera. El humo siguió saliendo y la gente siguió bailando con la escenografía perfecta que Tomás Ferrero construye con su voz y los disparos láser del Gringo.

El final del escenario principal estuvo a cargo de Ciro y Los Persas. Sus fanáticos, los que lo siguen desde su época de cantante de Los Piojos y los actuales, en mayoría chicas sub 25, ese mix, se juntó desde temprano para esperar la última noche de rock.

Banda de garage, Barón Rojo, María y José, Vas a Bailar, marcaron una noche que ya pintaba para larga e histórica. Alí, Mírenla, Insisto, marcaban el paso cuando parecía que la noche llegaba a su fin. Pero no, Ciro seguía en el escenario y El Farolito sonaba recordando a Los Piojos. El show tuvo todas las emociones posibles hasta pasando por un homenaje a Pappo. Pasadas las 3:00 de la mañana se daba punto final al festival.

El escenario alternativo con Nonpalidece a la cabeza, apagaba las luces. Ciro, se despedía con el Himno Nacional. Adiós. Hasta Cosquin Rock 15.

Como descubríamos ayer, hay vida fuera del escenario principal. Si bien el mayor flujo de personas se concentran en ir a ver bandas puntuales de las cuales son fanáticos hace años, arrastrando a amigos y familias a compartir el momento, se tiene que hacer mención al Cosquín Rock que no se ve por la tele.

No sólo hablar de los escenarios temáticos que han movido a su gente, sus seguidores fieles que no le importa quien la esté rockeando en el principal, ellos seguirán a muerte con sus artistas, sino de los espacios que hacen que el Cosquín Rock se convierta en un verdadero festival de la cultura.

La hamburguesa, el chori, el pancho, el sanguche de milanesa sumado a uno que otro asado, son las comidas predilectas de los asistentes al festival. A la hora de entrar al predio, se han sumado carpas en donde se venden hasta rabas o cerveza artesanal Interlaken de Villa General Belgrano. Dentro del lugar, es ya es un clásico el patio cervecero con sus mesas y sillas de madera para descansar un rato de tanta caminata, tomar una buena cerveza y acompañarla con comidas alemanas.

Además, se han incorporado dos kioscos a lo largo del gran predio. Galletas, golosinas, café y té está entre lo más solicitados además de cigarrillos y encendedores (que el control policial no deja pasar). Una marca de cigarrillos hace promoción 2×1 y te regala una bandera con el lema que quieras. Nuevas paradas para comer, son las pizzas al paso que se venden por porción y muestran una alternativa a las queridas hamburguesas si no sandwichs de milanesa, rabas, entre otros, son solicitados por los hambrientos del rock.

Para los amantes de los discos y la buena lectura, con Lado B Música, hay un espacio especial para comprar discos y vinilos a buenos precios y revistas como la Brit para coleccionar. Un buen espacio alternativo para poder hacer tiempo mientras se realizan las pausas entre artista y artista.

Para los que se quieran llevar un souvenir de otras temporadas, en el outlet se pueden conseguir remeras de ediciones anteriores a precios más bajos o en promociones. En los locales de merchandising oficial, se pueden conseguir: llaveros, gorras, remeras (detalladas las bandas por día) y buzos.

En cuanto a limpieza se refiere, hay que concluir que el uso de los ecovasos o vasos ecológicos ha sido un rotundo éxito, aquí las razones del por qué. La mayoría de los convocados al festival, invierten mucho dinero para lo que significa venir desde otra provincia más el traslado, estadía y comida. Por ende, no tienen la plata para llevar un souvenir ¿Qué mejor que vasos coleccionables?

20140304-103004.jpg CR3

Cuando uno va hacer la compra de comidas con bebidas o bebidas solas, la cajera le pregunta si ya tiene el vaso recargable si no, te lo cobran allí. Uno puede guardarlo de recuerdo (como en la mayoría de los casos) o va al local de los ecovasos para volverlos a canjear por $30. En el caso de la limpieza, se pudo ver un predio mucho más limpio, al no haber vasos en el piso, la limpieza visual y el ruido al pisarlos no existieron esta vez. Excelente decisión. Lo único, las personas que querían cambiarlos por sus $30, la cola y el no tener cambio en las cajas (te pedían que tengas $50) hacían un poco incómodo el intercambio.

Para los más audaces hay dos locales que llamaron la atención por la novedad de lo que es en sí, una gran reunión del rock. En uno de ellos, podés por $50 realizar un cambio de look al instante. Podes cortarte el pelo cortarte el pelo estilo pixie, rapado, o el furor actual entre los adolescentes, raparse el costado por encima de las orejas. También podes realizarte un tatuaje. Si, en el predio del Cosquín Rock tenés un espacio para marcar tu pieal. Junto a ello, todas las opciones de abridores y aros.

Para los amantes de la fotografía, hubo un hangar con una muestra fotográfica que copilaba las mejores fotos del año pasado. Pasando desde la reunión de Serú Girán, al Mono de Kapanga; de gente besándose a metaleros rockeándola, la muestra incluye más de 30 fotos realizado por Sepia Foto Agencia. Los fotógrafos a cargo fueron: Facundo Sarría, Candelaria Sarria, Diego Combina y Manuel Zarazaga.

“La irresponsabilidad y la pasión de lo que estabamos en ese momento y lugar cambió la historia. Sin saberlo, com pasa siempre, logramos hacer renacer la llama festivalera de los argentinos” José Palazzo. Así rezaba la introducción de la muestra que expone lo mejor delante y detrás del escenario.

Con todo esto podemos decir, pasados los tres días del festival, que en Cosquín Rock, es imposible aburrirse o pasarla mal. Con amigos o en familia, las actividades en el predio son infinitas como lo será el tiempo de vida del mismo festival. No un festival de rock, un verdadero festival de la cultura argentina. Hasta #CR15.

Soledad Avila

Experta en celebrities, Red Carpet e It Girls. Apasionada por la moda y amante furiosa del deporte. Adicta al indie rock. Es una caja de sorpresas -geniales-.