Система микрокредитования физических лиц сформировалась и получила широкое распространение всего каких-то 5-6 лет назад. Что это дало обывателю? Например, на данный момент вы легко можете получить займ на карту мгновенно круглосуточно без отказа 50000, а это, согласитесь, является очень серьёзным показателем успешности работы системы микрозаймов. Никогда раньше деньги в долг нельзя было получить настолько просто.
#TEDx Sociedad

Las cosas pasaron en @TEDxCordoba

Por Carola Cinto

Fotos de Agustín Gómez

La esperamos, nos preparamos, la vivimos, la disfrutamos y ya pasó. La 4ta edición de TEDx Córdoba el sábado 23 de agosto, tuvo todo y más, de lo que esperábamos.

Esa noche me costó dormirme un poco. Yo que nunca había estado en un TEDx, miles eran las cosas que me venían a la mente acerca de qué iba a pasar ese día en el Teatro Real. Cuando sonó el despertador me levanté como si hubiese dormido toda la noche. La ansiedad y el entusiasmo tenían efecto de 20 litros de café y un shock de adrenalina. Cuando llegué al teatro cientos de personas esperaban haciendo fila uno atrás de otros, inquietos se escuchaban comentarios de “dicen que va a estar increíble” “quiero entrar ya, no aguanto más”. Yo, cada vez más ansiosa.

De repente nos empezamos a mover y bajo el techo del Teatro ya, los chicos TEDx (uniformados con remeras rojas) nos repartieron nuestras cintitas y una bitácora. Cintitas había de todos los colores y la mía era verde y rezaba: “tedero amigo”. Cuando leí eso fue como un plus más de ansiedad y emoción. “Amistad: Afecto personal, puro y desinteresado, compartido con otra persona, que nace y se fortalece con el trato.” FORTALECE con el trato, eso significaba no sólo que iba a compartir muchas experiencias sino que también iba a ser diferente cuando saliese de ese rato de amistad.

Y así fue. Como una especie de montaña rusa donde te da vueltas no sólo los pelos si no también la cabeza, el estómago, el alma. Cuatro fueron los recorridos de esa tarde, cuatro temáticas que atravesaron transversalmente todo lo que encontraban  a su camino.

El puntapié inicial fue la importancia de los mentores, los emprendedores de cada día, nuestros padres, amigos y el apoyo de los más cercanos en la vida de quienes se animan a innovar. El bloque arrancó con Oberto y la importancia del “éxito invisible”. Encontrar ese lugar en donde te haces indispensable en un equipo, por más que sea desde las faltas, los bloqueos y no desde los tantos. Luego le tocó a Lucas Toledo con su innovadora GiBike que nos invitó a “hacer foco” y a nunca tener miedo a soñar. Bio4 junto a Manuel Ron crearon la primera planta cordobesa de producción de bioetanol a partir del maíz y la idea de que “hay que conectarse con uno mismo para que sepamos qué nos hace falta para alimentar el alma”. En el último momento Ricardo Bertone se las traía con su “Salir de la anestesia”: La idea de que el arte DEBE ser un anti-anestésico, «Podemos provocar, dar esa trompada (artística), pero salir de la anestesia es decisión del anestesiado» nos anticipaba lo que se vendría en el próximo bloque.

Las multifacetas de Fabricio Oberto

En el segundo bloque nos quedó que educar es una acción que envuelve varios aspectos de nuestra vida. Es buscar mejorar, crecer, superarse, integrarse y aprender de las experiencias y de los otros. Israel Cinman, director y fundador del Instituto Cinman, usó la mejor estrategia. Comenzó por la “teoría” y terminó con todo el Teatro Real poniendo en práctica con globos y cordeles la idea de la comunidad de soñadores que une esfuerzos y alcanza más resultados.  Luego de esta “fiesta”, nos pusimos más serios y apareció Norma Castagno con la idea del “diálogo con los alumnos para construir una educación mejor”. Como una especie de “contestación” a esta idea de una escuela distinta pero necesaria en fin, Gabriela Bernardis nos sorprende con “la escuela no es necesaria para sobrevivir” y la idea de una educación “en casa” y adaptada a la elección por parte de cada niño según el proceso que viva en ese momento. Para cerrar se venía una bomba: Gaby Herbstein y “el poder de las imágenes para crear conciencia”. Muchos la esperábamos como una de las grandes perlitas del día pero la lectura no le cayó simpática a parte del público y se mostró un poco tímida en el escenario. Sin embargo, sus imágenes hablan por sí solas y sus creaciones deslumbran. Su experiencia nos enseñó que uno puede hacer lo que le gusta y aportar su grano de arena a la sociedad, trabajar con conciencia, dejarse llevar por la creación y vivir en armonía con el medio.

