Viajes

Israel en combo o cómo recorrer un país entero en 15 días

Por Marcos Levisman

http://historyarticles.com/anavar-female-log Anavar female log Israel es un pequeño país en http://www.azamericasat.net/what-is-the-medical-term-for-low-testosterone What is the medical term for low testosterone Medio Oriente. La superficie total de su extensión es tan pequeña que entra casi dos veces enteras en http://www.gestiona.es/tbol-vs-anavar-only-cycle Tbol vs anavar only cycle Tucumán, la provincia más pequeña de Primobolan kullanД±mД± Argentina. Además de ser un pequeño país, Testosterone steriod Israel está ubicado en una de las regiones más conflictivas -sino la más- del planeta.

“¿Quién entonces querría visitarlo?”, sería una pregunta adecuada para un lector tras leer estas breves líneas. Lo cierto es que la situación socio-política del país es una de las principales causas por la que se desmotivan la mayoría de los viajeros para visitarlo. Sin embargo, si bien el Trenbolone acetate tablets conflicto milenario que ha marcado el destino de esa zona sigue existiendo, en http://royalmaderavineyards.com/increase-testosterone-gnc Increase testosterone gnc Israel la gente convive y realiza sus tareas de manera normal. Es un lugar seguro para el turismo más allá del prejuicio que se genera a través del afluente de noticias que nos llegan a nosotros, los argentinos, de ese pequeño rincón del mundo. En esta nota voy a hacerles un paseo por la gran cantidad de cosas que tiene este país para ofrecer en apenas, y Trenbolone acetate enanthate aproximadamente, unos Dianabol how long to kick in 20.000 km2 de superficie.

Si se tiene un auto para ir de http://steroidsbesthgh.com/using-a-small-needle-for-testosterone-cypionate_wc/ Using a small needle for testosterone cypionate norte a sur, en Israel sólo se necesitan 8 horas, casi las mismas que para ir de Córdoba a Buenos Aires. Mi recomendación principal para recorrer este país, es alquilar un vehículo. Si bien no es absolutamente necesario ya que el sistema de transporte que tienen es bastante bueno, pero si te dan ganas de dar un paseo durante “Shabat[1] no vas a poder hacerlo a través de ese medio.

Otra recomendación, a la hora de visitar museos o lugares turísticos, siempre es conveniente ir con un guía; el precio va a ser más elevado pero la experiencia es mejor ya que habrá mucha historia por todos los lugares que pases y sin duda es la mejor manera de poder absorberla.

Como dije antes, Israel es un país muy pequeño. Por esa razón me parece buena idea armar el recorrido por “combos”, casi como si fuera un pedido en un local de comida rápida. Estas son mis recomendaciones:

Combo 1: Zefat + Akko o Acre.

Estas ciudades del norte de Israel son ideales para empezar el recorrido por el país. Los puntos fuertes de estos sitios son sin duda su trasfondo histórico y lo pintoresco de sus edificaciones que te trasladan a una época mucho más atrás en el tiempo. Aquí es el momento en que te darás cuenta que sin duda estás muy lejos de casa.

Combo 2: Mar de la Galilea + Monte Arbel.

Con tal sólo hacer unos pocos kilómetros ya te darás cuenta de lo mucho que puede cambiar el paisaje. El Mar de la Galilea o Lago Kinneret es una zona muy linda para caminar, conocer la ciudad de Tiberíades y comer algún que otro plato local.

Tranqui la vista

A post shared by Marcos Levisman (@marcoslevisman) on

Por su parte, el Monte Arbel es un paseo a pie más que recomendable para aquellos que les guste las buenas vistas y estar en la naturaleza.

Combo 3: Haifa + Cesarea.

#nofilter #Haifa

A post shared by Marcos Levisman (@marcoslevisman) on

La ciudad de Haifa es quizás la tercera ciudad más importante en Israel. Es la ciudad donde mejor se plasma la convivencia entre judíos, cristianos y musulmanes. Su principal atractivo son los jardines Bahai. El bahaísmo es una religión que confluye de una manera armónica las principales doctrinas del Islam, el cristianismo y el judaísmo y eso se ve reflejado a través de estos jardines que se encuentran expandiéndose a través de una colina. Desde la cima se puede ver todo Haifa y el Mar Mediterráneo, un lugar único en el mundo.

Cesarea es un lugar que fue tocado por todo el esplendor romano hace muchos siglos atrás. Hoy lo que queda son unas ruinas que dejan ver una parte de lo que en algún momento fue la civilización más fuerte del mundo y permiten entender la importancia de establecerse en esa región del planera. Todo esto sin mencionar lo hermoso de estar sobre la costa del Mar Mediterráneo.

Combo 4:  Tel Aviv + Yaffo (viejo y nuevo) + Herzeliya.

#nofilter #TelAviv

A post shared by Marcos Levisman (@marcoslevisman) on

Tel Aviv es, bajo mi punto de vista, la ciudad más hermosa de Israel. Teniendo en cuenta el paisaje de la región ya es mucho decir. Esta ciudad es esa en la que todo argentino se siente como en casa. Es el lugar donde hay mayor concentración de jóvenes. El joven israelí posee una mentalidad que se asemeja mucho a la de la juventud argentina (en parte por el gran éxito que tienen las tiras de Cris Morena en ese país). Si tu estilo de viaje está más enfocado en conocer ciudades donde podes relajarte, divertirte, ir de compras y recorrer en bicicleta paisajes urbanos y playeros, sin duda Tel Aviv es tu lugar en Israel.

