Moda

Julio Le Parc, Hermès y un largo camino entrelazados

Por Florencia Actis Alesina

Amamos el arte. Amamos la moda. Anavar side effects in females Y amamos ese resultado que se genera cuando un artista, en lo más profundo de su atelier, se encuentra con un director creativo de una firma reconocida. Toda esa exploración, percepción y experimentación deja de pertenecerle a un público selecto para llegar a las grandes masas de la sociedad. Y esto es Exemestane flu like symptoms gracias a la moda. De eso se trata, quizás muchos no sabrían quién es http://steroidsbesthgh.com/hgh-supplement-reviews-2012_9a/ Hgh supplement reviews 2012 Julio Le Parc, a pesar de ser argentino, si no fuese porque http://steroidsbesthgh.com/test-e-anavar-stack_pj/ Test e anavar stack Hermès se fijó en él.

http://steroidsbesthgh.com/letrozole-and-weight-gain_sh/ Letrozole and weight gain Diez series de seis pañuelos cada una componen la cuarta edición de las colecciones Hermès Éditeur donde la tradicional marca busca reconocer el trabajo de oficio del artesano junto con la creatividad del artista. Para eso, la casa francesa contrató a diferentes artistas a lo largo de estos años. Entre ellos se utilizaron obras del http://steroidsbesthgh.com/which-organ-secretes-gonadotropin-releasing-hormone_ml/ Which organ secretes gonadotropin releasing hormone alemán Josef Albers, el francés Daniel Buren y el japonés Hiroshi Sugimoto.

Ahora bien, ¿Cómo nació esta fusión entre el mendocino http://steroidsbesthgh.com/200-mg-testosterone-cypionate-per-month_i3/ 200 mg testosterone cypionate per month Julio Le Parc y la reconocida firma francesa Hermès?. http://steroidsbesthgh.com/armodafinil-vs-modafinil-vs-adrafinil_hx/ Armodafinil vs modafinil vs adrafinil Pierre- Alexis Dumas, fue el responsable de ella. Director artístico desde 2009 y sexta generación de la familia que fundó la maison, Pierre descubrió la obra de Julio en una exposición del Growth hormones side effects Palais de Tokyo en Paris a principios del año 2013. How to take dianabol for beginners Su manera de trabajar el color a través de la superposición, la torsión y en el entrelazado fue lo que lo apresó. Enseguida supo que la obra de Le Parc, La Longue Marche, debía estar en los pañuelos de su gran empresa. La forma de trabajar el color a través del “à-plat” (aplicación plana y uniforme) se adaptaba perfectamente con la serigrafía, técnica que utilizan en la casa francesa desde hace años para lograr estampar el dibujo de papel a la seda.

La Longue Marche, obra originaria de los años 70, está compuesta de 10 lienzos rectangulares de 2 metros de alto ordenados de manera secuencial donde todos los elementos como el color, el contraste entre ellos y la torsión de los diseños se hilvanan de manera perfecta para recorrer un camino. Por medio de esta metáfora, Julio Le Parc representa la marcha de su abuelo inmigrante, la de sus padres y la propia recorriendo Buenos Aires, París y Mendoza. En esta conjunción de entrelazados que unen una historia de familia, es donde Hermès se ancló para su colección. En sus pañuelos, el mendocino alude a los que usaba su abuelo, Joseph Marie Le Parc, para preservarse del hollín que despedía la locomotora que manejaba cuando era empleado ferroviario. Los mismos pañuelos que hoy usa Julio para cuidar sus cuerdas vocales.

Luego de dos años de trabajo, aproximadamente, entre Le Parc y Dumas, el resultado es una colección exquisita de 60 carrés distintos donde el artista plasmó su obra luego de explorar la pieza original y cambiar el orden de los colores permitiendo nuevos escenarios visuales. Es así como estos pañuelos se dividen en dos grupos: los que desarrollan los 14 colores del prisma cromático y aquellos que fueron elaborados en negro, blanco y gris.

El trabajo posterior le correspondió a Hermès imprimiendo a través de la técnica de serigrafía los diseños de Le Parc en sus pañuelos de seda. Un trabajo artesanal donde el oficio minucioso y detallado de algunos de los 11.000 empleados de la talabartería realiza desde que se fundó la firma. Luego de ser expuestos en el Museum der Kulturen de Basilea en Suiza salieron a la venta por (¿tan sólo?) 7000 euros cada uno. ¡Quien pudiera!

Florencia Actis Alesina

Entusiasta de la Moda. Periodista y Diseñadora de Indumentaria. Amante de los detalles y fiel a los clásicos.