Música

El buen Blues local de La Mississippi

Por Santiago Jorge

cytotec where to buy it online La Mississippi festejaba su aniversario/actuación Nº 50 en La Trastienda, el clásico club de San Telmo, donde la música, la amistad y las buenas vibras, se conjugan y encuentran para grandes veladas musicales. La excusa era perfecta para conocer y escuchar a esta banda con más de veinte años de trayectoria y doce discos editados.

Oriundos del sur del Gran Buenos Aires, tomaron el camino contrario al que transitan la mayoría de las bandas barriales-barderas-stones. Si ser where we can buy cytotec in dubai rockero es la actitud de subirse a un escenario sin saber tocar y luego aprender; http://ena-musikverlag.de/?cat=1 La Mississippi se sitúa en la vereda de enfrente, lo demostró desde su debut discográfico “ http://sixfeetfromtheedge.com/2014/09/inspiration-7x-truths-in-quotes/790856c2e4072201951697b44c8d63a9/ Mbugi” (1993) y su disco de platino “ http://mcinstitute.org/?p=4244 Bagayo” (1995) hasta su último trabajo “ enter site Búfalo” (2011). Siempre con un acabado sonido y estilo propio, han sabido transitar por el rock&roll ortodoxo y el http://esme.es/pantalon-desmontable/ blues de doce compases con amplio conocimiento de los géneros. Muy cerca de sus maestros, Pappo y los integrantes de Manal, a quienes reconocen sus influencias, pero no son una copia encubierta de ellos.

El show comienza al ritmo de un riff rabioso y canciones nuevas: “ click here Búfalo”, “ http://sixfeetfromtheedge.com/2013/08/outfit-190813/?replytocom=100283 Salvavidas” y “ http://esme.es/wp-json/oembed/1.0/embed?url=https://esme.es/shorts/ El titular”. El frontman http://sixfeetfromtheedge.com/2014/10/outfit-081014/feed/ Ricardo Tapia, de inconfundible y potente voz, se gana los aplausos y se mete al público en el bolsillo haciendo chistes sobre bandas separadas y ser de los pocos sobrevivientes a dicho germen nacional. La gente le pide canciones pero reciben como respuesta: “estamos viejos, no escuchamos lo que nos piden”, y así se da paso a los coreados “ http://ww.mcinstitute.org/njmfrb221_RHUalSc2thX4sp-4ycsxr/ncwkj34_42792 Buscando un pleito”, “ trusted site to buy clomid Por fin te fuiste Mabel” y “ can you really buy clomid online Valentín Alsina”.

Desde el 2010, http://sixfeetfromtheedge.com/tag/french-bulldog/feed/ La Mississippi se redujo a ser un where to buy cytotec in batangas city quinteto, dejando de lado los vientos característicos de la banda. No obstante y con la sola excepción del joven tecladista, la formación actual es la misma que la de sus orígenes, en su actuación en vivo se aprecia su maduración y experiencia arriba de las tablas, no tienen ni el más mínimo sobresalto. Por primera vez en la noche, los pedidos de la gente se hacen realidad, cumplen con “ Que miseria”, “El fierro”, “Matadero” y siguen presentando canciones de su última placa, “Rara” y “Un día mas que se va”.

El espacio para los homenajes llega de la mano de “Mañana por la noche”, de Edelmiro Molinari en Color Humano, y el infaltable “Tren de las 16” de Pappo. En ellos, Gustavo Ginoi, el guitarrista del grupo, de bajísimo perfil, se muestra como un virtuoso del instrumento y piedra angular del singular sonido de la banda. Explaya todo su talento en los respectivos solos de guitarra, con unos fraseos sin exageraciones ni repeticiones. Recibe y acepta el cariño de sus seguidores con un tímido “gracias”.

La Mississippi en La Trastienda Club (BsAs) Ph. Beto Landoni

Sin Pappo, sin Adrian Otero y con Los Ratones Paranoicos disueltos; La Mississippi es el actual reservorio local del mejor blues y rock&roll de tres tonos. Quizá por la seriedad y consistencia de su trabajo, es que la patria rolinga le da la espalda a esta banda, que en pocos años, será categorizada “de culto” por los especialistas, su trayectoria lo amerita.

Aproximándose al final, mostraron su faceta más pesada y poderosa con “El municipal” y “El ermitaño”. Se despidieron con “Tres palabras” y un invitado particular, un chico de 13 años, alumno de Colo Montero –bajista de la banda- que se llevó la gran ovación de la noche por el modo en que hizo sonar la armónica, con yeites realmente espectaculares y una tranquilidad absoluta arriba del escenario. Los aplausos fueron de corta duración, porque enseguida volvieron para despacharse con los bises y mandar a todos felices a sus casas, “Mala transa” y “Un trago para ver mejor”, pusieron el punto final en la ya agitada sala.

[RoyalSlider Error] Incorrect RoyalSlider ID or problem with query.

Santiago Jorge

Comprador compulsivo de discos, escriba constante y Escritor ocasional. Abogado y docente en la Universidad Nacional de Jujuy.