Otra postalcita de Tel Aviv

A post shared by Marcos Levisman (@marcoslevisman) on

Al lado de Tel Aviv se encuentra Yaffo. Es una ciudad que está dividida en dos zonas claramente diferenciadas: una histórica, en la cual se observa una herencia portuaria de mucho folklore marítimo; y la zona moderna que posee un trasfondo muy bohemio y cultural. Yaffo tiene vistas ideales del mar y es un gran lugar para que te lleves hermosas fotos.

La mer

A post shared by Marcos Levisman (@marcoslevisman) on

Para cerrar este combo, es imprescindible pasar por Herzeliya, un lugar pequeño que tiene alguna que otra reminiscencia por su urbanización a los barrios residenciales de Estados Unidos. Es una zona en donde los más adinerados se han establecido y el por qué es bastante claro: está cerca de la ciudad más importante del país y aun así es una gran zona de descanso con playas maravillosas.

Combo 5: Be’er Sheva + el desierto + Massada + Mar Muerto.

Hoy

A post shared by Marcos Levisman (@marcoslevisman) on

Be’er Sheva se encuentra al sur de Israel. Es un bonito lugar para residir, aunque no tiene tanto para ofrecer a comparación de otras ciudades. Sin embargo, es un buen paseo y si se presta atención aquí se trasluce lo que fue Israel en sus primeros años como Estado, allá por la década del 60 y 70. Conocida por los israelís como la capital del desierto o “néguev”.

Me encontre una linda ventana

A post shared by Marcos Levisman (@marcoslevisman) on

Luego de visitar Be’er Sheva, Massada es el lugar para ir. Un sitio arqueológico ubicado en la cima de una montaña que guarda una historia complicada y oscura pero interesantísima. Lo importante a saber antes de visitar Massada es que debés llevar agua para hidratarte y si estás en verano o primavera deberías considerar salir temprano, empezando el día a las 5 de la mañana para llegar a la cima antes del mediodía o el calor podría hacerte la travesía insoportable. Cuando llegues a la cima te vas a dar cuenta que el ascenso valió la pena.

Inmediatamente después de Massada, la parada obligada es en el Mar Muerto. El punto más bajo sobre la superficie del planeta ubicado bajo el nivel del mar (422 metros por debajo para ser exactos). Es el cuerpo de agua con mayor salinidad del mundo, es hasta 10 veces más salado que cualquier océano y la densidad del agua es tal que es imposible hundirse. Una experiencia única e irreemplazable que se puede experimentar en cualquier momento del año y, como suele decirse, no estuviste en Israel si no flotaste en el Mar Muerto.

Combo 6: Jerusalem (ciudad nueva y ciudad vieja).

El último combo está comprendido por la región donde se ubica Jerusalem. La capital del Estado de Israel y la ciudad sagrada del cristianismo, judaísmo y el Islam, también conocida como la cuna de las religiones, es el lugar ideal para terminar tus días de paseo por el país.

Lo nuevo y lo viejo

A post shared by Marcos Levisman (@marcoslevisman) on

Jerusalem en realidad son dos ciudades en una. Por un lado está la ciudad “vieja” que está amurallada y representa un viaje en el tiempo hacia la época de las cruzadas. Los dos lugares para visitar dentro de ella son El Muro de los Lamentos y el Santo Sepulcro. Ambos lugares poseen una carga emocional y religiosa muy grande para dos de las tres grandes religiones monoteístas y la energía que fluye por esos lugares es tal que ni el agnóstico ni el ateo pueden escapar. Sencillamente son de esos lugares que no tienen explicación.

El shuk (mercado)

A post shared by Marcos Levisman (@marcoslevisman) on

Por su parte, la Ciudad Nueva de Jerusalem es un lugar para recorrer y relajarse. Tiene grandes mercados y algunos de ellos que siguen las reglas de los más antiguos ofreciéndote la experiencia de embarcarte en una batalla de regates con algún comerciante. Son de esas experiencias de las que seguro te permiten llevar una buena anécdota para tu regreso. De todas formas me parece que el punto fuerte del “nuevo Jerusalem” es Yad Vashem: “El museo del Holocausto”. Desde mi punto de vista ésta es la experiencia más valiosa que uno se puede llevar cuando visita Israel, y debe ser el único museo en el mundo que aumenta su efecto cada vez que lo visitás. Es un lugar único que te va a permitir abrirte a un pasado muy oscuro pero que te va a enriquecer como persona. La visita no es para cualquiera pero la recomiendo una y mil veces.

[1] El Shabat es el día sagrado para el judaísmo. Comprende desde la salida de la primera estrella de la noche del viernes hasta la salida de la primera estrella de la noche del sábado. Durante Shabat la mayoría de los comercios y restaurantes están cerrados y el transporte público no funciona.

Marcos Levisman

Actor y periodista. Amante del cine, la música, los libros y el teatro. Viajero ocasional en el plano físico y viajero frecuente en el psicológico. Vivo mi vida como en una película o videoclip.