Gaby Herbstein, con su cámara conectada al mundo

La tercera parte (a mi criterio el mejor de los mejores), empezó con Rayos Láser y cuatro canciones acústicas que dejaron ganas de escuchar un poco más. “Tabúes” llamamos a este bloque en una charla que tuvimos en uno de los breaks donde rebobinábamos lo que había pasado y lo que NOS había pasado momentos anteriores. Aquello de lo que no se habla por miedo, por vergüenza o de lo que se habla con “des-conocimiento”. Bia Fioretti nos habló del parto humanizado y la importancia de romper con ciertas “formas” impuestas a la hora de dar a luz. El bloque fue en ascenso: siguió Ricardo Iacub con el “erotismo en la vejez” tomado desde un punto que logró hacernos tomar cociencia y hasta reír a todos de algo que muchas veces nos avergüenza y nos da “asquito”. “Vivir 100 años” en cantidad y calidad nos dejó Carlos Presman.

Por último, la frutilla del postre Camila Sosa Villada y un relato conmovedor que dejó a todos los que estábamos ahí con un nudo en la garganta y unas ganas terribles de abrazarla. El valor de escuchar a Camila estuvo en conocer su historia sin maquillar la crudeza, con la entereza de una gran actriz que seguramente marcará todos los escenarios que la reciban. Su vida, los dichos de su padre, sus decisiones y esos duros momentos que la prostitución tiene reservados para quienes la viven. Ella, su voz temblorosa, las lágrimas del público y la respiración contenida de un teatro colmado aplaudieron de pie a una personalidad que supo sobrevivir al dolor y enfrentar la vida; crecer de pie y sin ayuda, como los árboles del parque que la acobijaban por las noches más frías. De pie la despidieron y así terminó esta tercera ronda de oradores, que comenzaba a palpitar el final.

¿Cómo iban a hacer para remontar después de esa pesadumbre que te queda en el pecho al escuchar semejante historia? El famoso “IceBucketChallenge” se hizo presente. Oberto hizo que toda la audiencia se cruzara a la Plaza San Martín para filmar, sacar fotos y acompañarlo en el desafío. Oberto hizo bien la tarea, previamente depositó una suma de dinero para los enfermos de ELA (aplausos para él)

Por si alguien había quedado angustiado luego del bloque anterior, el que siguió le puso mucho humor. Empezó con Hecatombe al escenario y con su “Una jodita que salió bien” que puso de nuevo al público en sintonía con lo que venía después. ¿Se puede comprar la felicidad? Nos preguntaba Martín Tetaz y directamente desde París, Léa Peersman Pujol nos daba una lección a no tener miedo a las preguntas por que desde ellas viene el aprendizaje. Entre medio de ellos, Esteban Mirofsky nos mostraba otra manera de hacer política, donde lo fundamental es la transparencia y la participación de los ciudadanos. Dejó en claro que en para un Gobierno Abierto,  implementar la transparencia en la participación no cuesta tanto, sino que se trata, más bien, de una decisión política.

En el final, Babel recursos artístico oscureció el teatro para hacer una increíble puesta lumínica. Una combinación de danza, teatro y leds de colores fue el broche que conectó el cierre.

La jornada terminaba y ya no quedaban más oradores para escuchar. Otro TEDx se despedía, pero con la ovación del público, el equipo de TEDx Córdoba subió al escenario para acabar con ese recorrido “revuelto” de emociones y sensaciones.

#ConectadosLasCosasPasan fue el leitmotiv de esa edición que ya se nos escapaba de las manos. La sensación que flotaba en el aire era esa, todos los que compartimos ese día estábamos conectados. Todos habíamos llegado a ese lugar con expectativas, ansiedad, pocas horas de sueño. Todos habíamos transcurrido la tarde como en una montaña rusa, de a momentos vías rectas, más tranquilas pero siempre con alguna sensación, como esperando el momento en que esa rectitud se convierta en una vertiginosa bajada. Todos volvimos a casa revueltos de sensaciones, pensamientos, ideas que pareciera que no van a dejarnos nunca. Algo cambió, algo se movió para no volver nunca a donde estaba.

Mira nuestra galería completa en Facebook

Carola Cinto

Algo que empezó como un pasatiempo, hoy ocupa la mayor parte de mi día. Me gusta escribir sobre Sociedad y disfruto de hacer Entrevistas. Soy Licenciada en Relaciones Internacionales