Libros

La vida entre los hipódromos

Por Victoria Kennedy

Desde que comencé a leer los libros de Nora Roberts -ya van cuatro-, me atraparon sus historias, a pesar de los similares argumentos en la base de las novelas. Siempre románticas, con protagonistas (siempre mujeres) que no encuentran su rumbo en la vida, que se alejan de su mundo a otra ciudad o pueblo al que terminan haciendo propio y donde encuentran una historia aterradora que crea suspenso. Los hombres que aparecen son muy seguros de sí mismos, ayudan a la protagonista a valerse por sí sola, se enamoran y, en general, terminan juntos y felices.

traiciones coverOK

Traiciones no se aleja de esta trama en común, pero lleva una historia atrapante y un suspenso que te obliga a llegar hasta el final. Cuando Kelsey Byden conoce a su madre, Naomi Chadwick, su vida y su personalidad cambian y encuentra, no sólo al amor de su vida, sino también su mayor pasión: los caballos y las carreras. El mundo de los hipódromos que Roberts retrata perfectamente.

Kelsey se acaba de separar. No encuentra el camino en su vida, cambia de trabajos constantemente y siente que no encaja en su familia. Familia cuya prioridad son las apariencias y mantener el apellido intacto, sin asperezas, o por lo menos es así como lo ve su abuela paterna, quien lleva las riendas de la familia.

Todo cambia cuando Kelsey recibe una carta de su madre, a quien creía muerta. Desde ese punto, la vida de la protagonista cambia rotundamente.

Nora Roberts, casada joven con dos hijos, decide dejar su trabajo de secretaria para ocuparse de su familia. En ese tiempo comienza a escribir y se convierte en la autora de este libro y de varios best sellers en pocos años.

Al libro lo leí en un día y medio, es completamente atrapante desde el principio por su trama romántica, y con una línea paralela de suspenso que me mantuvo alerta, sintiéndome Sherlock Holmes durante toda la lectura, sospechando de todos y cada uno de los personajes.

Victoria Kennedy

Periodista y amante de los espectáculos y las artes. Leer, escuchar, ver espectáculos es lo que hago por diversión y por eso lo llevo al papel, porque escribir es mi mayor interés.