Система микрокредитования физических лиц сформировалась и получила широкое распространение всего каких-то 5-6 лет назад. Что это дало обывателю? Например, на данный момент вы легко можете получить займ на карту мгновенно круглосуточно без отказа 50000, а это, согласитесь, является очень серьёзным показателем успешности работы системы микрозаймов. Никогда раньше деньги в долг нельзя было получить настолько просто.
#TEDx Entrevistas Libros

José Playo: humor bajo los efectos de la cortisona

Por Maxi Monti

Definirlo era el nudo del problema. Encontrar los adjetivos, barajar las palabras, multiplicar los sinónimos. Entonces me había citado en el bar del centro cultural Cocina de culturas y me hablaba sobre el viejo oficio de escribir para hacer reír. Él tenía más pelo y menos canas, más rubor en los cachetes y menos solemnidad. Todavía conservaba la sensibilidad del 100% de su cuerpo y ninguna cicatriz de bisturí. La misma cara de pelot*do.

Las definiciones que lo contenían cual ensaladera terminaron por perder vigencia luego de las salas de espera y las camas de hospital. Los sustantivos licenciado, catedrático o escritor pecan de escrupulosidad. Cuando en 2011 escribió para la revista Orsai, Hernán Casciari tuvo la primicia de llamarlo jamón del medio en referencia a la porción más cotizada del popular embutido. Él acostumbra a presentarse como gran asador. De lo que podría decirse, es una microcelebridad de la farándula literaria cordobesa.

Entre los episodios más memorables de su carrera figuran su difunta revista Peinate que viene gente, su blog homónimo –nominado por la cadena alemana Deutsche Welle a mejor blog hispano del mundo en 2008, cinco libros de cuentos –que lo avergüenzan y a los que considera una cag@da– y la adaptación teatral de sus historias por el grupo cordobés Estambul en una serie de monólogos bajo el nombre de Cuentos de la gran put#.

También supo ocupar un asiento en la Secretaría de Cultura, donde lo llamaban por su nombre legal José Luis Cafferata antes que por su título artístico José Playo. Al interior de la Municipalidad de Córdoba pudo además experimentar el desencanto de la política. Poco después de la Feria del Libro de 2012, el diagnóstico señaló la espina dorsal y lo enfrentó al único dilema que un humorista puede tomar en serio: reír o llorar.

Hace dos años, cuando te pregunté si es posible vivir de escribir, me contestaste que eras la prueba de que hay gente que disfruta de hacer algo independientemente de cuánto dinero le reporte. ¿Cuál es el precio que paga el artista por hacer arte?

Si te planteás hacer arte para ganar guita estás hasta las bol*s. No es una opción por lo menos sana para empezar. Puede que en un momento de tu carrera empiece a reportar beneficios, pero hacerlo para ganar plata está condenado desde la génesis. Es lo que me pasa con la gente que cree que porque tengo cinco libros publicados estoy forrado en guita. Para nada. Aun así es una cosa que me da satisfacción a mí. En un punto termina siendo algo que disfruto de una manera hedonista. Yo no creo en los que dicen mi arte es para la gente. No me parece una respuesta muy sincera. En el peor de los casos, es una respuesta soberbia.

Supiste decir que tu problema de salud te hizo cambiar de perspectiva. ¿Cómo pensabas antes y cómo pensás ahora?

Antes pensaba que algunos problemas eran paralizantes y que no tenían salida. Ahora pienso que no pasa nada. Todo es solucionable y si no lo es está muy bien que te ch*pe un hu#vo. Cuando ciertas cosas se ponen en juego, empezás a pensar que los problemas cotidianos caen como palomas muertas. Incluso la misma idea referida a escribir, sobre la que yo antes tenía muchos pruritos, ahora también me la fuma. Si alguien se engancha con lo que escribo me parece bárbaro. Es una forma de cerrar el círculo. No es, en todo caso, el objetivo final. Forzar ciertas cosas también me parece un desatino.

¿Qué te llevó a decir que trabajar en el Municipio fue una boludez infame?

