Viajes

Hallo Berlín: Recorrido de 3 días por la capital alemana

Por Lucia Castagno

Berlín es una ciudad grande pero muy accesible para los turistas, incluidos todos aquellos que no hablan una palabra de alemán. Yo iba armada con las más importantes: Hallo (hola), Guten Tag (Buen día), Danke (gracias), Entschuldigung (disculpa), Bitte (por favor) y Tschüss (chau). Además de estas “palabras mágicas” resulta útil conocer aquellas que indican la entrada y la salida (indispensables para el uso del metro por ejemplo), que son Eingang y Ausgang respectivamente.

Una ventaja de la capital alemana es que muchas personas hablan inglés, sobre todo los jóvenes. Fue comunicándonos en esta lengua que una chica muy amable me ayudó a llegar al hotel desde la estación central de trenes. Durante mis cinco días en Berlín pedí también indicaciones a policías que se mostraron dispuestos a ayudar hablando un inglés básico pero entendible. De todas formas, para empezar cayendo bien, el saludo inicial era siempre en alemán.

20160529_152111.jpg

Primer día

Potsdamer Platz y Monumento del Holocausto

El hotel donde me hospedé estaba ubicado cerca de Potsdamer Platz, una importante plaza pública del centro de Berlín. Durante el siglo XIX se trató de una de las plazas más frecuentadas de la ciudad, con una gran actividad comercial y cultural, lugar donde se instaló el primer semáforo de Europa. Años más tarde, con la irrupción de la Segunda Guerra Mundial, fue arrasada y dividida en dos por el Muro de Berlín. Luego de su caída fue completamente reformada y sobre ella se levantaron modernos edificios como el Sony Center y la sede del Festival Internacional de Cine de Berlín, mejor conocido como la Berlinale.

Desde allí son pocos metros caminando por la Eberstrasse (calle Eber) hasta llegar al Monumento del Holocausto, formado por 2.711 bloques de hormigón de diferentes alturas que permite que los visitantes elijan su camino de entrada y salida. Desde el sureste del monumento, se puede acceder a un espacio subterráneo en el que se ubica el centro de información.

Puerta de Brandeburgo

Avanzando un poco más por la misma calle se encuentra el símbolo más importante de la ciudad: la Puerta de Brandeburgo. Inaugurada en 1791 junto a la Pariser Platz, simboliza el triunfo de la paz sobre las armas. Se trata de una construcción de 26 metros de alto que, con su estilo neoclásico, recuerda a las construcciones de la Acrópolis de Atenas. La estatua de cobre que representa a la Diosa de la Victoria en un carro tirado por cuatro caballos es una copia hecha en 1969, ya que la original quedó destruida durante la Segunda Guerra Mundial.

Desde este punto se puede avanzar hasta el Bundestag (Parlamento alemán) ubicado muy cerca de allí, adentrarse en el famoso Tiergarten (Jardín de los animales) o dirigirse por la avenida Unter den Linden (bajo los tilos) hasta la Isla de los Museos, la Catedral de Berlín AlexanderplatzYo recomiendo seguir camino hasta Alexanderplatz y recorrer otro día con más tiempo el Reichstag y el Tiergarten.

Isla de los Museos y Catedral de Berlín

La Isla de los Museos de Berlín, situada en el río Spree junto al corazón de la ciudad, es uno de los conjuntos museísticos más importantes del mundo. El complejo, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, está formado por cinco prestigiosos museos que albergan colecciones arqueológicas y de arte:

  • Museo de Pérgamo (Pergamonmuseum).
  • Museo Antiguo (Altes Musum).
  • Nuevo Museo de Berlín (Neues Museum).
  • Antigua Galería Nacional de Berlín (Alte Nationalgalerie).
  • Museo Bode (Bode Museum).

El ingreso a todos ellos es pago y el valor de las entradas varía entre 10 y 12 euros para los adultos y entre 5 y 6 euros para estudiantes.

Por su parte, situada frente al jardín Lustgarten, se encuentra el edificio religioso más representativo de la capital alemana: la Catedral de Berlín (Berliner Dom). Majestuosa construcción de fines del siglo XIX, su templo fue arrasado por una bomba durante la Segunda Guerra Mundial y las obras de reconstrucción sólo se terminaron en el año 2002. Llama la atención que se cobre una entrada de 7 euros para acceder a su interior; ¿desde cuándo hay que pagar para entrar a una iglesia?

catedral-berlin

Alexanderplatz

Alexanderplatz, uno de los principales puntos de reunión de la ciudad, fue durante casi las tres décadas de división, el centro de la Berlín Oriental. En 1969 se construyeron allí la Torre de Televisión, hasta hoy uno de los edificios más altos de Europa, el Reloj Mundial, que señala la hora de todas las ciudades del mundo, y la Fuente de la Amistad entre los Pueblos. Fue también en esta plaza que el 4 de noviembre de 1989 medio millón de personas se manifestaron contra el gobierno comunista. Cinco días después, el 9 de noviembre, el gobierno anunció la libertad para cruzar el Muro de Berlín.

alexander_platz.jpg

Alexanderplatz posee algunos bares y grandes centros comerciales como la Galería Kaufhof, TK Maxx Primark, lugares ideales para hacer compras. Desde esta plaza es posible tomar el tren S5 o el S7 hasta la estación Ostbahnhof para salir justo frente a la East Side Gallery (Galería del lado Este). Sobre la Mühlenstraße (calle Mühlen) y junto al río Spree se extienden 1.316 metros del antiguo Muro de Berlín. Con 103 murales de artistas de diferentes países, es considerada la galería de arte al aire libre de mayor longitud y duración del mundo.

