Entrevistas

Juana Lahourcade, un talento escondido en el mar

Por María Victoria Centeno

Después de un día de playa, me dediqué a caminar por el único boulevard que existe en el pequeño pueblo de http://jedaware.com/quality-equipoise Quality equipoise Mar del Sur, Provincia de Buenos Aires. El sol estaba comenzando a caer y mi caminar era tranquilo, con el solo hecho de apreciar lo que me rodeaba.

unnamed-2

En un momento,  Turinabol for sale in uk un piano sólido y contundente comenzó a escucharse y me encargué de verificar de donde provenía. Esos finos acordes clásicos salían de un Deca testosterone side effects centro cultural. Me asomé y Cristina, la encargada del lugar, comenzó a contarme acerca de Juana.

Dianabol half life Juana Emilia Lahourcade, de 13 años, era el artífice de ese bello sonido. Oriunda de Mar del Sur, Tren cycle how much test toma clases de piano desde hace dos años en una escuela de música de Methandienone efecte Miramar, ciudad situada a 20 km del pueblo.

Juana estaba practicando en un Sustanon ja alkoholi antiguo piano de sonido robusto que fue Does masteron lower estrogen donado al Centro Cultural por una familia que arribaba para vivir en el pueblo.

Días después volví a encontrarme con Juana y sus padres, quienes me invitaron al día siguiente a su casa. Allá fui y el recibimiento fue muy cálido, me esperaban con té y scons caseros. Por suerte, tuve la oportunidad de hablar mucho con Juanita.

Su primer acercamiento a la música fue cuando ella tenía 6 años. Cuenta que era época de un mundial de fútbol y que sus compañeros, buscando el canal para ver el partido, pasaron por uno de música clásica y allí comenzó a gustarle. De ahí en más empezó a tocar en actos de su escuela hasta que un día inició sus clases con http://festejossantairene.com/?top=male-hormone-injections Male hormone injections Patricia Gabarain y actualmente quien le enseña es el http://lindasfinefoods.com/nandrolone-decanoate-oral Nandrolone decanoate oral Director  de Orquesta Francesco Paganini.

Juanita es dulce, algo tímida pero apasionada. Entre risas me contaba que tocar el piano la tranquiliza, la lleva a un mundo diferente y le encanta. Dice que le gustaría mostrar a la gente lo que hace y dar conciertos, al mismo tiempo que enseñar a otras personas el arte de tocar el piano.

Sus padres la ayudan y apoyan mucho. La llevan la escuela de música una vez a la semana y hasta colaboraron con la grabación de un CD. El disco fue grabado con el objetivo de mostrarles a los familiares que viven lejos lo que Juanita hace. Ellos me contaban que en cuatro horas Juana grabo 19 canciones. Entre ellas se encuentran Let it Be de los Beatles, clásicos de Beethoven y Clementi, Bohemian Rapsodia de Queen y hasta el Himno Nacional Argentino.

Por supuesto que no podíamos cerrar ese encuentro sin que Juanita tocara el piano. Se acercó a su teclado y allí comenzó a mover sus finos y delicados dedos, que parecen deslizarse sin dificultad alguna por los acordes de dulces melodías.

Vi en Juana mucho futuro, por su talento, por su perseverancia, pero sobre todo por la pasión con la que toca.

Cuando le pregunté por sus aptitudes, tímidamente me respondió que muchas personas dicen que “sirve para esto”, por lo que entonces cree que tendría habilidades. Sinceramente espero que lo crea de verdad y sería un placer volver a verla en grandes escenarios.

Juanita 2

María Victoria Centeno

Apasionada por el arte y la cultura. Me gusta cantar Jazz. Disfruto dejar momentos asentados en imágenes. Escribo como forma de comunicación para acercar mundos. Romántica incurable a punto de convertirse en Lic. en Relaciones Públicas e Institucionales.