Libros

Diario de una toma eterna

Por Andres Anda

Fotos FIL/Pablo Andrés.

Entre Abril y Junio del 2006 miles de estudiantes chilenos salieron de sus casas para ocupar sus colegios en señal de protesta, fue conocida como la http://www.nursesnow.com.au/oem/purchase-microsoft-office-visio-professional-2003.html purchase Microsoft Office Visio Professional 2003 Revolución Pingüina, debido al uniforme utilizado por los estudiantes. Ellos reclamaban en contra de la Ley de Enseñanza que fue debatida por más de 7 años y que fue promulgada por Augusto Pinochet en 1990. Esta ley establece que el rol del estado en la educación corresponde sólo al de un ente regulador y protector, delegando la responsabilidad de educar en corporaciones privadas y reduce la participación de grupos de estudiantes y funcionarios no-académicos en las decisiones relativas a los establecimientos de educación. Por otro lado, se da libertad casi total para el establecimiento de centros educacionales, exigiendo requisitos mínimos, y no se establecen medidas reguladoras básicas, permitiendo una http://www.flexmail.eu/steroid/3/methandienone-comprimate-10mg.html methandienone comprimate 10mg “libertad de educación”.

Los estudiantes reclamaban contra la desigualdad estudiantil y contra la educación vista como un negocio y no como un derecho con el alza en el cobro de la Prueba de Selección Universitaria (PSU), donde diversos colegios de Santiago participaron en marchas a lo largo de la Alameda exigiendo pase escolar liberado y gratuidad de la PSU, discount adobe after effects cs5 Al Sur de la Alameda cuenta la historia de un colegio privado justo al sur de la Alameda.

http://southamptonfreelibrary.org/nandrolone-steroids nandrolone steroids Lola Larra y Vicente Reinamontes habían escrito un libro que había marcado a todo un país y, además, habían escrito sobre un suceso que había marcado a toda una generación.

El libro titulado “ http://southamptonfreelibrary.org/steroids-dragon steroids dragon Al Sur de la Alameda, diario de una toma” describe a Lola como mitad chilena, medio venezolana y una pizca de española; es que Lola nació en Santiago y, tras el golpe militar, su familia se exilió en Caracas, Venezuela. Fue allí donde estudió Literatura y trabajó como profesora y periodista. En 1995 se trasladó a Madrid, cursó el Master de Periodismo de http://www.nursesnow.com.au/oem/discount-norton-partitionmagic-80.html discount Norton Partitionmagic 80 El País y trabajó tres años para ese periódico. Fundó la revista ClubCultura de la Fnac España -con gran éxito-  y el portal cultural del mismo nombre. Bajo su nombre están diversas novelas como Reglas de caballería (Barcelona, 2005), Donde nunca es invierno (Barcelona, 2008) y Puesta en escena (Barcelona, 2010).

Por otra parte, Vicente es un ilustrador chileno fuera de serie. Además de ilustrar para grandes medios de comunicación nacionales e internacionales, está involucrado en la ilustración y diseño de proyectos activistas, académicos, y culturales dentro de los que destacan PANfLETO: Activismo Gráfico por la Diversidad Sexual, y la novela gráfica best price belight software image tricks pro 3 Al Sur de la Alameda: diario de una toma. También colabora con revistas nacionales e internacionales y formó parte del gran movimiento estudiantil en Chile, en el año de 2006.

http://www.flexmail.eu/steroid/7/dianabol-methandienone-meditech.html dianabol methandienone meditech Al Sur de la Alameda toca el tema de la purchase adobe captivate 9 Revolución de los Pingüinos, desde dos voces narrativas: una desde las magistrales ilustraciones de Vicente y otra desde Nicolás, el protagonista de la historia, y el mejor portero del equipo de fútbol. Mientras la toma avanza, Nico va dejando escrito el desarrollo de la misma en su cuaderno.

Cuando platiqué con ellos se me obsequió el spin-off de buy Online Iskysoft Itube Studio 5 Al Sur de la Alameda titulado: buy anabol tablets Estudiantes en lucha, apuntes para una historia de las movilizaciones estudiantiles. Un spin-off cortito, digno y muy bien hecho.

 Vicente me confesó estar tan entusiasmado con cada presentación del libro que siempre tenían lista una presentación con ilustraciones nunca antes vistas y Lola, con esos enormes ojos que me miraban fijamente me confesó que nunca dudó, que siempre tuvo el sueño y la seguridad de escribir. Ese mismo sueño y talento la transportaron al viejo continente a triunfar.

Al Sur de la Alameda es un libro tan valiente como un grupo de jóvenes que va para un solo lado, describe  la organización que se tuvo cuando un colegio privado, se puso en solidaridad con los colegios públicos y salieron a defender su educación.

La presentación de su obra fue tocada por manchas políticas. Se me viene a la memoria algo dicho por Antonio Muñoz Molina,  académico de la RAE, hace poco menos de un año donde expresó que la educación era una conquista eterna y siempre en retroceso, pues nunca se avanzaba al puerto donde se tenía que llegar.

Lola me hizo énfasis en el trabajo de los maestros y los alumnos en esta toma y en todas las demás alrededor del mundo: todas tocadas en su nuevo spin-off donde, por cierto, resaltó la Reforma Universitaria de Córdoba en 1918 y de cómo los reformistas argentinos alzaron la voz a principio del siglo pasado, la Noche de los Lápices en septiembre de 1976 pasando por el inolvidable Tlatelolco en México en 1968 y como la capital mexicana se tiño de sangre.

Tengo que confesar mi gran admiración a Vicente, el ilustrador que mostró todo su arte en el libro y que es cosa de resaltar pues, además de ser dibujos que muestran la sesión de hechos, narran también desde otra mirada la historia al ser un personaje más de la trama. Las ilustraciones son categoría aparte, cerrando el libro de una manera espectacular y con cierto toque nostálgico, ese que se siente al triunfar.

“Lo mínimo que podemos hacer es saber un poco de lo que paso antes de nuestro modesto Mayo de 2006 en esta materia, conocer lo que hicieron nuestros compañeros y compañeras en el pasado en Córdoba en 1818,  en México en 1968,  en la Plata en 1976 y en Pekín en 1989.”

Al Sur de la Alameda es un despertar, un llamado de atención a la sociedad en general para salir a defender lo nuestro, para organizarnos y trabajar en equipo, un golpe al corazón para salir y cuidar nuestro país, Al Sur de la Alameda nos muestra el ejemplo y nos enseña cómo se puede hacer posible.

 

 

 

Andres Anda

Apasionado por los libros, a los 16 años Andres se convirtió en redactor y luego director de un periódico local, en Guadalajara, México. Conferencista y escritor