Moda

El cansador “juego de la silla” de la moda

Por Ludmila Llaver

Como autodeclarada fan del blog http://muscle-building-steroids.com/oxymetholone-cost_bv/ Oxymetholone cost Man Repeller, siempre sigo con especial atención las andanzas de su creadora Anavar winstrol cycle only Leandra Medine y su equipo, no sólo porque le ponen su giro único a la moda, sino porque además he encontrado que las opiniones que comparten son bastante similares a las mías. Con esto en mente, recuerdo un título que me quedó, y que más tarde entendería por qué: “Designer Musical Chairs Cheat Sheet”, algo así como “ Proviron quema grasa Guía al Juego de la Silla de los diseñadores”.

collage2

Bouchra Jarrar, de su marca homónica, tomó el lugar de Alber Elbaz en Lanvin.

¿Por qué esta analogía con el juego? http://royalmaderavineyards.com/comment-augmenter-sa-libido-masculine Comment augmenter sa libido masculine Porque en el mundo de la moda pareciera que hay un cupo limitado de marcas, y que esas marcas intercambian diseñadores entre sí, formando un círculo cerrado. http://jedaware.com/testosterone-natural-increase Testosterone natural increase Maria Grazia Chiuri (quien encabezó Valentino junto a Pierpaolo Piccioli desde 2008) fue anunciada hace poco como Directora Creativa de Sustanon 250 is it legal Dior, reemplazando a http://steroider-kobe.com/nandrolone-phenylpropionate-vs-deca-durabolin_je/ Nandrolone phenylpropionate vs deca durabolin Raf Simons, quien fue a parar a http://steroidsbesthgh.com/heel-pain-from-arimidex_mh/ Heel pain from arimidex Calvin Klein luego de la salida de Http //buy-steroids.com.au/ review Francisco Costa e Italo Zucchelli. http://royalmaderavineyards.com/results-of-steroids Results of steroids Anthony Vaccarello dejó de trabajar bajo el comando de Turinabol acne Donatella en Versus Versace para capitanear http://steroider-kobe.com/trenbolone-enanthate-diet_wn/ Trenbolone enanthate diet Yves Saint Laurent, y http://kenwoodliquors.com/testosterone-propionate-injection-india Testosterone propionate injection india Demna Gvasalia, además de su puesto en http://muscle-building-steroids.com/if-my-testosterone-levels-low_lt/ If my testosterone levels low Vetements, fue a parar a Balenciaga. En 2014, luego del fallecimiento de Oscar de la Renta, Peter Copping abandonó su puesto en Nina Ricci para encabezar la marca, lo que llevó a Guillaume Henry a dejar su cargo en Carven para reemplazarlo.
Sí, es confuso. Y sí, básicamente es la misma gente cambiando de silla, pero siempre jugando el mismo juego.

Collage1

Maria Grazia Chiuri, anteriormente de Valentino, reemplazará a Raf Simons en Dior, quien a su vez tomará el lugar previamente ocupado por Francisco Costa e Italo Zucchelli en Calvin Klein.

No voy a mentir: hay una cierta emoción al ver a un diseñador que conocemos en una marca desempeñarse en otra. Genera expectativa ver cómo alguien se adapta a los cánones de otra casa de moda, y cómo logra (o no) fusionar su carácter y estilo en ese nuevo ámbito.

Pero creo que vale también plantearse si este “encierro” del mundo de la moda no puede llegar a ser perjudicial para sí mismo, una suerte de entropía en la que terminan perdiendo no sólo las marcas, sino también su mercado y los mismos diseñadores. ¿Si un diseñador tiene un estilo marcado, a veces hasta su propia marca, no sería conveniente incorporar a alguien nuevo? ¿A alguien menos “viciado” por su experiencia, con una perspectiva fresca, que no se parezca a la de su antecesor pero tampoco a sus propias creaciones? La experiencia es clave, de eso no hay duda, pero si seguimos reciclando a los mismos diseñadores una y otra vez, ¿puede haber algún verdadero cambio en la moda?

collage3

Anthony Vaccarello, exVersus Versace y actual Director Creativo de Yves Saint Lugar, en lugar de Hedi Slimane.

Hay múltiples iniciativas y programas destinados a la promoción de diseñadores emergentes, pero paradójicamente, son pocos los que tienen la posibilidad de llegar a las grandes marcas. La misma industria que los impulsa los excluye. Se entiende: las grandes marcas no llegaron a ser grandes eligiendo a cualquier creativo para estar a cargo. Pero cuando uno salta de una casa a la otra, y el círculo se vuelve cada vez más cerrado, ¿no terminamos viendo siempre lo mismo? ¿No nos privamos de ver nuevos genios creativos por quedarnos con los que sabemos buenos pero ya (demasiado) conocidos?

Esta última pregunta no es retórica, sino una duda real que la industria debería empezar a plantearse: ¿Es sostenible un modelo en el que la innovación está tan controlada? ¿No es hora de que inyectemos sangre fresca a un cuerpo que ya se acostumbró a sus modos? No es que todo lo conocido sea malo, pero un poco de frescura nunca hizo daño…

Ludmila Llaver

Mendocina, futura periodista, apasionada por la música y la lectura. Creativa y pensadora, asegura que nunca se puede tener suficiente cantidad de libros... o de pares de zapatos.