Música

La pasión según Dave Grohl

Por Jose Heinz

Estamos acostumbrados a verlos en situaciones graciosas en sus videoclips, pero la historia de los Foo Fighters tiene más aspectos trágicos que humorísticos. Aunque algunos trascendieron y otros quedaron encerrados puertas adentro, cada uno fue significativo para el presente que acusa la banda liderada por Dave Grohl. Esas y otras cuestiones aborda Back and forth, un documental obligatorio no sólo para los fans del grupo, sino para todos aquellos que sientan empatía con el rock, su estilo y sus formas de vida.

Con dirección de James Moll y producido por Nigel Sinclair, dos tipos que conocen muy bien el paño cuando se trata de material audiovisual sobre rockeros, Back and forth es la historia de una agrupación que en algo más de una década pareció experimentar varias carreras simultáneas. Vamos a ser testigos desde el ingreso de Grohl como baterista a Nirvana hasta la grabación analógica de Wasting Light, el último disco de Foo Fighters, del cual se toma prestado el título de una de sus canciones para el documental. Esa línea de tiempo abreviada sirve para comprender lo que en verdad propone el material, porque decir la historia del grupo es casi lo mismo que decir la historia de Dave.

“Aprendí mucho de la escritura de canciones a raíz de Kurt”, se escucha pronunciar a Grohl al comienzo, mientras la pantalla nos muestra imágenes de archivo, y la frase nos sitúa en lo que vendrá después. Un baterista que disfrutaba de cantar, tocar la guitarra y componer. Eso era básicamente el Grohl post-Nirvana, por eso la muerte de Cobain sólo pudo paralizarlo por algunos meses. Apenas recobrado el entusiasmo, grabó en un 24 pistas el demo que tiempo después sería el primer disco de FF. A partir de allí formaría una banda para acompañarlo en las giras y la rueda sería imparable desde ese punto.

Foo Fighters en Argentina

Todo lo que vendrá después –problemas internos, despidos y partidas voluntarias de integrantes, excesos, vacíos creativos, renacimientos– es revelado en Back and forth con una mirada honesta, que observa hacia atrás con melancolía pero sin concesiones. Todos los miembros de Foo Fighters tienen su participación, incluso los que se fueron en malos términos.

Más allá del valor testimonial, Back and forth es impecable en lo técnico. La imagen, la edición y los registros de archivo son insuperables. En pocas palabras, es un merecido homenaje a uno de los últimos baluartes del rock clásico. Para ver en pantuflas, con alguna botella cerca, como para que la nostalgia nos agarre preparados.

Podes comprar el DVD en Amazon, haciéndo click acá

Jose Heinz

Música y arte con tanta simpleza como sabiduría. Todos pensábamos que su user de Twitter era por su fanatismo por Radiohead, pero no. Periodista en La Voz.