Система микрокредитования физических лиц сформировалась и получила широкое распространение всего каких-то 5-6 лет назад. Что это дало обывателю? Например, на данный момент вы легко можете получить займ на карту мгновенно круглосуточно без отказа 50000, а это, согласитесь, является очень серьёзным показателем успешности работы системы микрозаймов. Никогда раньше деньги в долг нельзя было получить настолько просто.
Música

Gary Clark Jr, soñar no cuesta nada

Por Gaston Semyraz

El pequeño niño sostiene en sus manos su primer guitarra. Bah, para que sea su primer guitarra primero tiene que comprarla. La ilusión crece y es imposible hacer que las ideas dejen de fluir. Igual soñar es gratis y nunca mató a nadie. Imaginate con 12 años subiendo a tu primer escenario. Y si vamos a imaginar, que sea en grande: subir a un escenario legendario, como el de Antone’s, en Austin -ciudad natal del niño soñador- donde se dio el puntapié para la nueva generación de blues como los hermanos Vaughan. Y ya que estamos ¿por qué no sería posible compartir escenario con ellos? ¿Y si un día B.B. King lo invitara a compartir escenario?.

Después de eso la gira mundial sería pan comido. Pero ¿que pasaría si mezcla todos sus grupos musicales? Eso le abriría las puertas para poder involucrarse con otros artistas del palo del rock, pop y R&B. ¡Rolling Stones! Ni hablar de que el sueño se culminaría si llegaran a comparar su estilo que el de algún grande: Stevie Ray Vaughan, B.B. King, Buddy Guy, ¡JIMMY HENDRIX!

El niño vuelve a la realidad y paga su guitarra. Ahora sí. Es suya. El pequeño Gary salé feliz de la tienda. Ahora se dirige a su casa a escuchar los discos de Brothers Johnson, Johnny Guitar Watson y B.B. King Live At The Regal, propiedad de su padre.

Quién diría que 19 años después el niño soñador estaría presentando su segundo álbum en estudio y habría cumplido con todos lo que imaginó ese día que sostenía su primer guitarra. Gary Clark Jr es el nombre de la prueba viviente de que los sueños se pueden cumplir, aunque ya no le gusta la comparación con Hendrix. Ese niño creció y hace poco fue padre de su primer hijo: Zion. Y esta nueva aventura en la que se embarcó lo inspiró a lanzar su último disco en estudio The Story of Sonny Boy Slim.

La mixtura entre los fraseos de guitarra clásicos del blues texano, las bases poderosas del rock, el alma del R&B, la influencia soul, van encontrando sus puntos de unión en este disco. Si buscamos las influencias para el sonido de este album nos llevamos la sorpresa de que sería correcto nombrar a Jimmy Hendrix, Marvin Gaye y hasta a Kanye West. A través de las 13 canciones que conforman este LP vamos descubriendo las “cicatrices” de experiencia que dejaron los años en este excelente guitarrista.

“This music is my healing/ Lord knows I need some healing/ ‘cause this world upsets me/This music sets me free” reza el estribillo de la canción The Healing que, con una introducción gospel mezclada con beats de hip hop y guitarras bluseras se abren las puertas de la apertura al disco más personal en la carrera de Gary Clark Jr. Y esperemos que sea también nuestra sanación.

La siguiente en la lista es la rockera Grinder, donde el fuzz y el wah wah -efectos centrales en el pedal set de Gary– hacen su entrada triunfal. Este potente corte tiene su escencia en la potencia de las bases de bajo y batería y los virtuosos solos de guitarra que se entrelazan con unas timidas teclas y vientos que acompañan bien atrás.

Star, Our Love, Church y Hold On nos recuerdan al sonido del disco debut Blak and Blu donde la voz del músico texano endulzan las canciones que transitan en pasajes countries, souls, gospel y bluseros. Y la lista de temas sigue con Cold Blooded donde la rítmica vuelve a subir con un toque funk tanto en la guitarra como en la sección de vientos que acompaña el beat más festivo y alegre.

En Wings volvemos a encontrar las influencias de la música más actual donde el sonido cambia respecto a los temas anteriores por la aparición de baterías eléctricas por ejemplo. BOYB es una oda a la felicidad. “I´m in the top of the world” sería la frase que mejor describe esta canción de solo 1 minuto de duración. Pero que no se queda corta para ser la presentación al corte indiscutido de este album: Can’t Sleep. Es acá donde se despliegan todos los artilugios que hacen de esté joven soñador uno de los músicos más interesantes de los últimos años.

Stay mantiene el espíritu del sonido en vivo del Clark con una guitarra distorcionada y gorda marcando el turn arround blusero característico de este estilo musical. Shake mantiene la línea del sonido del delta entrelazando un riff alegre en una guitarra y en la otra un lastimoso slide metálico que siguen el ritmo de una agitada batería. Down To Ride es el cierre para The Story of Sonny Boy Slim y la invitación para seguir incursionando en esté guitarrista que todavía sigue demostrando que tiene mucho potencial para ofrecernos.

Así es como el niño creció, y en sus espaldas carga la cruz de ser el portavoz de la nueva generación del blues. Pero eso no lo frena para experimentar y seguir componiendo con influencias de los distintos géneros para que nosotros sigamos soñando. ¿Y quién te dice que no se puedan cumplir esos sueños?

Gaston Semyraz

Creativo y tranquilo. Cordobés y Glorioso. No es que ande perdido sino bailando al ritmo de la brújula. Un buscador de destino. Tímido pero inteligente, acá su costado rockero.