Fundamentalmente, por embarcarme con el sueño pretencioso de que algo se podía cambiar. Estamos hablando de política y de intereses. De cosas que no responden a un idealismo romántico. Había muchas cosas que hacer antes que ponerse a soñar. En eso perdí mucha energía. No sé si el resultado fue satisfactorio. Para mí fue un laburo más. El rótulo de cultura en Córdoba es una bandera que sirve para hacer cosas que no necesariamente tienen que ver con la cultura. Por eso no tenía sentido seguir. No tenía nada que ver conmigo.

Supiste decir, también, que escribir es una forma de exorcismo. ¿Cómo funciona el humor en situaciones extremas? ¿Es compatible con el sufrimiento?

Totalmente. En particular, respecto de mi problema de salud, fue una de las cosas que me permitió salir del paso. Cuando te dicen que no vas a volver a caminar o a usar los brazos estás hasta las bol@s. Tomarlo en sorna les quita un peso brutal. Yo no me atrevería a decir el humor me salvó la vida, pero si no hubiera sido por él probablemente hoy estaría haciendo esta entrevista en silla de ruedas. Fue un proceso intenso, doloroso, muy ch%to para mucha gente cercana a mí. Muchas veces me sentí un derrotado. Para nada era un bol#do alegre.

¿Debe el humor tener límites éticos?

Claro. Hay temas que son muy resistidos. El Holocausto, nuestra Dictadura. Hay materias muy delicadas. El humor negro sólo está permitido a determinadas circunstancias. No puedo hacer chistes sobre el cáncer si no lo he tenido. Muchas de las cosas graciosas que me pasaron durante mi período de rehabilitación tenían que ver con personas que estaban enfermas. Si un tipo paralizado del cuello para abajo empieza a hacer chistes sobre sí mismo te podés prender porque te da permiso. Son ellos los que abren la puerta.

¿Cuáles fueron las mayores decepciones y cuáles los mayores hitos de tu carrera?

Haber publicado fue una gran decepción. Ahora veo algunos de los libros que yo publiqué y son realmente una cagad@. He escrito tantas pelotud#ces. No sé si estaría bajo la influencia de algún estupefaciente. Me pasa de preguntarme cómo pudo haber un guaso que los compró. Cada libro cumplió un ciclo y, aunque se agotaron, no voy a imprimir lo mismo. Hay una lógica editorial que dice que un libro que funcionó tiene que ser reeditado. A mí no me gusta. Lo mejor fue haber conocido a mucha gente. Conectar con personas del día a día que comparten su opinión con vos desde un lugar llano, alejado de la formación académica, completamente honesto.

En breve va a participar como orador de Tedx Córdoba 2013. El tráiler de su presentación promete una síntesis de su paso por el quirófano y, especialmente, de su ensayo Crónicas del gusano en la manguera. El experimento consistió en un conjunto de capítulos publicados en Peinate web que narraron la génesis, desarrollo y cruzada contra la enfermedad.

Así los lectores pudieron conocer con el frenesí de un reality sus salidas prácticas a las tareas cotidianas, las ocurrencias de su mano insensible, el encanto de afeitar sus partes pudendas y la certeza de reflexiones en el baño que afirman, por ejemplo, que la vida del hombre es un vaivén de urgencias y descansos, de preocupaciones acuciantes maridadas con uno que otro remanso.

Los pormenores de la historia van a ser contados en boca del propio autor en el Teatro Real de la ciudad de Córdoba, en el marco de una nueva edición de TEDx. Una oportunidad irrepetible para ver a un grandote bol*do reírse de sí mismo y una invitación para acompañarlo en la tarea. El dilema del humor al servicio de la causa pública. Que no cunda el pánico. En el oscuro todos los gatos son Playos.

”Vivir para contarlo pero con humor”. José Playo, bloggero y escritor hizo reír sobre lo que casi nadie puede tomarse con humor: la muerte. El público ovacionó a Playo tras compartir sus miserias y perlitas de su reha­bi­li­ta­ción tras un tu­mor en la co­lum­na ver­te­bral. Lo mantuvo vivo la pa­sión: por la vida y por seguir escribiendo.

Maxi Monti

Periodista, 24 años. Intransigente por momentos pero buen tipo en general. Escritor de servilletas, cantante de bañera, revolucionario de oficina. Independiente en el sentido más ambiguo de la palabra.