Música

El rock for export de Odoghan

Por Franca Garat

Fotos por Paulina Frontera

Si de rock se trata, Odoghan está presente. Desde Córdoba, Argentina, se encargan de hacer canciones en inglés donde sus influencias se ven representadas. Odoghan es un cuarteto que ha sabido perdurar a lo largo del tiempo. Su principal clave: la gran amistad entre sus miembros. Entrevistamos a José Visconti, voz y guitarra, para poder conocerlos, saber cómo se están preparando para el año que entra y sus planes de estos días. Fire es su último disco y lo podes escuchar acá.

Allá por el 2004, simplemente se trataba de dos amigos con una guitarra y voz. José Visconti y Cesar Fernandez (guitarrista) comenzaron tocando algunos acústicos, versionando canciones ajenas e himnos rockeros, era una cosa de jóvenes y audaces. Al notar lo mucho que lo disfrutaban, Odoghan se formó con la incorporación del baterista Kike Paglia –quien venía recorriendo la escena del rock local – y de Cesar Nocetti en bajo. “Nuestro nuevo norte era claro: encontrar nuestra propia voz, identidad y mensaje, y subir el volumen, claro…”

¿Cuál es el “secreto” que tienen para seguir unidos haciendo música? ¿Hubo cambios de integrantes a lo largo del tiempo?

Nuestra formación se mantuvo desde su origen. Somos un grupo muy unido y amigos, pero una banda de rock no deja de ser un grupo de trabajo. Respetamos mucho lo que cada uno hace y como lo hace, como cada uno ejecuta y lleva adelante su arte y función.Función digo pues una banda supera hoy ampliamente lo que uno específicamente haga con su instrumento o detrás del micrófono: la banda como proyecto serio exige que uno sea un pulpo y ejerza mil funciones por tentáculo, desde que nace una melodía en tu cabeza, a una campaña de venta, prensa, management, gestionar shows, hacer algo de política y conexiones, producción de disco, entre otros. Acompaña mucha auto crítica y somos críticos con el trabajo del otro claro. Con mucho respeto.

Nuestro salvavidas y refugio es siempre nuestra música, pase lo que pase nada ni nadie nos roba lo que sentimos tocando juntos nuestras canciones, eso es siempre nuestro principio y fin, el tesoro que más cuidamos, lugar a donde volvemos amedrentados de la batalla con los gigantes molinos de viento, lección que nos enseñó la experiencia por supuesto…

Al momento de hablar de sus influencias, José destaca que varían según cada uno pero destaca la importancia del rock alternativo americano y británico de las ultimas tres décadas, el brit pop, grunge, post-grunge, algo del hard rock y heavy como Satrini, el punk con los Sex Pistols, Ramones y Bad Religion, un poco del post punk manchesteriano con Dylan y Young. Y por supuesto, los Beatles: “los 4 fabulosos de Liverpool hicieron lo suyo obvio, era imposible no escuchar A day in the life o Blackbird o tener el arte de tapa de revolver con olor a vinilo al frente de tus ojos sin preguntarte si el mundo podría llegar a ser otra cosa.”

¿Cómo es el proceso de elaboración de una canción?

No tenemos una formula inamovible, pero las más de las veces, las canciones nacen con guitarra acústica o algún otro instrumento en mano, desde la intimidad e individualidad, desde la nada o lo poco, desde un lugar muy solitario, ese lugar que se parece más un sótano que a otra cosa y nos ofrece un esqueleto al que luego le caemos encima todos como caranchos para llegar a una aproximación final, esta última, etapa más luminosa que la anterior.

¿Creen que el hecho de cantar en inglés les abrió más las puertas hacia el mundo?

Nosotros creemos que si, en cuanto a que literalmente el lenguaje de nuestras canciones se ajusta a un lenguaje y código muy global e internacional, abierto y amigo al afuera. Ahora, es imposible fracturar de lo que conforma al mundo, a nuestro mundo que incluye Córdoba y Argentina. Nosotros somos cordobeses, salvo Nocetti (San Luis) y no renegamos de nuestro lugar, raíces, idioma e identidad.En argentina, el hacer música en ingles creo es una limitante, afuera esta mas entendida la cuestión del idioma. Va cambiando, pero a la gente todavía le resulta raro y es algo escéptica o no logra abrirse del todo.

Franca Garat

Es curiosa por la música, divertida y se deja llevar por lo que le gusta para escribir. Estudia periodismo y tiene un amor platónico con varios raperos.