Puente de Oberbaum y Kreuzberg

Al final del muro se hace visible el Puente de Oberbaum (en alemán: Oberbaumbrücke), también conocido como el puente de los ladrillos rojosAtravesando el río Spree, une los distritos de Friedrichshain y Kreuzberg, que estuvieron separados por el Muro de Berlín. Después de su caída se convirtió en un importante símbolo de la reunificación alemana.

20160528_2116480

Al cruzar el puente desde la parte Este hacia la Oeste nos adentramos en el barrio de moda de Berlín: Kreuzberg, también llamado “barrio turco” por la gran comunidad de inmigrantes turcos que allí habita. Su diversidad, sus particulares edificios y su espíritu joven hacen de este barrio uno de los lugares más populares de la ciudad.

20160529_151804.jpg

Segundo día

Bundestag

El Bundestag o Reichstag es el Palacio Legislativo de Alemania, lugar donde se llevan a cabo las sesiones de senadores y diputados de los diferentes distritos del país. Recomiendo reservar una visita a la cúpula a través del sitio web y hacerlo con anticipación. De lo contrario pueden marcar la visita una en una pequeña oficina frente al palacio (para ese mismo día si van temprano o para el día siguiente).

Se trata de una visita gratuita y muy interesante, realmente vale la pena. Al ingresar al edificio se entregan audioguías que brindan información sobre el Parlamento y sus alrededores a medida que se recorre la cúpula en una espiral ascendente. La moderna cúpula, construida totalmente a base de vidrio, permite obtener privilegiadas vistas de la ciudad.

Berlin<_Reichstag_building.jpg

Tiergarten

El Tiergarten (Jardín de los animales) es el principal parque de Berlín y el segundo más grande, después del Grunewald, con 210 ha de superficie. Ubicado en el centro de la ciudad, fue durante sus primeros años zona de caza para convertirse luego en el parque más visitado por los berlineses para disfrutar del aire libre.

En su interior se destaca la Columna de la Victoria, erigida para conmemorar la victoria de Prusia en alianza con el Imperio austríaco contra Dinamarca en la Guerra de los Ducados de 1864. Con 69 metros de altura, es posible acceder a un mirador subiendo sus 285 escalones en caracol.

20160531_092013

Filarmónica de Berlín

Había leído en algún blog que los martes a las 13h había un espectáculo musical gratuito en la Filarmónica de Berlín, ubicada muy cerca de Potsdamer Platz y frente al Tiergarten. Así que allí estaba yo, 30 minutos antes de las 13h, en la puerta de la Filarmónica. Al entrar me dieron una pequeña ficha que enseguida entregué a otro empleado del lugar. Cuando se terminan las fichas se terminan los cupos disponibles, por eso es bueno llegar con anticipación.

En una amplia sala había un sector con sillas destinadas exclusivamente para personas mayores o con alguna discapacidad; el resto se sentaba donde encontrara lugar, en las escaleras o en el piso. Ese día el show estuvo a cargo de un guitarrista y un violinista españoles. Para quienes disfrutan de la música, es una oportunidad para aprovechar.

20160531_134520.jpg

Tercer día

Checkpoint Charlie y Topografía del Terror

En las cercanías de Potsdamer Platz se encuentra Checkpoint Charlie, el paso fronterizo más famoso entre las dos Alemanias luego de la construcción del Muro de Berlín. Abriendo el paso entre la zona de control estadounidense y la soviética, sólo se permitía su uso a empleados militares y de embajadas de los aliados, a extranjeros y trabajadores permanentes de las dos repúblicas (RFA y RDA).

La denominación “Charlie” tiene un simple significado, procede de la tercera letra “C” del alfabeto fonético de la OTAN. Hoy en día resta la cabina de control con dos orgullosos militares norteamericanos y una réplica del cartel que años atrás advertía a los ciudadanos: “Está abandonando el sector americano”. Justo al lado se encuentra el Museo del Muro de Checkpoint Charlie, pero es pago y pienso que no vale la pena visitarlo.

20160529_160627

Caminando algunas cuadras desde allí se puede llegar al Museo Topografía del Terror, un museo al aire libre que se extiende junto a una parte del Muro de Berlín mantenida prácticamente intacta. En 1933 el edificio que ocupaba este lugar se convirtió en la sede de la temida GESTAPO, la Policía Secreta del Estado. Aquellos que se oponían al régimen de Hitler eran llevados allí para sometidos a interrogatorios y torturas.

Junto a la galería a cielo abierto existe un edificio cerrado donde se exponen más fotografías, textos y audios que detallan la sórdida historia del aparato de seguridad de Hitler entre los años 1933 y 1945.

20160529_164040

Avenida Kurfurstendamm

En lo que fue el corazón de la Berlín Occidental durante los años de la Guerra Fría se extiende la Avenida Kurfurstendamm, llena de comercios, galerías y locales de reconocidas marcas internacionales como Louis Vuitton y Chanel.

Sobre esta avenida se encuentra también la Iglesia Memorial Kaiser Wilhelm. Construida a fines del siglo XIX por pedido del Káiser Guillermo II en honor a su abuelo (el Káiser Guillermo I), quedó destrozada por las bombas de los ataques aliados durante la Segunda Guerra Mundial. Desde entonces y hasta la actualidad se conservó en estado de ruina para recordar la insensatez de la guerra.

20160530_122739

Quedan muchos lugares por explorar en la capital alemana, ciudad que combina un pujante presente con los oscuros recuerdos del pasado. En tres días es posible conocer aquellos sitios más representativos y llevarse una impresión general de la vida cotidiana de los berlineses. Ahora un tren espera para partir hacia el próximo destino y es momento de decir Tschüss Berlin! Auf wiedersehen!

Lucia Castagno

Comunicadora social, viajera