Música

Jungle: el triunfo de la música, una vez más

Por Gervasio Guiñazu

Manchester, 10 de Octubre de 2013. Una multitud, entre los cuáles se encuentran críticos de http://southamptonfreelibrary.org/buy-steroids-houston-tx buy steroids houston tx NME y http://www.nursesnow.com.au/oem/cheap-microsoft-office-2008.html cheap Microsoft Office 2008 Rolling Stone, se agrupa en http://narissadoumani.com/oem/purchase-nikon-camera-control-pro-2.html purchase nikon camera control pro 2 The RoadHouse, donde se dará el debut de dianabol every other day Jungle en vivo. Las 600,000 views de su video dianabol nolvadex clomid cycle Platoon y el adelanto de su próximo single http://www.nursesnow.com.au/oem/purchase-adobe-flash-cs3-professional.html purchase Adobe Flash Cs3 Professional The Heat han generado una expectativa que hacía tiempo no se daba en UK.

Y es que esta gente que espera ansiosa la salida de buy cyberlink power2go 10 platinum Jungle no les conoce ni la cara. Lo único que han visto es a una niña negra que podría ser una de los Jackson 5 y dos hombres, también negros, que bailan una coreo en patines ¿Serán estos los famosos J and T? Su música pega a la perfección con esa imagen de Ganster-Disco-Arrogante. Las luces se apagan, los primeros acordes se hacen escuchar y el resto pasa a formar parte de la historia.

Josh y Tom son amigos desde los 9 años. Crecen juntos, se inician musicalmente juntos y luego de su paso por http://southamptonfreelibrary.org/steroids-prices steroids prices Born Blonde (recomendadísima banda previa a Jungle) deciden llevar adelante un proyecto propio. Habiendo dado algunas vueltas por la escena musical londinense y conociendo músicos a lo largo de este tiempo, deciden que cutting prohormone stack Jungle será un colectivo de artistas en donde ellos, bajo el pseudónimo J and T, serán el alma creativa, priorizando la estética musical y audiovisual de su propuesta.

Uno a uno van cayendo los singles, los cuales se viralizan rápidamente y nadie sabe quiénes están detrás de http://narissadoumani.com/oem/buy-online-autodesk-quantity-takeoff-2013.html buy online autodesk quantity takeoff 2013 Jungle. Más de un crítico ingles se sorprende cuando ese 10 de Octubre en vez de ver en el escenario a la reencarnación de Earth, Wind and Fire, dos pibitos bien pálidos dirigen la batuta de un grupo de desaliñados con una oportunidad, hacer triunfar a la música.

Y en orden de lograr este triunfo idearon la campaña de marketing menos marketinizada de la historia. Con los videos de cheap Mixed In Key 7 Platoon y http://www.flexmail.eu/steroid/26/dianabol-health-risks.html dianabol health risks The Heat, en donde predominan los actores de raza negra mezclados con ese particular revival que va desde el falsete de Bee Gees hasta el Groove de Earth Wind and Fire, ya habían logrado llamar la atención, no solo de la prensa especializada sino de miles y miles de usuarios que viralizaban sus videos. Ahora y retomando una historia más conocida como lo fue el famoso “WHO THE FUCK ARE ARCTIC MONKEYS?”, toda Inglaterra se preguntaba lo mismo con respecto a Jungle. Y no iba a terminar aquí.

El tercer lanzamiento Busy Earnin’, ese adictivo himno disco ochentoso, fue la piedra fundamental para adueñarse completamente del oído Inglés. Y ese 10 de Octube de 2013 lograron lo que querían, presentarse frente a miles de personas sin ser conocidos.

Ahora bien, vamos a lo importante. Su disco debut fue lanzado en Julio de 2014 y recibe el mismo nombre de la banda, siendo anticipado por un tráiler épico-disco que daba más lugar a la incógnita. En solo 12 temas, J and T logran lo que toda lo que escuela australiana y londinense no lograron hasta ahora: hacer el mejor y más variado revival de nuestros tiempos.

El comienzo con The Heat anticipa lo que será un experiencia corporal degastadora, es imposible no bailar al ritmo de cualquier tema de este disco. Recordemos que a su lanzamiento ya conocíamos gran parte de los temas, y ahí estaba el verdadero desafío, superar a Busy Earnin’, Time o The Heat, tres singles que ya estaban totalmente instaurados en el inconsciente colectivo del público. La primer grata sorpresa es Accelerate, segundo tema del disco que se ubica entre The Heat y Busy Earnin’ y no se les achica. El arreglo de voces de J and T debe ser al menos el mejor del disco y, tal cual pasó en los ‘70, nos dan muestra de que nos necesitamos tantas computadoras para hacernos bailar sino mucho Groove.

A medida que Jungle (disco) avanza vemos como la pareja logró mezclar componentes de diferentes épocas y hacerlos funcionar como un todo. En la impronta ochentosa de Busy Earning y Julia nos encontramos con una ola de sintetizadores que podrían ser parte del OST de Rocky. Más adelante la impronta retro-funk de Time nos atrapa con un marcado tempo a lo largo de casi 4 minutos. Son of a Gun toma algunas bases clásicas de Hip Hop y las envuelve de Groove con arreglos de voces y guitarras.

Es cuando pasan todos los hits que realmente nos encontramos con el sentido que J and T le dan a la música, los temas que menos relucen son los que mejor nos muestran la idea musical que la dupla nos tiene preparado. Lucky I’ve got what I want, Accelerate y Lemonade Lake, son una mezcla perfecta de estética revival con composición moderna. Y creo yo los tres puntos más altos del disco (si Busy Earning fue el mejor tema del 2014) y que reflejan realmente el camino que tomará su música, si pueden seguir siendo dueños de ella.

No podemos llegar a imaginarnos como sería un segundo disco de este barco capitaneado por J and T. Jungle da la sensación de ser una banda tan versátil, por su concepción y su forma de entender la música, que si miramos hacia adelante solo vemos más Busy Earnin’. Y mientras pensamos que lo superamos y no podemos dejar de escucharlos, parece que el 2015 les tiene preparada una visita por Argentina. La única que nos queda es ahorrar y bailar hasta que eso pase.

Gervasio Guiñazu

Nada en el mundo es más lindo que encontrar a tu próxima banda favorita. No quiero ser tu amigo si no llorás al menos con tres de tus canciones preferidas. Si no hay Pink Floyd, que no haya nada.